Chile. Profesionales del Instituto de Salud Pública exigen a ese ente pronunciarse sobre las armas químicas usadas por la policía contra manifestantes

Publicidad

El pasado miércoles 8 de enero, la directora del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), Sra. Judith Mora, en conjunto con el Jefe de Asesoría Jurídica, Sr. Felipe Saavedra y el Jefe (S) del departamento Salud Ocupacional,  Sr. José Espinoza, asistieron a la sesión de la comisión de DDHH del Senado en donde expusieron al Presidente de esta, Senador Alejandro Navarro, la opinión técnica del ISP ante la consulta de la factibilidad de analizar la composición química del agua que las fuerzas especiales de Carabineros está arrojando a los manifestantes en las diferentes concentraciones de protesta social. Del mismo modo, se solicitó la opinión técnica del ISP en relación al uso de otros elementos dispersores de manifestaciones, como los equipamientos de ruido que adquirirá Carabineros, o los elementos químicos que son contenidos también en los carros lanza gases y las lacrimógenas utilizadas; lo anterior, con el fin de determinar el real daño que pueden estar ocasionando a las personas este tipo de elementos.

A la sesión también asistió el Sr. Dante Miranda, en representación de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Chile, el Sr. Diego Sierra en representación de la Universidad de Valparaíso, el representante del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sr. Fernando Martínez y el representante del movimiento rescatista, Sr. Rolando Espinoza, que colabora con la asistencia en primeros auxilios de personas heridas en diversas manifestaciones. El Sr. Rolando Espinoza relató las experiencias que viven diariamente en las manifestaciones y las quemaduras que han recibido algunos manifestantes después de ser mojados por los carros lanza aguas.

Durante la exposición, los representantes académicos manifestaron la necesidad de emitir un informe técnico en relación a esta situación, toda vez que el daño se ha tornado evidente por las múltiples denuncias al respecto. A lo anterior, el INDH indicó que Carabineros no posee un procedimiento específico para el llenado de los carros lanza aguas con la composición de agua y químicos que garantice la salud de las personas, mencionando, además, que dicho procedimiento debe ser aprobado por la autoridad de salud competente.

Revisado todo el video que dice relación con esta presentación, el ISP través del Jefe (S) del departamento Salud Ocupacional, realizó una breve descripción de los niveles de ruidos y cómo estos afectan a la audición humana. Alguna opinión normativa- técnica en relación a la peligrosidad de la salud de las personas por la adquisición de este tipo de elementos disuasivos por parte de Carabineros, no se emitió. Nos causa preocupación que no hubo postura de nuestras autoridades en relación al uso de elementos dispersores asociados a ruidos potentes para disolver las manifestaciones.

Posteriormente, en relación al uso de bombas lacrimógenas y su respectivo análisis, la Directora señaló que el ISP no cuenta con el equipamiento y los elementos de bioseguridad que permitan un análisis seguro por parte de los trabajadores del ISP, tal como se cuentan en otro tipo de laboratorios institucionales. No obstante, indicó que existe la documentación bibliográfica técnica que permitiría un análisis básico de estas sustancias, pero que implica también un tiempo para su implementación. Además, dijo que los estándares para estudio no son de fácil adquisición. Pese a ello, se está trabajando en algunos análisis que serán comunicados por los conductos regulares cuando corresponda. Manifestó que no existen definidas en Chile normas técnicas que puedan acreditar que las acciones de investigación sean las correctas en este ámbito.

Después de toda la explicación realizada por las autoridades técnicas del ISP, el presidente de la Comisión de DDHH, reflexionó sobre el control sanitario de los elementos de uso humano que pueden afectar la salud de las personas, tales como medicamentos, contaminación de aguas, presencia de metales pesados en el organismo, uso de cosméticos, pesticidas, entre otros. Consultó cuál es el ente del Estado que emite opinión técnica referente a los elementos químicos, ya sea en agua o gases lacrimógenos que el mismo Estado está ocupando para dañar la salud de las personas. Preguntó, quién se hace cargo de ello. Continuó después su reflexión, señalando que el ente técnico encargado de realizar control sanitario sobre los elementos enumerados que afectan la salud de las personas es el ISP, no existe otra entidad en Chile. Comentó, además, que si el ISP no cuenta con los laboratorios o insumos necesarios, no sólo tiene el deber legal, sino que además ÉTICO de buscar herramientas para emitir un pronunciamiento frente a lo que está aconteciendo diariamente en las calles del país. El ISP (continuó su reflexión), debe tomar muestras de lo que están arrojando los carros lanza aguas, analizarlos y de ser necesario, prohibir su uso. Antecedentes de hecho (por las múltiples denuncias), tiene el ISP para emitir un pronunciamiento técnico en relación a lo nocivo de estas sustancias. Reclamó la urgencia de contar con la opinión técnica de algún organismo del Estado capacitado, pues el daño a las personas de cualquier edad, es evidente y permanente.

Junto con lo anterior, instó al ISP y al mundo académico a generar acciones que permitan dilucidar la real peligrosidad de los agentes químicos que se están utilizando como dispersores de manifestaciones, pues el daño de estos en las personas, se ha tornado cierto. A este llamado, los representantes de la Universidad de Chile como de la Universidad de Valparaíso, pusieron a disposición del ISP los equipamientos y profesionales capacitados para ayudarnos en este análisis, pues cuentan con lo necesario para emitir una opinión técnica con la responsabilidad social necesaria. Afirman también, la necesidad de establecer canales de cooperación entre el mundo académico y las entidades del Estado para resolver esta crisis, definir protocolos y formas de fiscalización para estos elementos que se utilizan contra la población que se manifiesta.

Ya terminando la sesión, la directora del ISP presentó a su Jefe de Asesoría Jurídica, quien hizo una breve descripción desde el punto de vista legal de las funciones del ISP, señalando que, dentro de las funciones establecidas por ley para la Institución, no está la emisión de opinión técnica frente a este tipo de sustancias disuasivas, además de indicar que no se cuenta con personal experto para hacer este tipo de análisis. Finalmente, la Directora volvió a reforzar la laguna jurídica y normativa que impide realizar las funciones requeridas en este momento crítico en Chile.

Frente a esto, el Presidente de la Comisión de DDHH manifestó la necesidad de que el ISP cuente con los recursos necesarios tanto jurídicos, de personal capacitado y equipamiento que le permita ser el ente que autorice y fiscalice este tipo de armas químicas no letales. De lo contrario, el gasto público por reparación de las personas que hoy son dañadas en su salud, sin duda será mayor a la inversión que se podría hacer en esta Institución de referencia. Es por lo anterior, que indicó enviará un oficio al ISP para que se informe cómo se realizarán las colaboraciones con el mundo académico y qué tipo de recursos le son necesarios para emitir una correcta opinión técnica en referencia a este tema. Comentó, además, que está disponible para reunir firmas de todos los senadores y oficiar al Gobierno para que dote al ISP de los recursos necesarios para este tipo de análisis, ya que estas acciones se deben desarrollar a la brevedad.

Todo lo expuesto, es parte de la sesión de la Comisión de DDHH del Senado y de los pasajes que nos atañen en lo concreto como Institución.

Frente a los hechos ocurridos el pasado viernes 10 de enero, en donde nuevamente se han hecho denuncias en diferentes medios de comunicación y redes sociales sobre los elementos químicos que contienen los carros lanza aguas y el daño que ocasionaron a las personas, es que, sin duda, se hace más urgente que nunca dotar al ISP de las herramientas técnicas y jurídicas para establecer los protocolos y las fiscalizaciones atingentes al uso de este tipo de armas químicas disuasivas.

La Comisión de DDHH del Senado nos ha hecho un emplazamiento, no tan sólo desde la necesidad de contar con nuestra opinión técnica, sino que también nos ha hecho un emplazamiento desde lo ÉTICO. Nuestra misión tiene que ver con la vida y la muerte. Hoy, como profesionales debemos tomar esta misión, y ser también referentes en salud pública desde este ámbito. Ser salubristas conlleva una tremenda responsabilidad social, ese el emplazamiento que hoy se nos hace.

Es nuestra decisión y voluntad la que nos debe llevar por el camino, como Autoridad Sanitaria, que de verdad busque la protección de la salud de todos los chilenos.

La Asociación de Profesionales del Instituto de Salud Pública de Chile, que dentro de los principios éticos que rigen su actuar tiene un compromiso con el respeto irrestricto de los Derechos Humanos, hace un llamado a las autoridades Institutanas a agotar las instancias que permitan fortalecer nuestra tarea como autoridad sanitaria de referencia en este ámbito de Salud Pública en Chile.

ASOCIACIÓN DE PROFESIONALES DEL INSTITUTO DE SALUD PÚBLICA DE CHILE

.

Chile. Profesionales del Instituto de Salud Pública exigen a ese ente pronunciarse sobre las armas químicas usadas por la policía contra manifestantes

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More