Chile, México, Neruda. Mario Casasús: “Los nazis que golpearon a Neruda en Cuernavaca explican la dinámica del PAN en Morelos”

Publicidad

Cuernavaca.- Tenemos la presencia de Mario Casasús, quien acaba de presentar su libro, es una plaqueta sobre “Pablo Neruda en Morelos”, previo al programa estábamos comentando que hay muchas situaciones que no conocemos sobre la biografía de Pablo Neruda en Cuernavaca.

-Buenos días Mario, el micrófono es tuyo.

-Gracias por la invitación Bonifacio, creo que la desmemoria está relacionada con la destrucción de los lugares en sí, aquí pongo dos ejemplos: uno tiene que ver con la primera visita del poeta a Morelos, cuando lo golpearon varios nazis en el Hotel Parque Amatlán, me costó mucho trabajo ubicar dónde estuvo el hotel…

-Tú lo ubicas entre qué calles: sobre la Avenida Cuauhtémoc, entre Acapatzingo y…

-Frente a la “Escuela 20 de noviembre”, pero al no existir el lugar, al no haber una placa, el episodio de la agresión tampoco se conserva en la tradición oral, se impone la amnesia, incluso a nivel periodístico, a los medios de comunicación les cuesta trabajo ubicar la fuente de cada fotografía, esa foto que le dio la vuelta al mundo ahora con el tema de la exhumación de Neruda, porque mostraba a un poeta paciente, encamado –no en un hospital- bajo reposo médico, nadie la ubicaba en el contexto real. La fotografía pertenece al archivo de Excélsior (1941), pero las agencias de prensa usaban la foto para darle una imagen a la situación de enfermedad del poeta y a la teoría del asesinato; por eso tenemos que rescatar la tradición oral y sobre todo ubicar con mayor precisión estos episodios del poeta. El otro caso es paradigmático: la destrucción del Hotel Casino de la Selva con un desenlace trágico para la ciudad.

-Precisamente en tu libro mencionas que Pablo Neruda llegó a México en 1940 y la primera visita a Cuernavaca fue en 1941, cuando un grupo de jóvenes nazis de la Ciudad de México golpearon a la comitiva que venía del consulado chileno… ¿Qué hacía Pablo Neruda en Cuernavaca?

-Creo que el principal motivo -o pretexto- era conocer el Estado de Morelos, en sus memorias escribió que le encantaba recorrer los mercados, porque era la forma ideal de conocer la cultura de los pueblos donde llegaba –primero estuvo en Oriente, después en Argentina y España- el colorido de México lo llevó a decir que era un país “florido y espinudo”, esto lo motivó a explorar y el lugar más cercano para la época (y actualmente) era Morelos, ese primer acercamiento tiene que ver con la curiosidad para comenzar a construir el Canto general (1950), este libro épico sobre la historia del continente, seguramente llegó motivado por conocer la tierra de Emiliano Zapata –tanto Anenecuilco o el sepulcro en Cuautla-, creo que es la primera motivación del poeta, después podemos hablar de una justificación legal que me pareció sorprendente cuando comencé a trabajar el tema con el cronista Valentín López-González Aranda, el hijo del exalcalde de Cuernavaca.

-El gran cronista, pero este aspecto legal, ¿qué tiene que ver?

-Fue una sorpresa entender que dentro del ideario zapatista había propuestas sobre la convivencia cotidiana, no solamente era la reforma agraria, cuando los zapatistas fueron gobierno en la ciudad de Cuernavaca, diseñaron una serie de proyectos para la convivencia y uno de esos proyectos –fechado el 15 de diciembre de 1915- fijaba los términos de los divorcios: cómo debían producirse, cómo debían pagar la manutención de los hijos, cuando hay un abandono del padre, etcétera. Digamos que la propuesta zapatista es un primer paso, es vanguardista porque hay países, por ejemplo: Chile, que hasta hace algunos años no se permitía el divorcio legal como tal, de acuerdo a las posturas conservadoras de la sociedad, o a la imposición de la Iglesia católica, han bloqueado las facilidades para disolver el matrimonio.

La segunda parte que me explicó Valentín López-González Aranda data de 1927, cuando el gobernador interino Ambrosio Puente agilizó la ley del divorcio: no necesitabas haberte casado en Morelos y no necesitabas ser residente en Morelos para poder tramitar el divorcio, eso volvió al Estado -en general y a Cuernavaca en particular-, en el paraíso del divorcio al vapor. La segunda vinculación de Neruda en Morelos comienza al tramitar su divorcio en Jojutla, es un divorcio bajo los usos y costumbres, pero sí tiene cierto grado de pillería, porque emplaza a la esposa demandada, para que se presente en un margen de tres días.

-¿De su primera mujer?

-Sí, una ciudadana holandesa, de cariño le decían Maruca Reyes –adoptó el apellido original del poeta Neruda-, entonces la emplaza a presentarse en tres días para responder la demanda, de lo contrario el juicio se iría en rebeldía, por lo tanto estaría de acuerdo con los términos del divorcio; pero la señora vivía en Europa, en Bélgica y no se enteró de los edictos que publicó Neruda en la provincia de Morelos, ni siquiera en la Ciudad de México, era lo que permitía la Ley Puente, la lista de los divorcios exprés es fascinante, destacan: Edward McLean -dueño del diario The Washington Post-, Joe Louis -campeón mundial de boxeo-, y gente de la farándula local: Agustín Lara -se divorció en Yautepec para contraer matrimonio con María Félix-, y Pedro Infante -fue el último beneficiario de la Ley Puente en 1952-. Esto terminó porque un nuevo gobernador lanzó la propuesta electoral para que Morelos dejara de ser un Estado “destruye hogares”, entonces el gobierno se volvió más conservador, supongo que esto explica por qué ganan los PANistas (Partido Acción Nacional) de vez en cuando, esto y los nazis explican la dinámica panista en Morelos.

-Tetecala era el Segundo Distrito Judicial del Estado y muchos artistas llegaron a separarse, inclusive, fuera de pillería, era una forma de decir: “sabes qué, ya se nos terminó el amor y vamos a consolidar que nuestra relación no funcionó, vámonos al siguiente matrimonio”. Aparte de estas cuestiones, ¿Pablo Neruda produce o hace algo importante en este período?

-La principal función era trabajar en la diplomacia chilena, como tal generaba exposiciones y vínculos entre los dos países, hacía otro tipo de gestiones un poco arriesgadas, al grado que lo suspendieron dos meses por emitir un salvoconducto para David Alfaro Siqueiros que le permitió salir de la cárcel de Lecumberri para ir a pintar un mural a Chile (a la ciudad de Chillán). La función de un cónsul que se extralimitaba fue uno de los grandes aportes de Neruda al arte; en la época que llega a México, durante el último año del presidente Lázaro Cárdenas comienza a escribir el Canto general, esta versión enciclopédica de su poesía, terminará el libro 10 años después, hasta 1950 salió publicado el Canto general, con las guardas ilustradas por Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

-¿Publicó el libro aquí en México?

-Sí, son simpáticas las vueltas de la vida, porque el director de la editorial que publica el Canto general, era un joven llamado Adolfo López Mateos quien dirigía los Talleres Gráficos de la Nación.

-Entonces joven…

-Como en su momento el entonces joven estudiante de derecho Luis Echeverría le pidió un poema al cónsul para su periodiquito estudiantil de la UNAM; el poeta le regaló “Un canto a Bolívar” sin saber que Echeverría 30 años después llegaría a ser presidente…

-Hasta le envió un avión en 1973…

-Nunca se le olvidó a Echeverría, al grado que envió un avión para rescatar al que consideraba su “amigo”, no fueron cercanos, pero ese gesto cuando era un “don nadie” nunca se le olvidó a Echeverría.

-Pablo Neruda formaba parte de un grupo de intelectuales que iban a todas, cuando él muere se manifiesta en contra del golpe y todas las implicaciones del golpe que lidera Pinochet, en varias ocasiones he dicho que el Partido Demócrata Cristiano promueve la salida de Allende, y obligan a huir a Pablo Neruda, dicen que murió, pero se presume que fue asesinado. Creo que tú solicitaste la exhumación del cadáver de Neruda, o fuiste partícipe de ese movimiento… 

-Es un tema que da para un bloque completo del programa, pero vamos a resumirlo: creo que después del proceso judicial, incluso a nivel forense, tenemos ciertas certezas, o por lo menos conclusiones, o acercamientos a la verdad. Una de las primeras certezas sería que cuando Echeverría mandó un avión para transportar al paciente, el destino final de Neruda era el Instituto Nacional de Cancerología (ubicado en Tlalpan), no es que viniera a formar la resistencia o a organizar la guerrilla para derrocar a Pinochet, venía a tratar de recuperarse o tratar de alargar su vida con un tratamiento que estaba siendo imposibilitado en Chile por un contexto previo al golpe de Estado; lo vemos ahora en Venezuela, hay carencia de alimentos y medicamentos, porque las embajadas norteamericanas son muy activas en bloquear y estrangular la economía local para poder facilitar la atmósfera que permita derrocar gobiernos. En 1973 no había medicamentos especializados para Neruda, hay cartas donde le solicita a su esposa que estaba de viaje en Francia, cartas de 1973, donde le pide medicamentos; y la semana posterior al golpe de Estado, el agregado cultural de la embajada de México, Pascual Martínez me dijo que un par de días antes de la muerte de Neruda estuvieron buscando medicamentos en Argentina, para traerlos mediante un puente aéreo y valija diplomática, porque no había medicamentos para el poeta. La urgencia de Echeverría era sacar a Neruda para continuar con su tratamiento médico, lamentablemente murió el día previo a subirse al avión, lo que generó la sospecha, pero el mismo poeta decidió reprogramar su viaje, es poco probable que la dictadura supiera que Neruda iba a reprogramar el viaje y esperaron 24 horas para inyectarle un veneno. Los exámenes son tan precisos que salió lo último que desayunó, detectaron los medicamentos que le aplicaron y se comprobó la metástasis; cuando hay dictaduras se sospecha de la desaparición de cadáveres, por lo tanto se realizó la prueba de ADN y salió compatible al 99.99%

-Mario, nos vamos al siguiente corte, en este bloque, ¿qué es lo que más te interesaría darnos a conocer sobre Neruda?

-Lo presenté en la portada (una ilustración de Hugo Ortiz), la idea era vincular a Pablo Neruda y David Alfaro Siqueiros, fue una amistad de 25 años, se conocieron en 1940, cuando el cónsul tramitó un salvoconducto para sacar al muralista de Lecumberri. El último viaje de Neruda a México -en general, y a Cuernavaca en particular-, tiene que ver con la residencia que tenía Siqueiros en Cuernavaca; la portada/contraportada juega con la unión simbólica, La Tallera es el ancla final de Neruda en Morelos. Hablamos del joven López Mateos como “editor”, son esos puestos de confianza entre políticos sin ninguna experiencia, lo vemos ahora en el Fondo de Cultura Económica con José Carreño, el secretario de prensa de Carlos Salinas, ahora dirige la editorial del Estado.

-Más periodista que impresor.

-Más propagandista, más salinista, para no fallar en la definición.

-El periodista no tiene nada que ver con el impresor, para ser impresor tendría más sentido estudiar diseño y artes gráficas…

-Lo que quería decir es que el joven “editor” López Mateos, años después, cuando fue presidente, no le gustaron las críticas que hizo Siqueiros en Venezuela; de gira por Sudamérica, López Mateos escuchó las críticas y no se las perdonó, al regresar Siqueiros cae nuevamente a Lecumberri, no por atentar contra la vida de nadie, sino por emitir una opinión contra el presidente de México en Venezuela, encarcelaron a Siqueiros en 1960. Neruda regresó a México en 1961 y solicitó una audiencia con López Mateos, su antiguo “editor”, al salir de Los Pinos lo entrevistó Julio Scherer para Excélsior, el poeta habló con el periodista sobre el encarcelamiento de Siqueiros, no le conceden el indulto; Neruda escribió un poema mientras esperaba en la silla del aeropuerto de la Ciudad de México, según la investigación de Marco Antonio Campos, es un poema breve y combativo:

A Siqueiros, al partir

Aquí te dejo, con la luz de enero,

el corazón de Cuba liberada,

y, Siqueiros, no olvides que te espero

en mi patria volcánica y nevada

He visto tu pintura encarcelada

que es como encarcelar la llamarada.

Y me duele al partir EL DESAFUERO

Tu pintura es la patria bienamada,

MÉXICO ESTÁ CONTIGO PRISIONERO.

 El talento de Neruda, algunos lo llaman “Rey Midas de la poesía”, consiste en rimar en la espera del aeropuerto: “enero, espero, desafuero y prisionero”, sin perder la potencia política del mensaje, “enero” no es una metáfora, el poema está fechado el “9 de enero de 1961”, cuando Neruda mencionó “el corazón de Cuba liberada”, tampoco es una metáfora, porque le envió a Lecumberri el libro de poemas que dedicó a la Revolución cubana: Canción de gesta (1960). Finalmente, López Mateos cede a la presión internacional, emite el indulto presidencial, Siqueiros salió de Lecumberri en 1964, fueron 4 años de presidio político, al salir, Manuel Suárez lo contrató para pintar un mural en el Hotel Casino de la Selva, el proyecto alcanzó dimensiones gigantescas que terminó en el Polyforum, la idea original era más pequeña, consistía en pintar la Capilla Siqueiros en Cuernavaca.

 -¿Esta información viene en el documental que mencionaste antes de entrar al aire?

-No, mencioné la historia de Siqueiros porque presentaré mi libro en La Tallera el 15 de julio, no hay mejor espacio en Cuernavaca para presentarlo, por la visita de Neruda a La Tallera en 1966 (publiqué las fotografías). El documental es un proyecto del director Diego del Pozo, me buscaron para darles ciertos consejos, el documental Cantalao está enfocado sobre el legado y testamento de Neruda, porque en el contexto del golpe de Estado y una dictadura de 17 años se rompe constitucionalmente la dinámica del país y unos abogados sin vinculación con el poeta terminaron traicionando su visión, queremos mostrar lo que Neruda dejó escrito sobre el funcionamiento de su fundación, pero en la actualidad ocurre lo contrario, espero que el director Diego del Pozo presente el documental Cantalao en noviembre.

 -¿El libro ya se presentó en Cuernavaca?

-Sí, lo presentamos en el Espacio cultural Aquí estuvo Zapata y en el Museo Casa de Morelos de Cuautla, y lo presentaremos el 15 de julio en La Tallera de Siqueiros.

 – ¿Cuánto cuesta la plaqueta y dónde la pueden conseguir?

– La plaqueta cuesta 25 pesos, es un precio muy económico. Las fotografías están impresas en un papel especial, es un libro muy accesible. En Cuernavaca lo tenemos a la venta en el Espacio cultural Aquí estuvo Zapata (calle Matamoros #20) y en las librerías La Rana Sabia (calle Rayón #22 y en La Casona Spencer). También está a la venta en algunos kioscos de periódicos -en lugares céntricos de Cuautla, Yautepec y Jojutla- los voceadores aceptaron a consignación los libros, “Pablo Neruda en Morelos” cuesta menos que una revista semanal o quincenal.

 – No sé si gustas agregar algo más…

– Quiero cerrar la entrevista con una metáfora, me parece que La Tallera está inspirada en la denominación de las casas de Neruda: La Sebastiana, La Chascona, La Isla Negra y La Manquel. La propuesta de Neruda para el funcionamiento de su fundación está en el testamento de Siqueiros, dictado un año después, en 1974, sus casas deben ser espacios abiertos para la impartición de talleres, incluso deben ser espacios para la residencia de los artistas para el perfeccionamiento y estudio de técnicas, en el caso de Neruda las residencias se enfocarían para becar a escritores y artistas. Creo que el testamento de Siqueiros está inspirado en la última voluntad de Neruda, es una metáfora que encierra 25 años de amistad entre Neruda y Siqueiros, quiero rescatar la historia de La Tallera en Cuernavaca para reivindicar el testamento de Neruda en Santiago de Chile, finalmente reitero la invitación para la presentación del libro Pablo Neruda en Morelos, el 15 de julio, en La  Tallera: calle Venus #52, colonia Jardines de Cuernavaca (17 horas).

http://mariocasasus.blogspot.mx/2016/06/entrevista-con-el-regional-del-sur.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More