Chile / Pedofilia clerical. Laicos de Osorno: Donde esté el obispo Barros le solicitaremos que renuncie

El pasado jueves 18 de enero el Papa Francisco dejaba el país en medio de un contexto marcado por la indiferencia, el descontento y la protesta social, esto último expresado en distintas acciones a lo largo de Chile. El histórico atropello por parte del Estado chileno en conjunto con el latifundio de la Iglesia al pueblo Mapuche, además de los casos de abusos sexuales y encubrimientos al interior de la Iglesia Católica, marcaron la agenda pública antes, durante y después de la visita del líder religioso.

La inconsecuencia en el mensaje del Papa Francisco quedaba de manifiesto cuando entregó su total apoyo al obispo Juan Barros, acusado de encubrir los abusos sexuales de Fernando Karadima al interior de la parroquia El Bosque. El máximo jerarca de la Iglesia Católica desacreditó a las víctimas de dichos abusos, enfatizando en que eran solo calumnias y que no habían pruebas concretas en contra de Barros, el actual obispo de Osorno.

Por su parte, los feligreses osorninos, uno de los grupos más activos durante la visita del Papa, realizaron distintas protestas criticando el apoyo de Francisco al obispo Barros y exigiendo la renuncia su renuncia, aludiendo a que no tiene la más mínima capacidad moral para estar a la cabeza de la diócesis de dicha ciudad. En conversación con Resumen, Mario Vargas Vidal, vocero de la organización de Laicos y Laicas de Osorno, comentó el retroceso que significa para la Iglesia Católica seguir amparando a sacerdotes envueltos en casos de abusos sexuales.

¿Cómo reciben los laicos y laicas de Osorno el apoyo del Papa Francisco al obispo Barros?

Es paradójico. Distante al discurso que ha mantenido Francisco con respecto a la tolerancia cero en casos de abusos sexuales al interior de la iglesia. Las palabras de apoyo al obispo Barros revictimizan a los agredidos, tratándolos de calumniosos e injuriosos; esto nos deja en un situación difícil, en la que no sabes qué pensar de nuestro pastor universal. Aun así, estamos súper claros en seguir reivindicando a un pastor digno para la diócesis de Osorno, que no esté involucrado en abusos sexuales y sobre todo, en el encubrimiento. Nosotros vamos a seguir apoyando a las víctimas, aunque esto nos deja en un escenario hipotético porque el obispo Barros fue blindado por el Papa Francisco. Donde esté el obispo Barros le solicitamos que renuncie, el mejor escenario para renunciar es este momento.

Con la llegada del Papa Francisco, Perú también vivó manifestaciones en contra de lo casos de abusos sexuales al interior de la Iglesia, ¿Qué piensas al respecto?

Los abusos sexuales al interior de la iglesia son universales, por lo tanto, no es solo nuestra iglesia la que está con estos problemas y que se supone, está con la bandera de la cero tolerancia con estos hechos, que por lo demás se distancian del actuar del Papa. En Chile se marcó un precedente a nivel mundial; el Papa Francisco donde vaya va a tener presente que la cero tolerancia que él dijo en algún momento para la iglesia universal ya no existe, está distante de su actuar. El discurso que tiene ya no es creíble para los cristianos, por lo tanto, en cualquier país donde vaya va a tener esta misma resistencia que tuvo en Chile.

¿Se puede hablar de un círculo protector de abusadores sexuales al interior de la Iglesia Católica?

Nosotros creemos que sí. No quiero dejar pasar esta oportunidad para señalar que el peor Cardenal, el más nefasto, el mayor encubridor que hemos tenido en Chile es el cardenal Errázuriz. Este sujeto ha pasado desapercibido, pero es el más nefasto; porque de alguna manera ha armado la cofradía en Chile, en relación a la protección de abusos y encubrimientos en casos de abusos sexuales. El cordón protector que tiene Barros en Chile parte por Errázuriz, este forma parte del grupo selecto de asesores del papa Francisco, o sea, está a pasos de su oficina. Este cordón protector se sustenta en el arzobispo Cristián Caro de Puerto Montt, Tomislav Koljatic y Horacio Valenzuela, de Linares y Talca, obispos salidos de la parroquia El Bosque, al igual que Barros. Y por último, el arzobispo René Rebolledo de la Serena. Este es el grupo que protege a Barros y que por lo demás, es muy fuerte, porque tiene a Errázuriz. Todos ellos ya están identificados.

¿Qué medidas tomarán tras el declarado apoyo del Papa Francisco al obispo Juan Barros?

El papa Francisco, que es jefe de una religión, doctrina a la que nosotros pertenecemos como organización y que basa su filosofía en la fe -que es algo intangible, que no se puede tocar- nos pide a nosotros pruebas empíricas para que tengamos la posibilidad de dialogar con él y que Barros se pueda ir de la ciudad. En primer lugar, lo que se nos viene ahora, en relación al obispo Barros, es que haremos un discernimiento pastoral acerca del trabajo que ha tenido en Osorno. Hay que destacar que a Barros le han cerrado las puertas tres parroquias, no hay una carta de navegación a nivel pastoral, una diócesis dividida, porque cinco sacerdotes la han dejado por disentir con él. Hay un abandono de deberes por parte de Barros que queremos analizar canónicamente para ver si podemos hacer una denuncia frente a estos hechos.

Por otra parte, nosotros creemos hipotéticamente que Barros no es solo encubridor de abusos sexuales sino que también un victimario. Si existiese en algún lugar de Chile una persona que hubiese sido violentada (por Barros), le pedimos a través de este medio que ponga sus antecedentes en el escenario que le parezca más confiable para ella.

.

resumen.cl/articulos/laicos-osorno-donde-este-obispo-barros-le-solicitaremos-renuncie

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS