Chile. Pescador acusado por el Estado consigue histórico fallo: Caso desnuda criminalización de “Ley Longueira”

Por Politika

Javier Durán estuvo 14 meses sin poder ejercer el milenario arte de pesca chinchorro en San Antonio, luego de una fiscalización de Sernapesca que lo llevó ante la justicia. Este miércoles el 2º Juzgado de Letras de San Antonio absolvió al pescador artesanal Javier Durán (32), a quien en noviembre de 2017 se le cursó una infracción por supuestamente […]

Javier Durán estuvo 14 meses sin poder ejercer el milenario arte de pesca chinchorro en San Antonio, luego de una fiscalización de Sernapesca que lo llevó ante la justicia.

Este miércoles el 2º Juzgado de Letras de San Antonio absolvió al pescador artesanal Javier Durán (32), a quien en noviembre de 2017 se le cursó una infracción por supuestamente dañar el fondo marino a través del arte de pesca chinchorro -basado en el uso de red de enmalle- y se le acusó, además, de darse a la fuga tras dicha acción.

Al frente el trabajador sanantonino tenía como querellante nada menos que al Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), en teoría la instancia defensora y representante del Estado respecto de los recursos del mar, la que argumentó en base al artículo 5º de la Ley de Pesca que el arte de extracción desarrollado por Durán no estaría permitido por dañar supuestamente el fondo marino.

En el transcurso de este proceso judicial, la abogada del trabajador, María Constanza Lizana, había hecho hincapié en que el espíritu de dicho artículo de la también llamada “Ley Longueira”, al contrario de lo que postulaba Sernapesca, busca evitar el daño que en el fondo marino realiza la pesca de arrastre y no la artesanal que es selectiva.

Abogada María Constanza Lizana

Junto con ello la jurista advirtió el riesgo que implicaba un fallo desfavorable para miles de pescadores que realizan sus labores entre la cuarta y la décima región del país, debido a que en ese caso se habría sentado un precedente que podría situar al margen de la ley el uso de la milenaria técnica de pesca artesanal conocida como chinchorro. Además, ante lo excesivo de las multas aplicadas, eso habría podido significar penas de cárcel para quienes no cumplieran con la legislación.

“Que Sernapesca asuma su responsabilidad”

De acuerdo a lo que detalló al medio Radio de Acción la abogada Lizana, finalmente la resolución estableció, por una parte, que utilizar la red de enmalle para pescar no constituye una infracción y que no daña el fondo marino. Por otra, se aclaró que no hubo hechos concretos que permitieran señalar que el acusado se había efectivamente fugado ante la fiscalización de Sernapesca.

La representante del pescador artesanal enfatizó en la necesidad de que, junto con entender lo que plantea el fallo, el Servicio Nacional de Pesca “asuma la responsabilidad que tiene, toda vez que en la ocurrencia de los hechos Sernapesca incautó los aparejos de pesca de mi representado”. En ese sentido, la abogada destacó que Durán se vio impedido de trabajar durante más de un año. En ese contexto, adelantó que si bien el Servicio tiene la opción de apelar al fallo, la defensa está estudiando presentar una acción civil en contra de la entidad estatal por los perjuicios económicos que esto le ha significado.

Pescador Javier Durán

Javier Durán, miembro del Sindicato de Pescadores Artesanales de la Boca del Maipo, conversó igualmente con Radio de Acción y criticó también la labor de Sernapesca, señalando que la entidad “no hizo bien su trabajo”. “Me acusaban de una falta, sabían que estaba mal, y después trataban de meterme otra falta, y al final todo quedó claro”, apuntó.

El pescador debió durante un año y dos meses buscar otras formas de subsistir económicamente, por lo que calificó este período en que enfrentó la acusación en su contra como “muy difícil”. Una situación que afectó, además, a sus dos hijos, quienes sufrieron frente a la posibilidad de que su padre terminara preso. “Eso salía en el diario y mis hijos me preguntaban todos los días, y para uno es doloroso también”, reconoció.

“Los pescadores artesanales son criminalizados y perseguidos”

María Constanza Lizana profundizó igualmente en el hecho de que la sentencia lograda da cuenta “de lo mal que le hace a la pesca artesanal la famosa ‘Ley Longueira’”. En ese sentido, sostuvo que esta normativa “establece una relación muy dispar y asimétrica entre la pesca industrial y los pescadores artesanales, quienes hoy se ven criminalizados, perseguidos y sometidos a multas millonarias producto de supuestas infracciones”.  Junto con ello destacó que en el caso de Durán dichas faltas “no eran tal, por lo que acá hay un error garrafal y una falta de servicio por parte de Sernapesca”.

La abogada recordó además que la llamada Ley Longueira “hoy está en entredicho en el Congreso y en todo el país por su origen vicioso y que dice relación con el cohecho de los congresistas”.

Javier Durán se refirió igualmente a las drásticas limitaciones que la normativa les impone a los artesanales, señalando que “prácticamente dicen que nosotros andamos robando para seguir subsistiendo, porque no nos dejan trabajar en nada. Queremos salir a pescar y no se puede, están los fiscalizadores”. “Al final uno solo trabaja, no somos delincuentes”, concluyó.

COLABORA CON KAOS