Chile: Sindicatos de puertos, cobre y forestales paran el 22 de abril en protesta contra la reforma laboral

Publicidad

La intención es criticar el rumbo del proyecto y responder a la ofensiva del empresariado, que la presidenta de la CUT calificó de una «amenaza» para evitar mayores cambios a la iniciativa.
El debate por la reforma laboral se está colocando cada día más tenso. A la estrategia lanzada por el sector empresarial, con un video presentando los principales reparos, seminarios y charlas, ahora la propuesta del Gobierno es cuestionada por los trabajadores.
Hasta ahora, los sindicatos y multisindicales (CUT, CAT y UNT) han participado sólo del debate prelegislativo y han conversado con los parlamentarios , actuando cada uno por su parte y con sus propias ideas. Sin embargo, esta estrategia  llegó a su fin, ya que se ha generado una plataforma de “sindicatos estratégicos” que, respaldados por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), ha iniciado un despliegue mancomunado, y ayer convocaron a una paralización de actividades y movilización para hoy martes contra  la reforma laboral.
El paro y movilización para hoy están convocados por la Unión Portuaria; la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC); Federación de Trabajadores Forestales; Sindicato Nacional de la Construcción (Sintec Chile); más otros 22 sindicatos ligados al comercio y las comunicaciones.
Una movilización que tiene como causa, la que a juicio de los sindicatos es una reforma insuficiente para fortalecer la sindicalización y la negociación colectiva.
“El movimiento sindical se está articulando. Nosotros no vamos caer en el artículo, aquí hay señales claras que se están entregando. Lo que estamos pidiendo es que la herramienta que es mundialmente reconocida como negociación colectiva se respete, y resguardar el derecho efectivo a huelga. Ambos  se tienen  que fortalecer, sin letra chica, sin adornos”, dijo el presidente de la CTC, Manuel Ahumada.
Además, los trabajadores rechazaron la estrategia del empresariado para participar del debate de reforma. “Las indicaciones que ha hecho el Ejecutivo son insuficientes y, por lo tanto, si los empresarios atacan con videítos, nosotros respondemos con paralización. Mañana (hoy) no va a ser un día normal”, indicó Ahumada en señal de advertencia frente a la reciente campaña de los empresarios.
Por su parte, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa,  señaló que “si las ofensivas se siguen presentando con tanta fuerza, como lo han hecho estos días (el empresariado), nos obliga a avanzar en más unidad y también hacia acciones movilizadoras”.
Y agregó que un gran acuerdo nacional, como fue solicitado por el empresariado, “es imposible de construir a nuestros ojos (…) Esto, debe ser un proceso ascendente de movilización. No estamos cerrando la puerta de que se realice un acuerdo, pero no si aquí se instala un asomo de duda de que eventualmente se pudieran acoger las visiones empresariales, o que la presión ejercida por ese sector lleve a claudicar el sentido original del proyecto. De lo que se trata es avanzar en perfeccionar el proyecto, no retroceder”.
Desde la Unión Portuaria, su vocero Pedro Riquelme sostuvo: “No somos representados por los empresarios y no queremos que éstos nos representen en algún “acuerdo nacional” que ellos quieran llevar. Son precisamente éstos quienes han sido beneficiados por una serie de leyes que, de tiempos no democráticos, fueron creadas para desfavorecernos y así aumentar sus fortunas”.
Acciones del 1 de mayo
Bajo el mismo nivel de descontento, el viernes pasado la CUT desarrolló un consejo ampliado, que contó con la participación de cientos de dirigentes del país, donde se determinó respaldar la movilización de hoy, pero además ir más allá y sumarse a nuevas acciones previstas para el 1 de mayo.
Por lo mismo, Bárbara Figueroa anunció que la CUT se encuentra en “estado de alerta”.
“Estamos en un estado de alerta, porque hemos reconocido que hemos logrado avances significativos, pero hemos entrado en una etapa clave, en el último proceso del debate (en la Cámara de Diputados) y por lo tanto todas las acciones de movilización deben ser validadas. Nosotros estamos haciendo un esfuerzo principal para el 1 de mayo, pero por cierto nos sumamos a esta acción movilizadora, porque nos parece que va en la línea de profundizar un proyecto de ley, sobre todo hoy ante una ofensiva tan fuerte que ha desplegado el empresariado”, dijo Figueroa.
Si bien la presidenta de la organización señaló que la movilización del 1 de mayo, donde ya han confirmado la participación diversas organizaciones sindicales y sociales, será la señal más potente contra  la reforma laboral, no descartó que tras esta conmemoración se sigan desarrollando movilizaciones.
De hecho, desde la CUT ya han iniciado conversaciones con los senadores de las comisiones de Trabajo y de Haciendapara instalar sus demandas: eliminar la adaptabilidad pactada; afinar la redacción sobre servicios mínimos; permitir a las Federaciones y Confederaciones negociar de manera reglada; y contemplar el IPC en el piso mínimo.
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More