Colau adjudica la mitad de la atención domiciliaria a un fondo radicado en un paraíso fiscal

Como ocurre con prácticamente todos los servicios públicos municipales, el gobierno de Ada Colau, en lugar de municipalizarlos para que dejen de ser fuente de beneficio privado, ha adjudicado para el Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) un millonario contrato de 96’3 millones por dos años a Servisar, filial del grupo DomusVi, cuyo principal accionista es el fondo de inversión Intermediate Capital Group. La matriz del fondo se encuentra en la isla de Jersey (Canal de la Mancha), un paraíso fiscal según la Agencia Tributaria española.

El gobierno de Ada Colau ha adjudicado un millonario contrato para el Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) a Servisar, filial que pertenece a la multinacional francesa DomusVi, que tiene como principal accionista al fondo de inversión Intermediate Capital Group. La matriz se encuentra en la isla de Jersey (Canal de la Mancha), un paraíso fiscal para España. El contrato a Servisar asciende a 96,3 millones por dos años, según informa el digital Metrópoli Abierta.

Según el citado medio fuentes municipales habrían asegurado que la empresa cumple con todos los requisitos legales y que no se la podía excluir del concurso porque Jersey no figura en el listado de paraísos fiscales de la Unión Europea. Esta información no se corresponde con la lista publicada por la Agencia Tributaria española, donde sí aparece Jersey como paraíso fiscal.

 

Actualmente, el SAD atiende a unas 24.000 personas. El precio total de la licitación es de 199’3 millones de euros. Servisar se hizo con los lotes 2 y 4, correspondientes al Eixample y Gràcia (lote 2) y a Sant Martí y Sant Andreu (4). Tras el nuevo contrato, han quedado fuera las empresas Valoriza y Clece, de los grupos Sacyr y ACS, respectivamente.

Los otros dos lotes (1y 3) han ido a parar a manos de Suara, una empresa cooperativa que gestionará la atención domiciliaria en el resto de distritos de la ciudad por dos años con coste de 99 millones de euros.

La Federación de Asociación de Vecinos de Barcelona (FAVB) ha puesto el grito en el cielo por la adjudicación. Hay que recordar que DomusVi está en entredicho por su gestión de residencias en la crisis sanitaria del coronavirus, con decenas de muertos y equipamientos intervenidos. En abril, Infolibre publicó que acumulaba más de 150 fallecimientos en ocho centros. DomusVi está siendo investigada, además, por un presunto maltrato a mayores.

 

 

 

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS