Chile. Pensiones de las Fuerzas Armadas y de Orden son casi 4 veces superiores a las que pagan las AFP y Cías. de Seguro

Publicidad

Específicamente la diferencia para DIPRECA sería de 4 veces, y para el caso de CAPREDENA la brecha alcanzaría las 3,6 veces.

La investigación señala, además, que quienes se desempeñaron como Oficiales de las Fuerzas Armadas reciben una pensión promedio superior a $2 millones (2.600 dólares), en tanto, quienes jubilaron en el Cuadro Permanente de las ramas del ejército registran una jubilación promedio de $836 mil (1.082 dólares). 

(Santiago, 10 de junio, 2020). Fundación SOL publicó este lunes la versión actualizada del estudio denominado “Pensiones por la fuerza: Resultados del sistema de pensiones de las Fuerzas Armadas y de Orden”, que analiza el sistema de pensiones bajo el cual se jubilan los funcionarios de las 4 ramas del Ejército, Carabineros de Chile, Gendarmería y Policía de Investigaciones.

El informe, señala -como primera conclusión- que al establecer una comparación entre el monto de las pensiones recibidas por los jubilados de las Fuerzas Armadas y de Orden y los civiles que han cotizado en el sistema de capitalización individual administrado por las AFP, los resultados son concluyentes: la pensión de antigüedad promedio de Dirección de Previsión de Carabineros de Chile (DIPRECA) es 4 veces mayor a la pensión de vejez promedio que pagan las AFP y las Compañías de Seguro. Brecha que llega a 4,9 si se compara con Gendarmería y 5,6 veces con Investigaciones.

En el caso de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (CAPREDENA), esta brecha llega a 3,6 veces a nivel general y es de 7,3 veces si se compara con la pensión promedio que reciben los Oficiales.

“A diciembre de 2019, CAPREDENA pagó 70.968 pensiones de retiro (modalidad análoga a las pensiones de vejez, por edad o anticipadas, pagadas por las AFP y Compañías de Seguro), y el monto promedio pagado fue de $1.011.857, registrándose diferencias bastante grandes entre estamentos”, señala Marco Kremerman, investigador de Fundación SOL y uno de los autores del estudio. 

De esta forma, mientras quienes se desempeñaron como Oficiales reciben una pensión promedio de $2.082.371, quienes jubilaron en el Cuadro Permanente de las ramas del ejército registran una jubilación promedio de $836 mil.

“En el caso de DIPRECA, a diciembre de 2019 se registran 38.151 pensiones pagadas de antigüedad y el 75,5% se concentra en Carabineros, 11,7% en Investigaciones y 11,5% en Gendarmería. El monto promedio pagado fue de $1.136.284, observándose un valor mínimo en la institución de Carabineros con $1.029.278 y un máximo de $1.585.314 en Investigaciones. Para el caso de las mujeres, estas registran una pensión promedio de antigüedad levemente mayor a la de los hombres”, agrega Recaredo Gálvez, investigador de Fundación SOL y otro de los autores del estudio.

Defender con “dientes y muelas”

El 1 de mayo de 1981, comenzó a funcionar en Chile un mercado de cuentas individuales que obliga a los cotizantes a ahorrar el 10% de su remuneración imponible promedio en Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). 

Paradójicamente, la Dictadura, llevó a cabo un cambio revolucionario al sistema de pensiones chileno, sin embargo, las Fuerzas Armadas no quisieron tomar los riesgos que la imposición de un sistema de cuentas individuales podría traer para sus propios cuadros. El resultado final fue: AFP y cuentas individuales para los trabajadores y trabajadoras y sistema de seguridad social para ellos.

No obstante, este trato discriminatorio fue presentado de manera encubierta a la ciudadanía. El estudio de Fundación SOL expone algunos párrafos extraídos de las Actas secretas de la Junta Militar, y que corresponden a transcripciones de las discusiones que se dieron entre sus miembros y los ministros, unas semanas antes que se decidiera sustituir el sistema (Págs. 9 y 10). En palabras del propio Pinochet: “Esto puede ser una crítica incisa para nosotros (que las FFAA mantuvieran el sistema de seguridad social), así que hay que buscar otra fórmula que podrían redactar los señores abogados, porque de lo contrario esta ley traería repudio total”.

Se cita también el reportaje publicado por el periódico The Clinic el 22 de noviembre de 2018, el cual señala que el Comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez en una alocución a 900 Oficiales en el Aula Magna de la Escuela Militar, expresa: “Uno tiene que ser estratega. El bien a cautelar son las pensiones. Las pensiones es algo que hay que cuidar con dientes y muelas, si es necesario alargar la carrera militar, para que prevalezca la esencia de las pensiones nuestras, hay que hacerlo».

Pensiones en aumento

La investigación agrega que, entre 2005 y 2019, las pensiones de retiro pagadas por CAPREDENA han aumentado un 29% en términos reales, pasando de $784.220 a $1.011.857 y la brecha entre las pensiones recibidas por el Cuadro Permanente y los Oficiales aumentó en casi $290 mil.

Para el caso de DIPRECA, entre 2006 y 2019, las pensiones de antigüedad han aumentado un 35,2% en términos reales, pasando de $840.588 a $1.136.284. Mientras en Carabineros e Investigaciones se registra aumentos reales de 29,5% y 30,0% respectivamente, en Gendarmería el alza sería de 74,4%.

Dado que los funcionarios de las Fuerzas Armadas actualmente pueden optar a una pensión completa con 30 años de servicio y al derecho a obtener una pensión con un mínimo de 20 años de servicio, se establece una comparación con los pensionados por vejez de las AFP y Compañías de Seguro que cotizaron entre 25 y 30 años. “Si bien la brecha se reduce, esta sigue siendo muy grande; específicamente, los pensionados por antigüedad de DIPRECA, reciben una jubilación 3,2 veces mayor y los pensionados por retiro de CAPREDENA, reciben una jubilación casi 3 veces mayor”, agrega Kremerman.

El año 2019, de acuerdo con la información del presupuesto ejecutado, publicada por la Dirección de Presupuesto (DIPRES), el Estado chileno destinó 2.399 millones de dólares para pagar Jubilaciones, Pensiones y Montepíos en CAPREDENA y DIPRECA, cubriendo a 174.650 pensionados. “Si consideramos que para financiar a casi 1,6 millones de personas beneficiadas con el Pilar Solidario (a través de la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Previsional Solidario) se destinaron 2.080 millones de dólares, se puede dimensionar la magnitud de los recursos gastados en las Fuerzas Armadas y de Orden”, finaliza Gálvez.

Según los datos entregados por la DIPRES al primer trimestre de 2020, el presupuesto vigente para este año contempla un aumento de recursos para el Pilar Solidario, sin embargo, aun así, no supera el presupuesto que se destina para pagar pensiones de las Fuerzas Armadas y de Orden.

Contacto de prensa: Caroline Stevens – caroline.stevens@fundacionsol.cl (+56 9 7529 0493)

Enlace para descarga el estudio:  http://www.fundacionsol.cl/estudios/pensiones-por-la-fuerza-resultados-del-sistema-de-pensiones-de-las-fuerzas-armadas-y-de-orden-2020/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More