Chile. Organización de derechos humanos demanda a Carabineros por reprimir con tóxicos ilegales

Desde la dictadura pinochetista, Carabineros comenzó a sufrir una mutación funcional bajo la Doctrina de Seguridad Interior del Estado

El Presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, el abogado Carlos Margotta, denunció ante la Contraloría a Carabineros por «el uso ilegal de elementos disuasivos por funcionarios de Carabineros y otras vulneraciones a los Derechos Humanos».

La agrupación no gubernamental solicitó al órgano estatal fiscalizador que, «en el marco de las investigaciones y sumarios en contra de los altos mandos y funcionarios de Carabineros, se realice un sumario administrativo a las Unidades del Control del Orden Público de Carabineros de Chile; a los Jefes de Zona bajo cuya responsabilidad actúan, y que han participado en los procedimientos para disolver manifestaciones en las inmediaciones de la Plaza Baquedano y en las distintas comunas de la Región Metropolitana durante los meses de octubre a diciembre de 2020, en relación con el uso irracional y desproporcionado de la fuerza, y el despliegue, uso y abuso de elementos disuasivos, fuera de todo protocolo vigente».

La demanda incluye tres casos donde se fundamentan las graves afecciones sanitarias causadas por el empleo del gas pimienta en una muchacha, y el agua mezclada con químicos ilegales que fue arrojada por un carro lanza aguas contra un joven y un comunicador social que, a los pocos minutos, presentaron síntomas visibles de quemaduras en la piel.

En verdad, desde el mismo 18 de octubre de 2019, fecha de inicio de la revuelta social, y mucho antes, en los territorios militarizados del pueblo mapuche en lucha, Carabineros de las Fuerzas Especiales han usado a discreción y disposición criminal no sólo químicos cuya composición y efectos jamás han revelado, sino que balas de plomo recubiertas con goma y proyectiles lacrimógenos disparados al cuerpo. La compra millonaria a Israel y Sudáfrica de estas armas y carros blindados por parte de las distintas administraciones civiles, no exclusivamente del régimen de Piñera, han provocado muertes, heridos por doquier, amputados oculares, y consecuencias para la salud de la población que probablemente sólo se manifestarán en el mediano y largo plazo.

Desde la dictadura pinochetista, Carabineros comenzó a sufrir una mutación funcional bajo la Doctrina de Seguridad Interior del Estado, llegando a convertirse en la actualidad en una rama más de las Fueras Armadas. Y las FFAA son el aparato del Estado encargado, junto al Poder Judicial, de reprimir toda disidencia social y política que ponga en cuestión los intereses del régimen capitalista.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS