Chile. ¿Qué alternativa socioeconómica y de producción requeriría un nuevo país post-estallido social?

Publicidad

La alternativa que surja, debería influir en los distintos modos de relación y producción, que operarán en una sociedad libre, justa, comunitaria y solidaria.

Cuántas preguntas se harán la gran mayoría de los chilenos que hoy  se encuentran tan lejos del poder, pero tan cerca de construir una nueva manera de ver, analizar, vivir  y defender  la sociedad chilena, que entre desconciertos, dolores  y alegrías,  podrían abrir las puertas hacia un camino que al fin lo conduzca  hacia la verdadera liberación,  justicia social, y  una nueva relación de comunidad, que permita ir elaborando un nuevo sistema económico, que supere la teoría de mercado. Sin embargo, para que esto ocurra, el pueblo debe sacar de su espalda eso que llaman “estar bajo presión de un modelo económico capitalista, patriarcal y extractivista”, que al parecer, es el único sistema socioeconómico que la gente ve sobre el territorio y el planeta.

Los  socialismos reales, que podrían haber sido una alternativa, cayeron en el fracaso, prueba de ello son las formas de capitalismo que se han refundado y se han acomodado como amebas, como camaleones, en distintas regiones del mundo, como Rusia, China, Singapur, Vietnam, los caucásicos, etc. etc. Y Chile no es ajeno a desarrollar formas que le permitan mutar hacia la continuidad del sistema, a pesar de la revuelta y las demandas de la gente, que le pide a gritos al régimen un cambio radical, cosa que todos sabemos jamás hará, por la esencia de este modelo económico a enfrentar.

¿Qué alternativas  socioeconómicas  y de producción, ofrecen aquellos que se consideran fuera del sistema, la llamada izquierda extra-parlamentaria, o los anti sistema o anarquistas, para que el pueblo chileno pueda ver sobre el territorio y el planeta un posible modelo sustitutivo, que haga caer el Capitalismo, como lo sufrieran los llamados socialismos reales?

Sabemos que el dominio perverso del capitalismo depredador, se ha extendido por el mundo desarrollando diferentes variantes: “Algunos autores distinguen entre capitalismo meritocrático liberal, que ha venido desarrollándose gradualmente en occidente a lo largo de los últimos 200 años, y el capitalismo político autoritario ejemplificado por China, pero que también existe en otros países de Asia, como Singapur, Vietnam, etc. y algunos de Europa y África; como Rusia y los caucásicos, Asia Central, Etiopia, Argelia, Ruanda, etc.” (El País Diario, El Porteño diario).

El bloque dominante del poder en Chile, que no son más que aquellos que viven y gozan de privilegios económicos, instalaron el actual modelo económico capitalista, y están dispuestos a preservarlo con el otro “estallido”, el de derecha, que no debemos dejar pasar por alto, el que consiste en la irrupción, el ataque de los populismos de derecha y extrema derecha, los que llevan en su interior la paradoja de que apoyarán las “democracias”, mientras les sirvan a sus intereses mercantilistas. Si no, les son totalmente indiferentes.

La mutación es el objetivo de Piñera y los poderosos, la mutación del capitalismo, para que este sistema de mercado sea perdurable en Chile y retome su carácter de ser el modelo político-económico más fuerte y único en el país.  En nuestro escenario geopolítico, enfrentamos días cruciales. O  la derecha logra sostener el actual modelo económico a sangre, fuego y represión o los chilenos desafían, encaran y destruyen el sistema capitalista,  que en estos momentos, el bloque en el poder busca  imponer  por las diferentes vías que cuentan, desde los medios de comunicación a las diferentes propuestas populistas, que no están exentas de humillación y opresión y que solo engañan al pueblo.

Para finalizar esta columna, me parece interesante manifestar nuevamente la pregunta: ¿Qué alternativas  socioeconómicas  y de producción ofrecen aquellos que se consideran fuera del sistema, la llamada izquierda extra-parlamentaria, o los anti sistema o anarquistas, para que el pueblo chileno pueda ver sobre el territorio y el planeta un posible modelo sustitutivo, que haga caer el Capitalismo, como lo sufrieran los llamados socialismos reales?

Les dejo para la reflexión la pregunta anterior  y el siguiente párrafo: “En los últimos tiempos se ha hecho popular otra tipología, que ha tenido su momento de gloria en el Foro Económico Mundial celebrado en Davos, en el mes de enero de este año 2020. El manifiesto de Davos, en el que se desarrolla básicamente tres tipos de capitalismo: El de Accionistas, para el cual el principal objetivo de las empresas  es la maximización del beneficio. El Capitalismo de Estado, que confía en el  sector público para manejar la dirección de la economía, y el stakeholder capitalism , o Capitalismo de las partes interesadas, en el que las empresas son las administradoras de la sociedad”. (El País Diario, El porteño).

Lo claro es que a pesar de las distintas mutaciones que haga el Capitalismo, esta no se debe a la buena voluntad de aquellos que lo manejan, ni menos a la conciencia y compasión de los ricos para con los pobres y abusados por este sistema, sino más bien responde al temor de las profundas desigualdades que ha generado y que saben puede traerles grandes problemas como el que está viviendo hoy  Chile.

“El modelo Económico Capitalista, Patriarcal y Extractivista nunca dará respuesta a las demandas y problemas del pueblo chileno, ni a las emergencias del cambio climático y medioambiental”.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More