Chile. Trabajadores de Cachantún inician negociación con la CCU de Luksic: El valor del agua mineral

Publicidad

El pasado 9 de julio, el Sindicato ingresó a la Inspección del Trabajo de Rancagua el Proyecto de Contrato Colectivo de los asalariados de la planta de agua mineral de la CCU, perteneciente al grupo Luksic.

El agua mineral tiene facultades medicinales que no son conocidas por todo el mundo. Se embotella desde hace un siglo y de manera industrial, desde hace 60 años, cuando fue adquirida por la CCU. En lengua mapuche significa “piel hermosa”. La planta Cachantún se encuentra en la localidad de Coínco, en la VI región del país. Pero no es un accidente que la empresa esté allí. Ocurre que sólo en ese territorio específico existe el agua de vertiente milenaria que se extrae, filtra y gasifica para beneficio de la comunidad, cautelando su condición natural.

El Sindicato de Trabajadores de Nestlé-CCU, firma propiedad del poderoso grupo económico Luksic, inició su negociación colectiva con el ingreso del Proyecto de Contrato Colectivo el pasado 9 de julio en la Inspección del Trabajo de Rancagua, ciudad capital de la VI región.

El presidente del Sindicato, Darío Herrera, señaló que los empleados, “estamos demandando un incremento del salario base de 60 mil pesos (poco más de 88 dólares mensuales); así como una asignación de arriendo; el aumento de los montos destinados a los bonos de movilización, escolaridad, turnos de noche, entre otros”, y agregó que, “Nos interesa crear nuevas cláusulas para mejorar económicamente los eventuales despidos de trabajadores, ya que en los últimos años hemos lamentado la salida de algunos de nuestros socios por decisiones gerenciales y consideramos que el valor de nuestro trabajo de excelencia dedicado a la empresa debe traducirse en compensaciones monetarias justas”.

Herrera informó que el próximo viernes 19 de julio, la compañía debe ofrecer una primera respuesta a la propuesta sindical.

Por su parte, el Presidente de la Federación de Trabajadores de la CCU, Rodrigo Oyarzún, comunicó que, “Estamos acompañando con todo nuestro equipo profesional el proceso de negociación de nuestros compañeros de la planta Cachantún. El tratamiento de aguas minerales y de otros productos asociados, hace muchas generaciones que son parte de la alimentación sana y medicinal de la población del país. Por ello, esa labor debe considerar un salario, beneficios y condiciones laborales a la altura del siglo XXI. Nuestros asociados se desempeñan en labores que impactan directamente en el mejor vivir de la ciudadanía. Sólo su consciencia, responsabilidad social y excelencia profesional hacen posible el bienestar del conjunto de la sociedad cuando se consume un bien tan necesario y elemental como el agua mineral y otros productos similares. Al respecto, el Proyecto de Contrato Colectivo presentado por el Sindicato no solamente se ajusta al tipo de trabajo que efectúan a diario: es la garantía de su calidad y prestigio”.

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More