Colectivos de Galiza, España y Portugal colaboran en el IV Encontro de Contraminacción para enfrentar la minería

La Red contra la Minería Destructiva en la Galicia ContraMINAcción desarrolló durante la jornada de este sábado, 16 de febrero, la parte principal de la programación de su IV Encuentro. En esta ocasión, como ya hemos informado, acudieron representantes de organizaciones y plataformas de toda la Península Ibérica que están enfrentando nos sus respectivos territorios a amenaza, el impacto directo o las secuelas de la actividad minera. Precisamente, esta pluralidad de voces sirvió para tirar varios denominadores comunes que se están dando en esta lucha.
En primer lugar, estamos viviendo a nivel global un auténtico boom de la minería, con la multiplicación exponencial de solicitudes de prospección y extracción. Solo en España, hay unas 3.600 explotaciones mineras en activo, de las cuales 360 están en la Galicia. El incremento imparable del consumo a nivel mundial está llevando la mayores demandas de recursos mineros y al agotamiento de los yacimientos tradicionales. De hecho, las empresas mineras explotan yacimientos cada vez más dispersos y que precisan de métodos de extracción mucho más agresivos por su dificultad de obtención. Y a veces ni eso: se hacen con concesiones solo para especular con ellas y hacer negocio revendiéndolas tras obtener plusvalías o demandando a gobiernos para obtener compensaciones económicas millonarias.
Delante de esta amenaza global que acapara grandes áreas territoriales donde la minería entra en colisión con otras actividades económicas esenciales, como las agroganaderas, o con la propia vida y salud de las personas, llegamos a la conclusión de que la clase política está suspendiendo en su función de defender los intereses generales de la ciudadanía. Diversas testigos explicaron que, con independencia del partido político que gobierne, sea de izquierdas o de derechas, los gobiernos y las administraciones de cualquier rango casi siempre se ponen de la banda de los intereses de las empresas mineras.
Así las cosas, son los colectivos y plataformas sociales quien están defendiendo en solitario los intereses de las comunidades amenazadas o afectadas por la minería. Y lo hacen luchando también contra las propias administraciones, que entorpecen su labor con todo tipo de trabas burocráticas, ocultan información, modifican las normativas y leyes para favorecer los intereses mineros y miran hacia otro lado cuando estas vulneran la legalidad.
De ahí la importancia de este IV Encuentro de ContraMINAcción, pues esperamos que esta primera toma de contacto entre colectivos contra la minaría de Galicia, España y Portugal pueda servir para establecer lazos de colaboración que mejore nuestra capacidad para plantarse hacia una actividad industrial absolutamente insostenible, que arrasa los territorios que explota dejándolos inservibles para #cualquier otra actividad y que, invariablemente, nunca se hace responsable del daño causado ni restaura la destrucción que deja a su paso.
Los colectivos invitados al IV Encuentro son:
Asociación de afectados por metales pesados (Cartagena), Coordinadora No a la Mina de Uranio (Salamanca), La Raya sin Minas (Valencia de Alcántara, Cáceres), No a la Mina en el Valle del Corneja (Ávila), No a la Mina en la Sierra de Ávila (Ávila), No a la Mina en la Sierra de Yemas (Ávila), No en mi Tierra (Zamora), Oro No (Asturias), Plataforma Ciudadana Sierra de Morón (Sevilla), Plataforma Sierra de Gata Viva (Cáceres), Salvemos la Montaña (Cáceres), Salvemos las Villuercas (Cáceres) e Unidos em Defesa de Covas do Barroso UDCB (Portugal).
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS