Chile. ¿Por qué culpar a un “lobo solitario” por 6 atentados?: La estrategia detrás de la detención del supuesto ‘ecoterrorista’

El objetivo del Ejecutivo no es de fondo, es efectista. Un gobierno que por su naturaleza política ha llegado a La Moneda dos veces hablando de seguridad, no puede darse el lujo de fracasar esta vez. Este no puede ser un “Caso Bombas 3”.

Este jueves fue detenido en la comuna de San Joaquín, en la Región Metropolitana, Camilo Eduardo Gajardo Escalona (28), acusado de ser integrante del grupo “ecoterrorista” Individualistas Tendientes a lo Salvaje (ITS) y de haber realizado al menos 6 atentados explosivos en la capital.

Una particularidad en su supuesto accionar que el fiscal regional metropolitano sur, Héctor Barros, se encargó rápidamente de destacar y perpetuar a través de los medios de comunicación, señalando que se trata de “una especie de lobo solitario”. Esto, debido a la forma que tendría de proceder el detenido.

Es como se decía cuando a uno algún amigo le pisaba una zapatilla recién estrenada: Gajardo quedó “bautizado”.

Cabe recordar que al joven se le adjudica el atentado explosivo contra el ex presidente de Codelco, Óscar Landerretche (13 de enero de 2017); la colocación de una bomba en la Universidad Raúl Silva Henríquez (13 de abril de 2018); otro atentado en un paradero de Avenida Santa Rosa, frente a la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile (7 de septiembre de 2018); un atentado fallido contra un bus eléctrico del Transantiago (10 de enero de 2019); la colocación de una bomba que explotó en un paradero del Transantiago en Vicuña Mackenna (4 de enero de 2019) y el envío de un paquete bomba al presidente de Metro, Louis de Grange (7 de mayo de 2019).

Sin embargo, el fiscal Barros descartó que el joven tenga vinculación con el reciente envío de bombas a la 54° Comisaría de Carabineros en Huechuraba y a la oficina del ex ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Foto: Prensa Presidencia

¿Por qué destacar la idea de un “lobo solitario” colocando bombas, aun cuando esta tesis a primera vista aparezca como poco verosímil? ¿Por qué no ir detrás de los otros supuestos miembros de Individualistas Tendiendo a lo Salvaje, cuando fue el propio ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien llegó a afirmar que detrás de los atentados hay “organizaciones que tienen apoyo muchas veces no solo nacional, sino que también del exterior”?

Porque el objetivo del Ejecutivo no es de fondo, es efectista. Un gobierno que por su naturaleza política ha llegado a La Moneda dos veces hablando de seguridad, no puede darse el lujo de fracasar esta vez. Necesita urgentemente “hacer justicia” y para ello la experiencia reciente le ha demostrado que es más fácil lograrlo persiguiendo a una persona antes que a muchas. Este no puede ser un “Caso Bombas 3”; debe ser el “Caso del lobo solitario”.

Cabe recordar que el 4 de octubre de 2011 la Justicia chilena sobreseyó por asociación ilícita a los 13 acusados en el “Caso Bombas”, convirtiéndose este mediático juicio en uno de los más bochornosos que los gobiernos post dictadura han debido enfrentar. La idea de querer hacer calzar a los acusados -en su mayoría pertenecientes a organizaciones anarquistas- con estructuras caracterizadas por su horizontalidad, simplemente fue una de las peores estrategias ideadas por el Ministerio Público.

Años más tarde, el 15 de marzo de 2018, en el juicio denominado por los medios como “Caso Bombas 2”, la Justicia solo condenó a uno de los tres acusados -Juan Flores Riquelme- por la colocación de un artefacto explosivo en la Estación de Metro Escuela Militar.

No obstante ello, lo que ahora ha cambiado es la forma, mas no el fondo. Este sigue siendo el mismo. Hay en el entusiasmo justiciero del Gobierno la intención de perseguir no solo a Camilo Gajardo, sino que paralelamente lo que él representa ideológicamente, independiente de si es o no quien realizó los atentados con explosivos. Y para eso, el Ejecutivo sabe que podrá contar siempre con la prensa tradicional. Desmanes en marchas estudiantiles y rayado a sucursal de empresa de telefonía: El historial del supuesto “ecoterrorista” detenido ayer, tituló este viernes La Tercera“Es hijo de una víctima de la dictadura que aparece en el Informe Valech”, se ha destacado también en los medios.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS