Chile. Víctor Jara y los líderes del Frente Amplio: “Usted no es na’/ ni chicha ni limoná/se la pasa manoseando/caramba zamba su dignidad”

Publicidad

Unas de las contradicciones del Chile actual, es la lucha entre el Chile represivo y neoliberal que se niega a morir y el Chile nuevo que no termina de nacer, en medio de esta confrontación están lo que se ubican al medio y tienen como referencia lo que paso al final de los 80, reflejado en las palabras del presidente avaro: “voto por el no, pero con el corazón en el sí”. Escogieron el camino de estar bien con “dios y con el diablo” pero como siempre al final de todo escogen el diablo. Es el caso de los líderes y lideresas del Frente Amplio,  jóvenes con almas viejas.

Pensando en ellos, echando «chuchadas», escuchando sus disculpas luego de votar las leyes represivas de un presidente que tiene un 4,6% de aprobación. También pensé en una de las canciones del gran Víctor Jara, “Ni chicha, ni limoná”.

De paso Chile debe ser el único lugar del mundo donde la oposición se somete a un gobierno en el suelo, bueno será el “espíritu republicano” y los intereses mutuos.

Pero no es extraño, estos líderes y lideresas jóvenes tiene un ansia de estar en la élite de poder que no tiene límites, para ello piensan que todo vale, escogieron el camino de mirar al pueblo que sufre y luego en su nombre ser genuflexos con los que oprimen.

Pero en tiempos de redes sociales, en tiempos “líquidos”, en tiempos de rabias acumuladas, ya no es tan fácil. Lograr la gloria puede estar muy cerca del descalabro. Hay que tener un poco de empatía con ellos, no debe ser fácil, sobre todo cuando los “macucos” del sistema los tienen muy bien estudiados. Sus perfiles psicológicos, sus egos, sus fortalezas y debilidades deben estar en la mesa de los analistas de inteligencia.

Soy de los que creen que en la acción de estos líderes y lideresas no hay traición, nunca creímos en ellos, desde un comienzo se parecían a una mala foto de los Zaldívar, los Insulza, bueno y de tanto weón y weona nefasto que hemos tenido en estas tierra. Sus méritos fueron estar en el lugar y tiempo preciso en las movilizaciones universitarias del 2011.

Víctor Jara nos muestra que los fenómenos nuevos, no son tan nuevos en nuestra historia, diferentes sí, pero no nuevos.

Nótese lo asertivo de las letras de Víctor.

“ La fiesta ya ha comenzao

y la cosa está que arde

uste’ que era el más quedao

se quiere adueñar del baile

total a los olfatillos

no hay olor que se les escape. “

“Usted no es na’

ni chicha ni limoná

se la pasa manoseando

caramba zamba su dignidad”.

El gran Víctor  reflejo un tipo de chileno, “los olfatillos”, aquellos que no hay “olor que se les escape”, aquellos que se la pasan “manoseando”  su dignidad. En la política chilena, especialmente la de los últimos 30 años, está lleno de estos seres, que dicen una cosa, pero hacen otra, aquellos que al final de cuenta los mueve el poder para sus intereses particulares.

Diciembre día 52 de la  revuelta.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More