Co.bas reanuda la lucha por la readmisión de la compañera despedida en Blaumar de Salou

Publicidad

Co.bas de Tarragona continúa luchando en Salou para que se readmita a una afiliada que fue despedida el 2 de diciembre del 2015. 

DE NUEVO co.bas, REANUDA LOS ACTOS DE PROTESTA EXIGIENDO LA READMISIÓN DE LA COMPAÑERA DESPEDIDA EN EL HOTEL BLAUMAR DE SALOU

Co.bas de Tarragona continúa luchando en Salou para que se readmita a una afiliada que fue despedida el 2 de diciembre del 2015. Tres meses después de que acabara la temporada. La idea era quitársela de la empresa antes de que comenzara la actividad de este año, o sea, antes de que comenzara la faena en Semana Santa. Por eso, durante las fiestas, un grupo de 20 personas del Sindicato, junto con la compañera despedida, estuvo cuatro días alternativos frente al Hotel Exigiendo su readmisión.

Este Hotel es el  Blaumar cuyo dueño es el Señor J. Miarnau Banús, que pertenece a una familia de la gran burguesía de Catalunya, dueña de varios hoteles en Salou y de la constructora COMSA. A primeros de junio salto a los medios por encontrarse entre los defraudadores en las listas de los Papeles de Panamá. A los Miarnau se les calcula una fortuna de más de 1.000 millones de euros.

María, la trabajadora despedida, venía desempeñando funciones de limpiadora de habitaciones, y lleva nueve años trabajando en esta empresa. Descaradamente ha sido despedida por estar afiliada a nuestra organización sindical y por hacer uso de sus derechos, habiendo reclamado en su día, categoría y remuneración superior, cosa que la empresa tras ser denunciada hubo de reconocerle y aumentarle el salario.

Así mismo, posteriormente, por medio de la información de nuestra afiliada María, CO.BAS, nuestro Sindicato, junto con ella, tramita nuevas denuncias por exceso de jornadas de trabajo, por no respetársele los descansos semanales y también por algunas otras cuestiones relacionadas con abusos e incumplimiento de esta empresa, cuyas denuncias tienen constancia en la Inspección de Trabajo, desde donde se le levantó acta de infracción.

Se interpuso la demanda contra el despido, y en el Departament de Treball de la Generalitat, la empresa reconoció la improcedencia del mismo, ofreciéndole dinero para que abandonara su puesto de trabajo.

Trabajadora y Sindicato exigimos la readmisión por ser un despido, no sólo improcedente, como así mismo la empresa ha reconocido, sino porque  además es un despido arbitrario que persigue quitarse de encima una trabajadora que se atreve a exigir sus derechos laborales. La trabajadora no quiere el dinero que la empresa le ofrece sino su puesto de trabajo y, para ello el Sindicato está desarrollando una campaña, no sólo por su readmisión, sino también por los abusos laborales y económicos que en la hostelería se vienen cometiendo sobre el conjunto de los y las trabajadoras.

Nuestra organización sindical COBAS, está dispuesta a emprender una campaña de denuncia de la situación de acoso y explotación que se está produciendo en la hostelería de Salou y estamos estudiando las formas para dar una respuesta de lucha unitaria y masiva para exigir que se respecte el convenio.

Sin embargo tenemos una muestra más del papel sumiso de CC.OO y UGT, en base a los intereses de la patronal de hostelería. Los dos principales sindicatos, con una representatividad sindical mayoritaria, pero ficticia en el sector en la mayoría de los casos, pues en las elecciones sindicales, los representantes suelen ser designados por las propias empresas. De modo que cuando hay motivos para convocar una huelga general en el sector, para exigir que se respecte el convenio sin que se viole ni una sola de sus medidas, estas dos organizaciones sindicales, una vez más, muestran su naturaleza de colaboración con las empresas, dedicándose a mirar para otro lado, mientras acontecen abusos laborales  de escándalo:  están desmantelando las plantillas de las limpiadoras de empresa y se están sustituyendo por trabajadoras de empresas subcontratistas del ramo de la limpieza. A estas les obligan a trabajar jornadas superiores a las jornadas contratadas, sin que se les abone las horas extraordinarias que hacen demás, no se les respectan los descansos semanales, los cuadros de horarios no existen o se hacen de un día para otro, Cada vez, cada año, se reduce personal, no ya con la misma faena, sino incluso siendo superior, con los hoteles más llenos de clientes, incrementándose las habitaciones que han de limpiar y preparar.  La explotación escandalosa, sin límite, ha puesto de moda el destajo en la limpieza y arreglo de habitaciones, pagándose la habitación de un cliente a 2 euros y a menos.

Por todo ello nuestro Sindicato, COBAS, desde el día 14 de este mes de junio ha comenzado las  jornadas de protesta y denuncia, en el Paseo Jaime I, frente al hotel Blaumar, donde se coloca una pancarta que denuncia el despido y exige la readmisión; se reparten cientos de octavillas en Castellá y en inglés, se explica constantemente con megafonía él conflicto y se gritan consignas continuamente para su readmisión. Unos turistas belgas aplaudían nuestra denuncia y nos manifestaban su indignación por cómo estaban viendo que se trataba a los trabajadores por parte de los responsables de los hoteles.

A  partir del próximo mes de julio  se le dará más continuidad a los actos de protesta.

Todo y así, el día 13 de julio en que se celebrará el juicio, estamos seguros de que se resolverá con la nulidad del despido y la obligatoriedad de la empresa a tener que readmitir a María. Si no fuera así, continuaríamos la lucha hasta lograr su readmisión.

Acción Sindical de co.bas de Tarragona

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More