El chorizo de León pide que se deje de relacionar con la corrupción

Los productores planean iniciar tareas de lavado de imagen por internet.

Los continuos escándalos de corrupción que casi a diario inundan la actualidad informativa nacional, están salpicando la imagen de uno de los productos gastronómicos estrella de León.

El descenso en las ventas de chorizo de los consumidores particulares tanto de la provincia como del resto del país se está empezando a notar, aunque todavía no se aprecia en el consumo del producto en bares y restaurantes, con un cliente mucho más fidelizado.

Si bien es cierto que las campañas de promoción de nuestro chorizo hechas por personajes como el leonés Jesús Calleja han dejado patente un crecimiento en los índices de venta del mismo, todo ello se está viendo contrarrestado por el tan manido calificativo de «chorizo» a las personas que se ven envueltas en estos escándalos.

Así las cosas, los fabricantes de chorizo de la provincia acaban de constituir la Asociación Leonesa de Productores de Chorizo (ALEPROCHO), encargada de velar por el buen uso de la palabra, así como de la difusión de las bondades del producto. Juan Carlos Carnicero es el presidente de la asociación y ya se ha puesto manos a la obra con las primeras actuaciones, siendo la primera medida a tomar la de iniciar tareas de lavado de imagen por internet.

Según declara Carnicero, «estamos investigando mucho con qué empresa de lavado de imagen por internet podemos contratar, que ya ha habido algún personaje de ese sector actualmente investigado al que han calificado de chorizo, y claro, sería contraproducente». Se pretende también lanzar diversas campañas de marketing que pongan de moda otros usos del chorizo hasta ahora desconocidos. «Lo último de lo último este verano va a ser lucir colgadas del cuello corras de chorizo en lugar de collares», asegura Juan Carlos.

También han puesto en marcha el eslogan “enchorízate”, consistente en restregarse bien por toda la ropa los dedos untados de grasa al terminar de cortar las rodajas para el bocadillo. «Enchorizarse de arriba a abajo, lejos de resultar una cerdada, pasará a ser una de las acciones reivindicativas con mayor engagement de las que se puedan realizar debido a su alto impacto visual», defiende María José Granja, responsable de marketing de la asociación.

Desde ALEPROCHO planean igualmente difundir por la red complementos o plugins de descarga gratuita para los navegadores que cambien automáticamente en los textos, artículos o comentarios la palabra «chorizo» por «mangante», que consideran más apropiada. La asociación ya ha firmado un convenio con Google y con Mozilla para que el complemento venga instalado por defecto tanto en Chrome como en Firefox.

«Habíamos pensado que el plugin cambiara la palabra “chorizo” por “espetec”, que además es un producto que nos hace competencia directa en los supermercados, pero nos hemos echado atrás por la cuestión de la independencia, no vayamos a ponerlo peor de lo que está”, afirma María José.

http://www.dariodeleon.es/actualidad/79-el-chorizo-de-leon-pide-que-se-le-deje-de-relacionar-con-la-corrupcion

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS