Chile y Capital Financiero: “Somos soñadores”

Publicidad

He ahí una proclamación, digna de encomio y entusiasta admiración, que merecería los aplausos del respetable. Si no fuese que quién la divulga urbi et orbi es el Banco Chile, cuyo propietario no es otro que Andrónico Luksic. Ahí, un acto reflejo te provoca una rápida retracción de los esfínteres anales. Tu ya sabes: gato escaldado huye del agua fría…

El Banco Chile me envía, cada semana, su análisis de coyuntura con el sano propósito de guiarme en las inversiones que pudiese hacer con mi magro patrimonio, y con la loable intención de ayudarme a devenir –gracias a sus sabios consejos– tan rico como Andrónico Luksic.

Como soy buen público y las burradas de los “expertos” del Banco Chile me provocan carcajadas, amén de ofrecerme buenos temas para mis paridas, no las pongo en la carpeta de los unwanted messages ni las bloqueo como spams. Hasta ahí, todo bien.

Sin embargo, poco a poco el Banco Chile va entrando en confianza. Hoy por la mañana, me despertó un tele-mensaje cuyo tenor, apuesto a ojos cerrados, conoces de memoria:

“Con este Crédito Preaprobado cumple todo lo que tienes en mente”

Intrigado, abrí el mensaje y me encontré con lo que sigue, no le quito ni le pongo:

“Sabemos cuáles son nuestras metas”

No me sorprende. Fui gerente en algunas multinacionales y sé que hay boludos pagados únicamente para pudrirle la vida a los pringaos que hacen el laburo. ¿Cómo? Fijándoles metas cada vez más inalcanzables. El progreso tiene un precio, y lo pagas tú, triste profesional gilipollas que crees formar parte de la élite, obligado a correr –dopado– tras cifras que ni siquiera comprendes.

Lo mejor del citado mensaje, es el ofertón que me proponen:

“Pide tu Crédito de Consumo para lo que necesites. Además, si contratas Cuenta Chile y Tarjeta de Crédito, accedes a este CAE y cuota preferencial:
$3.500.000

En 48 cuotas de $121.990
CAE: 28%
Costo total: $5.855.520

CAE es el Costo Anual Equivalente, noción creada por el Sernac Financiero con el angelical objetivo de ayudarte a saber si el producto financiero en cuestión te conviene o no. En este caso, el “Crédito Preaprobado” tiene un CAE que, por tratarse de mí –cada cual tiene sus privilegios–, me costaría apenas un 28% anual.

Ya te he contado que los bancos no tienen plata. Lo que te prestan supera con creces sus pijoteros fondos propios. De modo que, o bien practican la creación monetaria ex nihilo, a partir de nada, o bien se refinancian pidiéndole plata a otros bancos (práctica caída en desuso merced a la desconfianza que se tienen unos a otros, y con razón…), o en último recurso al Banco Central. Es una de las funciones del BC.

Ahora bien, ayer, los genios del Comité de Política Monetaria del Banco Central decidieron mantener la tasa de política monetaria, – TPM para los amigos–, en un modesto (es un decir) 3,5% anual. O sea que, en el peor de los casos, el Banco Chile, que no tiene el dinero que te presta, paga un 3,5% anual por los fondos que eventualmente, –ni siquiera es seguro–, tiene que pedir para cubrirse.

También debes saber que la tasa interbancaria –la que se aplican los bancos entre ellos– suele identificarse a la TPM. Si un banco se refinancia ante –pongamos por caso– una AFP, no le pagaría más que la TPM. ¡Buenos días tus fondos de pensiones!

Por ese señalado favor, te cobran… ¿cuánto? El CAE propuesto es de un 28%, y en este caso conviene hablar de tasa usurera, pirata, delincuencial. Pero eso no es lo mejor. El banco ganaría un 28% real sí, y sólo sí, aportase los fondos que te presta. En ese caso el banco cobra y gana, realmente, un 28%. Pero…

El apalancamiento… ¿has oído hablar del apalancamiento? Supón que tienes un millón de pesos disponibles. Si lo prestas a una tasa del 28% anual, ganas 280 mil pesos cada año. Pero… si pides prestados 500 mil pesos al 3,5%, y prestas el mismo millón al 28%, una vez que hayas pagado los 500 mil que pediste, más el 3,5% de intereses, ganaste en total $266.500 a partir de sólo $500 mil, o sea un 53,30%… ¡la rentabilidad dobla!

La SVS y el Banco Central aseguran que los bancos chilenos cumplen con creces las normas de Basilea, esto es decir que poseen –seamos generosos– capitales propios equivalentes a un 10% de los créditos que otorgan. Haz el cálculo. Si por el 90% restante pagan el 3,5%, quiere decir que por cada millón que prestan al 28% ganan anualmente $248.500, o sea un beneficio –con relación a los capitales propios– de un 248,50%.

Visto desde ese ángulo, la frase “Sabemos cuales son nuestras metas”adquiere un perfume que recuerda el de los lubricantes que le ponen a los preservativos.

Y la proclama –urbi et orbi“Somos soñadores”, quiere decir muy derechamente que el Banco Chile, en fin, los bancos, sueñan toda la noche, y durante el día, con cagarnos sin piedad.

Nota: en realidad me interesaría un crédito del Banco Chile, pero por $6 mil millones, para una operación inmobiliaria. Llamé a Andrónico Luksic de parte de mi madre, una modesta obrera jubilada, y no he tenido noticias…

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More