Colau culmina la privatización de los Servicios Funerarios de Barcelona

El proceso de privatización se inició en 1997 cuando PSC, Iniciativa y ERC privatizaron el 49% de las acciones de SFB, que entonces era una sociedad anónima 100% municipal, una vez había dejado de ser del Instituto Municipal de Servicios Funerarios.

Posteriormente, en 2010, los mismos grupos -PSC, Iniciativa y ERC- llevaron a cabo la venta de otro trozo de SFB, un 36%. El Ayuntamiento de Barcelona se quedó pues sólo con el 15% de la empresa, dejando de tener el control.

Ahora, en 2020, son de nuevo estos grupos los que privatizan el servicio de forma definitiva. Y hay que decir, sin embargo, que durante el mandato del alcalde Trias ya se intentó esta venta del 15%, pero en aquella ocasión los grupos que ahora han completado la privatización -votada en el pleno del viernes con la oposición de las fuerzas de derecha- decidieron impedirlo argumentando que estaba en contra de la privatización. El concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica y presidente de Cementerios de Barcelona, Eloi Badia, justifica la privatización afirmando que «el Ayuntamiento no quiere participar de un negocio«.

Los trabajadores de los servicios funerarios defienden, sin embargo, la municipalización y se preguntan cómo con esta venta se controlarán mejor los precios, como se garantizarán los puestos de trabajo, como se garantizará mejor el acceso en casos de familias con precariedad económica, etc,

Los Tanatorios de Les Corts, Collserola y Sant Gervasi son de propiedad municipal, con concesión de gestión privada. Con esta venta, el Ayuntamiento de Barcelona se desentiende de su gestión, su mantenimiento y su control.

 

Fuente

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS