Cientos de personas exigen en la calle que la Ikurriña ondee en solitario en el ayuntamiento

El sábado se cumplirá un año desde que PNV e IU izaran, de madrugada, la bandera española en la fachada del ayuntamiento. Un año después la imposición de símbolos ajenos sigue generando malestar entre la ciudadanía de la villa. Esta tarde centenares de personas han participado en una manifestación que ha culminado en el ayuntamiento donde han exigido que o­ndee en solitario la Ikurriña, «única bandera que nos representa a los vascos». Así mismo, han abogado por “la unión de aquellos que estamos a favor de la consecución del derecho a decidir que como Pueblo nos corresponde”.

Pasadas las siete y media de la tarde media docena de dantzaris con banderas nacionales abrían la manifestación por el cambio y en defensa de la Ikurriña. Detrás se colocaba la pancarta con el lema «aldaketa garaia, burujabetza garaia, geurea Ikurriña», portada por una representación del foro ciudadano de Bilbo de Nazio Eztabaida Gunea.

A la cabeza de la manifestación se han colocado entre otros Jon Nikolas, exconcejal de Euskadiko Ezkerra; el ex-jugador del Athletic Ritxi Mendiguren, Luis Muñoz «Piru», miembro del movimiento vecinal; y el sindicalista Jon Fano.

Tras un breve recorrido la marcha ha culminado frente al ayuntamiento donde han arreciado los grito «Ikurriña bai, española ez!» e «Independentzia!». Tras un emotivo agurra a la Ikurriña sendos portavoces de la iniciativa han leido un comunicado en euskara y castellano.

Los portavoces han señalado que Euskal Herria se encuentra ante una oportunidad de cambio y para ello es necesario la unión de las fuerzas que abogan por el citado cambio, “la unión de aquellos que estamos a favor de la consecución del derecho a decidir que como Pueblo nos corresponde”.

A pesar de se una de las naciones más antiguas de Europa, han denunciado que la ciudadania vasca no tiene «la opción de elegir entre todas las ideas, ni la oportunidad de ser elegidos y elegidas; puesto que al parecer el tener una serie de ideas pude dar lugar a contaminación. No tenemos el derecho a la reunión, no tenemos el derecho a expresar nuestras opiniones en nuestras calles, en esta situación de crisis que padecemos; para hacer frente a las situaciones que viven los mas castigados económicamente y para salir de esta situación, carecemos de herramientas y medios. No tenemos la oportunidad de ver libres nuestros símbolos en nuestras instituciones…y todo esto es porque no somos dueños de nuestro destino».

Han subrayado que en esta país son muchas las personas que «queremos salir de la jaula en la que nos encontramos y volar hacia la libertad». Corren tiempos de cambio en Euskal Herria, han señalado, para acto seguido demandar la unión de todas las fuerzas que existan a favor del cambio y encaminarlas hacia la obtención del derecho a decidir.

Así mismo, han recordado que el próximo 4 de abril se cumplira un año desde que impusieron la bandera española en el ayuntamiento de Bilbo. «En favor del símbolo que nos une a todos y todas, hacemos un llamamiento para unir fuerzas a favor de la bandera del cambio. Las personas aquí reunidas pedimos que sea solo la ikurrina la que o­ndee en el ayuntamiento».

Por último, han hecho sendos llamamientos a acudir el Aberri Eguna a la cita de Irun y a colocar ese día Ikurriñas en los balcones.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS