Cientos de miles de trabajadores interinos contratados en fraude de ley en la administración pública empiezan a denunciar su situación

Por Kaos. Laboral y Economía

Los trabajadores públicos con la condición de interinos trabajan para forzar al Gobierno de Mariano Rajoy a readmitirlos en el caso de perder sus plazas tras las mayores oposiciones convocadas por las administraciones este año.

Las oposiciones se harán de forma masiva en ministerios, comunidades autónomas y ayuntamientos, y podrían dejar a una enorme cantidad de funcionarios públicos sin empleo. La criba afectaría a aquellos que no logren la máxima puntuación en los exámenes que se celebrarán a lo largo de este año en casi todas las administraciones públicas.

Dos trabajadores legítimos, una plaza

Para evitar la pérdida de sus empleos, los interinos preparan una demanda masiva que podría obligar al Gobierno a duplicar de forma automática todos aquellos puestos de trabajo que terminen en los tribunales.

La secuencia puede ser tan sencilla como demoledora: un funcionario interino, con varios años de ejercicio en la administración, pierde la oposición, que es ganada legalmente por otro aspirante. El interino acude a los tribunales para obligar al Gobierno a reconocerle su condición de trabajador indefinido. El demandante gana en los tribunales y la administración pública está obligado a readmitirlo.

Los casos no serán aislados. Los propios trabajadores interinos se han quejado de que en esta ocasión, no todos contarán con los incentivos de puntuación en las pruebas. Sólo los que pasen el primer examen de corte tendrán una puntuación adicional sobre el resto de candidatos.

Fraude de ley

Por otra parte, los tribunales ya están reconociendo que una buena cantidad de contratos de interinos se han firmado por fraude de ley. Por tanto, en este caso, la administración contará con dos empleados públicos legitimados para ejercer el mismo cargo. El primero, que ganó su plaza legítimamente en las oposiciones, y el segundo que lo ha obtenido en los tribunales.

Este diario se ha puesto en contacto con el ministerio de Hacienda para conocer el procedimiento que aplicará frente a esta disyuntiva. La respuesta no es clara. El propio ministerio parece desconocer la respuesta pero ha asegurado que analizará “caso a caso”. Es decir, no habrá una respuesta general ni coordinada. Al menos son los planes iniciales mientras una ola de demanda llega a los tribunales.

Unos 100 funcionarios ya han acudido a los tribunales en Asturias para reclamar su condición de indefinidos mientras que la Asociación Nacional de Interinos y Laborales, ANIL, asegura que ha gestionado unas 3.000 demandas judiciales en toda España contra distintas administraciones por el mismo motivo. El sindicato Somos Sindicalistastambién ha animado a los interinos a acudir de forma masiva a los tribunales para que obtengan el reconocimiento de trabajadores fijos. “Si todos los sindicatos llamamos a dirimir este asunto en los tribunales, la avalancha de demandas puede ser imprevisible”, explica su portavoz en Madrid, Miguel Ángel Lorenzo.

Decisión salomónica

Aunque oficialmente la administración no da respuesta sobre la opción que tomaría en este callejón sin salida, fuentes cercanas al ministerio apuntan a una posible decisión salomónica. “El Gobierno tendrá que dar la plaza a quien ganó las oposiciones, pero deberá readmitir al trabajador interino en cualquier otro puesto dentro de la administración”.

El Gobierno no ha ofrecido datos exactos sobre la cantidad de interinos en la administración pero el sindicato Comisiones Obreras calcula unos 700.000, principalmente repartidos en la enseñanza, la salud y en los juzgados. Por tanto, el grueso del problema recaerá, en última instancia, en las comunidades autónomas que tendrán que decidir dónde ubican el excedente de interinos que están dispuestos a luchar en los tribunales hasta las últimas consecuencias.

 

Fuente de la noticia

 

 

-->
COLABORA CON KAOS