Chile y Venezuela. Apropósito de la ayuda “humanitaria”: Olvidos, vacíos de información y mentiras predominan en la “casta” política y los medios de comunicación

Por Máximo Constanzo

Distintos personeros del gobierno y de la “oposición”, incluyendo al Frente Amplio, junto a los medios de comunicación de los grandes grupos económicos, critican al legítimo gobierno de la Venezuela bolivariana y llaman al presidente Nicolás Maduro Moros como dictador. En el último tiempo las críticas apuntan a la insensibilidad (quieren decir en realidad “perversidad”, […]

Distintos personeros del gobierno y de la “oposición”, incluyendo al Frente Amplio, junto a los medios de comunicación de los grandes grupos económicos, critican al legítimo gobierno de la Venezuela bolivariana y llaman al presidente Nicolás Maduro Moros como dictador.

En el último tiempo las críticas apuntan a la insensibilidad (quieren decir en realidad “perversidad”, “malignidad”) del gobierno bolivariano por no aceptar  la ayuda “humanitaria internacional” encabezada por los EE.UU.

La imagen predilecta de los medios es un puente cerrado por alambres y buses ubicados como corta-calles en la frontera de Venezuela con Colombia. Una imagen que rememora la frontera de Corea del Norte o  la frontera de las dos Alemania antes de la re-unificación.

Pero  los medios de comunicación y los “políticos” pro yanquis en Chile, cuando les interesa tienen un enorme olvido, vacíos interesados de información y con ello trasmiten mentiras al por mayor.

Las mentiras

El gobierno chileno recibió en La Moneda a la representante de Juan Guaidó, Guaraquena Gutiérrez para hablar de ayuda humanitaria y lo que gestionaría el gobierno de Sebastián Piñera para sumarse a tan “noble” iniciativa.

Los noticieros, especialmente  TVN, dieron cuenta de la visita y como para “sensibilizar” a la tele-audiencia mostraban imagines de niños desnutridos en un hospital y la señora Guaraquena hablaba de infantes muriéndose de hambre.

En Venezuela hay una crisis, sí, nadie lo niega, hay escasez de bienes materiales, sí, nadie lo niega. Pero de ahí a que la gente se esté muriendo de hambre es una mentira perversa.

Las mismas mentiras trasmite el corresponsal de Radio Bio Bio en Venezuela, describiendo situaciones más parecidas a Somalia, países del medio oriente en guerra o  de los barrios más pobres de Haití, Honduras, Guatemala u otros.

Pero ningún medio de comunicación chileno habla de los efectos del bloqueo económico. Estados Unidos le roba a Venezuela miles de millones en el extranjero y envía 20 millones de dólares en “ayuda humanitaria”, cinismo puro.

La situación es difícil en Venezuela, pero no es diferente a lo que viven muchas realidades de los países latinoamericanos. Es cosa de ver cualquier reportaje serio de la situación social en Perú, Colombia, Honduras, Brasil…. Acá en Chile, si se va al centro de Santiago, en cada salida del metro hay gente pidiendo “limosna”; si vas a hospitales de Chile o de Colombia hay gente amontonada sin soluciones médicas, etc.

La diferencia es que Venezuela está sometida a un bloqueo económico que limita el comercio exterior generando carencias de bienes y en  los otros países de la región (salvo Cuba por el bloqueo), tienen libre comercio con los países que quieran y por tanto pueden traer bienes de consumo de diferentes lugares, es decir la pobreza y escasez existente es por el sistema capitalista y sus injusticias.

Así suma y sigue….

Vacíos de información

En el 2005 el huracán  Katrina azotó Luisiana, dejando a Nueva Orleáns bajo el agua y a decenas de miles de personas sin servicios públicos, con escasa comida y con un gobierno que tardaba en responder a la catástrofe.

Hugo Chávez Frías intervino de inmediato y ofreció enviar un avión lleno de ayuda. Aprovechó además para tirarle un dardo a Bush, presidente de EE.UU., describiéndolo como “el rey de las vacaciones” porque estaba en su rancho de Texas cuando llegó la tormenta.

Ni el gobierno nacional ni el del estado de Luisiana aceptaron el ofrecimiento. Bob Mann, quien era director de comunicaciones de la gobernadora de ese estado Kathleen Blanco, dijo que apoyó la decisión porque pensó que la intención de Chávez no era realmente humanitaria sino que quería hacer quedar mal a Bush.

En el 2013 tenía una visión distinta: “Tal vez debimos aceptar el dinero porque no recibimos la ayuda que necesitábamos del gobierno federal”, expresó.

También los políticos y los medios no dicen que EE.UU. no quiso recibir la ayuda desde Cuba.

Ningún medio habla de que el puente cerrado, el que aparece en las imágenes, desde hace años, desde que se construyó ha estado cerrado por culpa de Colombia, que no ha construido lo que le corresponde para habilitarlo como paso internacional. Los medios de comunicación y políticos no hablan de que las rejas y buses cerrando el paso son colombianos.

Así suma y sigue….

Los olvidos

A Propósito de los comentarios de los diputados Giorgio Jackson, RD y Gabriel Boric, MA, criticando al gobierno de la República Bolivariana Venezuela por no aceptar la pretendida “ayuda humanitaria” que quiere introducir por fuerza en Venezuela, los diputados, por esas cosas de la vida, olvidan que:

Estados Unidos envío armas a la Contra nicaraguense en cargamentos rotulados como “ayuda humanitaria” y al mando de esa operación estaba Eliott Abrams, el mismo que ahora tiene la misión de “restaurar la democracia” en Venezuela.

Olvidan que Pinochet envió armas a Croacia durante la guerra de los Balcanes en containers rotulados como “ayuda humanitaria” y se echó al bolsillo varios millones gracias a eso.

Todo esto se sabe y dicen que es casi un crimen rechazar la llegada de ayuda humanitaria, aun sabiendo de dónde viene y cómo podría instrumentalizarse políticamente.

Ellos, los diputados y los medios olvidan todas las maniobras militares, de propaganda, de guerra sicológica que se han hecho en la historia con el tema de la ayuda humanitaria. Quizás sería bueno que leyeran el libro de Jean Bricmont: “Imperialismo Humanitario: cómo se usan los Derechos Humanos para promover la guerra”.

Las mentiras, los olvidos, los vacíos de información, son parte de la estrategia de los políticos criollos y de los medios de comunicación pro gringos para crear las condiciones de una intervención militar en Venezuela, ya que no pueden derrocar a los bolivarianos desde dentro.

El pueblo chileno tiene algo de memoria todavía y esperemos que en algún momento de nuestra historia los vende patria, los que traicionan a Nuestra América, lo pro gringos no queden en la impunidad.

En algún momento tendrán que responder ante la justicia y la conciencia moral de los pueblos.

El autor es miembro del Centro de Estudios Francisco Bilbao

COLABORA CON KAOS