Chile. Mujeres detenidas en la ‘Venda Sexy’ rechazan venta de la ex casa de torturas a una inmobiliaria

“Es verdaderamente espeluznante que un sitio de memoria pueda ser transado en el mercado”, denunciaron organizaciones sociales durante una manifestación en el otrora recinto de la DINA en la dictadura.

Hasta la denominada “Discoteque” o “Venda Sexy” llegaron este martes representantes del Colectivo Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes y de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, esto con el objetivo de manifestar su rechazo por la venta de la propiedad y ex casa de torturas de la DINA a una inmobiliaria, la Sociedad de Inversiones Arriagui Limitada.

Una gestión -apuntan- que se realizó a pesar de que la casa ubicada en la comuna de Macul fue declarada Monumento Histórico por parte del Consejo de Monumentos Nacionales. En ese sentido, se hizo un llamado al Gobierno a recuperar este lugar para la memoria activa de las mujeres y como un acto reparatorio por parte del Estado.

En una declaración difundida se recordó que la “Venda Sexy” es un ex centro de secuestro, desaparición, tortura y violencia política sexual, práctica de terrorismo de Estado que “se expresó de manera diferenciada y desigual sobre los cuerpos y sexualidades de las mujeres detenidas”.

El recinto operó de manera activa entre julio de 1974 y febrero de 1975, para posteriormente seguir funcionando de forma intermitente hasta 1981. Es un centro que estuvo bajo el mando de la DINA y por el que pasaron cerca de 81 personas, un tercio de ellas mujeres. “27 son detenidas y detenidos desaparecidos”, destacan las organizaciones. El 11 de mayo de 2016 fue declarado sitio de memoria “tras una larga lucha por su recuperación desde el feminismo”, enfatizan.

“Es verdaderamente espeluznante que un sitio de memoria pueda ser transado en el mercado sin que ninguna instancia del Estado, particularmente la responsable por ley de preservar y fiscalizar el patrimonio, se haya enterado. Estamos en presencia de una transacción absolutamente ilegítima e ilegal. Hoy los sitios de tortura son una nueva arista del mercado neoliberal. ¿Quién compra un centro de tortura? Las inmobiliarias”, expresaron las mujeres en el marco de su protesta de esta jornada.

Las organizaciones sostienen que lo ocurrido con la “Venda Sexy” es “síntoma de una falta de políticas patrimoniales donde abunda la desmemoria de parte de todos los gobiernos civiles desde el fin de la dictadura”. “Es una deuda la falta de justicia y reparación que se ha sostenido durante todos estos años, particularmente hacia las mujeres desaparecidas, ejecutadas y sobrevivientes del terrorismo de Estado, pero nosotras sabemos que es también una deuda con la memoria histórica de todas las mujeres que lucharon contra la dictadura y siguen luchando hoy día contra el sistema capitalista patriarcal”, apuntan.

En ese escenario, el Colectivo Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes y la Coordinadora Feminista 8 de Marzo realizaron un llamado “a las feministas a sacar la voz para que esta venta sea declarada ilegal”. “Es nuestra responsabilidad asumir la tarea de la recuperación de ‘Venda Sexy’ como un espacio para la memoria activa de las mujeres reivindicando la lucha que muchas libraron y seguimos por un proyecto político de transformación revolucionaria de la sociedad”, concluyeron.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS