Colau revisará la deuda del Ayuntamiento para renegociar las condiciones con los bancos

La que será nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, revisará la refinanciación de la deuda del Ayuntamiento pararenegociar las condiciones con los bancos, revisará la composición de Fira 2000 (la instrumental de la Fira de Barcelona), y reducirá de 12 a 6 meses el contrato de telefonía con Telefónicapara obligar a esta empresa «a cumplir los derechos laborales de los trabajadores».  Colau  también quiere estudiar el proyecto de ampliación delcentro comercial La Maquinista «para revisarlo y evitar poner en peligro la futura escuela La Maquinista».

En un comunicado, el equipo de la candidatura Barcelona en Comú, que ganó las elecciones en Barcelona y que trabaja ahora en el traspado de poderes, explica que ha revisado los expedientes presentados por el gobierno saliente y ha identificado cuatro que «son temas clave para la ciudad», por lo que ha decidido revisarlos y valorarlos de nuevo una vez se constituya el nuevo consistorio a partir del próximo día 13.

El equipo de Colau ha tenido acceso a estos expedientes después de que la candidata ganadora exigiese al alcalde en funciones, Xavier Trias, que no se firmaran nuevos compromisos contractuales que hipotecaran al nuevo futuro gobierno. Trias accedió a la petición de Colau y constituyó una mesa de traspaso.

Uno de estos expedientes es el que tiene que resolver la actual composición de Fira 2000, la empresa instrumental de la Fira de Barcelona, ya que, según defiende la candidatura de Colau, la negociación de la composición interna debe liderarla el nuevo gobierno municipal.

También revisará los contratos referentes a la refinanciación de la deuda del Ayuntamiento de Barcelona, ya que Colau quiere «negociar con los bancos y valorar mejores ofertas de financiación».

Para mantener el compromiso que ha adquirido con los trabajadores de empresas subcontratadas por Telefónica, Barcelona En Comú ha anunciado que reducirá la relación contractual de la empresa con el Ayuntamiento de Barcelona de 12 a 6 meses. «Se trata de un contrato que caduca en los próximos días y no renovarlo implicaría la parada del servicio», han explicado fuentes de la candidatura.

Por eso, han decidido reducirlo a seis meses «con la voluntad y el compromiso de revisarlo para hacer cumplir los derechos laborales de los trabajadores desde el diálogo de BComú con Telefónica».

La candidatura de Ada Colau ha informado de que gran parte de los expedientes presentados en la mesa de traspaso son de gestión ordinaria y se aprobarán de forma urgente antes del 13 de junio. «No renovarlos implicaría detener servicios, no pagar las nóminas de trabajadores o poner en peligro la viabilidad de algunas entidades», concluye el comunicado de Barcelona en Comú.

Agencias

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS