Chile. La lucha de las y los trabajadores de Metrogas S.A.

Publicidad

Somos el Sindicato Nacional Interempresas de los Trabajadores del Gas Ex Número 2. En septiembre pasado iniciamos un proceso de negociación colectiva. Sin embargo, la empresa se ha negado rotundamente a satisfacer nuestras demandas aduciendo la ya repetida excusa de todo el empresariado: que la situación económica no permite a la empresa comprometerse con alzar sus propios costos entregándole a los trabajadores beneficios económicos. ¿Por qué siempre debemos ser los trabajadores los que hemos de pagar la crisis de los ricos?, ¿Por qué en épocas de bonanza esgrimen la misma tacañería para negarnos nuestras pequeñas aspiraciones?

La excusa suena extraña si se considera que son los grandes empresarios los que precisamente han derrochado millones de dólares financiando campañas políticas de los parlamentarios particularmente de la UDI y RN (si hasta debemos mencionar la donación que hizo Luksic al magnate Donald Trump en su reciente campaña electoral) para luego hacer su trabajo legislativo en contra de la clase trabajadora, como por ejemplo, oponiéndose al aumento salarial que piden nuestros compañeros del sector público. Tienen plata para financiar a sus políticos pero no tienen plata para financiar a los que producimos la riqueza de Chile: los trabajadores. Si no financiaran tantos abogados que les arreglen sus chanchullos, si no derrocharan tanta plata financiando las carreras de sus cachorros políticos, de seguro tendríamos plata hasta para dar gas a bajo costo a todo el país. En lugar de esto, aumentan los tarifazos en contra de los usuarios, acumulan obscenas ganancias y castigan a sus trabajadores.

Hoy a nosotros se nos ha dado un portazo en la cara. Lo que pedimos es absolutamente justo, no queremos ni más ni menos que el 10% del costo salarial entre aumentos de sueldo base y bonificaciones y que la misma empresa desembolsa por conceptos total de sueldos. Por su parte la empresa se ha negado terminantemente a satisfacer estas demandas obligándonos a entrar en fase de arbitraje. Hoy la legislación laboral pinochetista nos obliga a presentarnos a arbitraje, dilatando una solución con el único fin de desgastarnos, desmoralizarnos y perjudicarnos económicamente.

Metrogas no es cualquier empresa. Es una empresa considerada de carácter estratégico cuyos resultados son la norma para la rama industrial a la que pertenece. Por tanto el producto de nuestro proceso de negociación no sólo afectara a los trabajadores directamente relacionados con esta empresa sino a decenas de miles de trabajadores del sector energético. Es más, llamamos al gobierno tome nota de esta situación pues no sólo se trata de una negociación entre particulares sino también de un problema de carácter público que atañe a todos los consumidores de gas que ven como la empresa Metrogas obtiene rentas cuestionadas por las propias autoridades fiscalizadoras.
Lo antecedentes que exponemos son de conocimiento público y comentados por los medios de comunicación masivos disponibles en la misma internet, datos provenientes de la Superintendencia de Valores y Seguros, de los balances públicos que hace anualmente la empresa, de las estadísticas del Banco Central, del Servicio de Impuestos Internos, de las estadísticas de la Fiscalía Nacional Económica, de los datos proporcionados por la Fiscalía Nacional Energética.

Cabe destacar que Metrogas no es una empresa que se caracterice por su transparencia y menos su ecuanimidad. Basta leer la prensa para informarnos cómo en febrero del año 2015 METROGAS FUE DENUNCIADA por inflar sus costos en los estados financieros de 2013 y 2014 a fin de aumentar sus costos en un 36%. Aún peor fue el alza de 9% en los precios al gas natural domiciliario mientras el año 2015 los precios del gas bajaron 36%. Cabe destacar que según la Comisión Nacional de Energía (CNE) el gas natural importado que llegó a Chile desembarcó con un – 25% más barato; empero esta baja no fue traspasada a los clientes. Y ya que a Metrogas tanto le gusta el número 36%, quizás nosotros deberíamos pedir similar cifra de aumento y no el comedido y bien ponderado petitorio que hemos hecho a la empresa. A esta verdadera joya del “emprendimiento en abusos” debemos agregar la denuncia hecha en enero de 2016 ante el Superintendente de Valores y Seguros (SVS) en contra de Metrogas, por cobros injustificados a los consumidores al consignarse que la empresa habría obtenido una rentabilidad de 12,4% el año 2012, de 16,9% el año 2013, y un 12,2% el año 2014, todas rentas (especie de utilidad obtenida sin inversión de capital) que traspasan el límite legal de renta fijada en 11%.

Los autores de estas acciones son siempre los mismos. Los gerentes van cambiando de directorio en directorio, cruzándose en mesas empresariales elegantemente llamadas interlocking. “Estas relaciones simbióticas”, explicó en su momento el fiscal nacional económico, Felipe Irarrázaval, “restan presión competitiva y generan riesgos para la libre competencia”. En el mercado gasífero, la compra de CGE por parte de Gas Natural Fenosa en 2014 cambió el panorama y aminoró el peligro de competidores en los directorios. Ello porque el grupo catalán optó por potenciar el gas natural y con ello dividió Gasco, donde Gas Natural Fenosa se quedó con el activo de GNL (gas natural licuado) mientras la familia Pérez Cruz se hizo del negocio del gas licuado de petróleo (GLP). Los grandes grupos económicos que participan en esta empresa societaria han procedido a la división accionaria de la compañía. Así, Metrogas está en procesos de división en dos compañías: una que continuará con el mismo nombre, y otra nueva llamada Aprovisionadora Global de Energía. La continuadora legal, Metrogas, será responsable de la distribución de gas natural a clientes residenciales, comerciales e industriales. Será, además, la titular de las concesiones de operación que entrega la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), y ejecutará el plan de inversión por US$ 1.100 millones en 10 años, anunciado por Fenosa a mediados de diciembre. Se trata en definitiva de turbios mecanismos como los efectuados por uno de los dueños de Metrogas, el conglomerado COPEC que además de analizar las “áreas de riesgo”, tomaron la decisión de aumentar los directores y diversificar su perfil. De este modo, el mismo grupo COPEC fichó a Víctor Turpaud, ex gerente general de Metrogas, para que asumiera en los directorios de las empresas pesqueras, empresas dueñas del mar de Chile, dueñas de muchos parlamentarios e incluso ministros todos gestores de la llamada Ley Longueira con la que han exterminado el Mar de Chile y a quienes legítimamente lo explotaban, los pescadores.

Las matemáticas son justas en todas sus dimensiones, no mienten y nos dan la razón. Metrogas el año 2015 tuvo ventas físicas de gas natural por un total de un billón trecientos mil millones de metros cúbicos con ventas valoradas en 414 mil millones de pesos. El año 2014 Metrogas tuvo ventas físicas de gas natural por un total de un billón ciento cincuenta mil millones de metros cúbicos con ventas valoradas en 458 mil millones de pesos. Esto hace que el EBITDA del año 2015 fuese de 114 mil millones de pesos, mientras que el mismo índice para el 2014 fue de 156 mil millones de pesos, es decir cada trabajador generó una utilidad de 140 millones de pesos durante el año 2015 (o lo que es lo mismo 11 millones 600 mil pesos mensual sólo en utilidades) y 164 millones de pesos para el año 2014 (o dicho de otro modo 13 millones 600 mil pesos). Sin embargo, el salario promedio mensual de cada trabajador es de 629.000 para el año 2014 y 874.000 pesos para el año 2015.

Peor aún, el promedio simple de las utilidades EBITDA de los tres últimos años arroja 148 mil millones de pesos contra 15 mil millones de pesos que la empresa gasta en sueldos, salarios y beneficios a todos los trabajadores sin distinción. Es decir, el salario es el 10% de las utilidades de Metrogas. Si sacamos cuentas sobre el tiempo que pasamos en la empresa durante la jornada de trabajo nos daremos cuenta que en el 10% de la jornada laboral ya hemos repuesto el valor de nuestro salario. Es decir, si entramos a trabajar a las 8 de la mañana ya a las 8.52 minutos hemos devuelto al empresario lo que él gasto por concepto de sueldos y salarios. Desde las 8.52 minutos en adelante trabajamos más a cambio de absolutamente nada. Es tiempo de trabajo que le regalamos a la empresa. Es la base de la ganancia del empresario. En otras palabras, con una jornada diaria de trabajo desde las 8 de la mañana hasta las 17 horas de lunes a viernes nosotros construimos la riqueza de este país. Bueno, es tan grande la ganancia de la empresa que el sueldo mensual que nos pagan podría ganarlo en el 10% del mes, o sea en tres días. Es decir en lugar de trabajar 5 días a la semana, contando un mes de treinta días, en apenas 3 días del mes ya hemos cubierto la remuneración mensual que se nos paga. ¿Y qué ocurre con los 27 días que faltan para completar el mes?, bueno ese es el tiempo de trabajo extra sin paga con el que beneficiamos a la empresa, tiempo de nuestras vidas que podríamos dedicar a nuestro desarrollo personal, a nuestra familia, al deporte, a la cultura, etc. Este análisis es del todo relevante pues permite comprender que si nuestro salario equivale sólo al 10% del tiempo de trabajo entonces en lugar de endeudarnos 35 años para pagar nuestra casa o departamento, o cinco años en pagar un auto, o 15 años en pagar una carrera universitaria, con las ganancias que producimos y generamos para la empresa podríamos pagar una casa en el 10% del tiempo que tardamos actualmente, es decir 3 años y medio, lo mismo ocurría para pagar nuestro auto, en lugar de 5 años tardaríamos 6 meses en pagarlo.

Pueblo de Chile, nosotros como sindicato somos sumamente realistas, sabemos que para lograr que se nos reembolse todo lo que producimos sería necesaria una revolución. Sabemos que no tenemos la fuerza ni la potencia suficiente como para lograr un cambio tan radical. Sin embargo, lo único que pretendemos con nuestro petitorio a la empresa es que se nos den beneficios económicos y mejoras salariales que son absolutamente pequeños en comparación con las utilidades de esta empresa, pero que para nosotros representan un gran paso adelante en la construcción de nuestras vidas. La empresa puede satisfacer a plenitud nuestras demandas sin embargo, prima en ellos la mala voluntad, la codicia desenfrenada y el afán revanchista.

Nosotros no queremos el conflicto, quisiéramos trabajar tranquilos, sin tener la amenaza de pérdidas de beneficios, ni la sombra del despido, ni la nefasta precarización de nuestras labores. Sin embargo, la empresa al negarse a satisfacer nuestras demandas no sólo demuestra que en nada le importa nuestro bienestar, sino que solo le importa extraer más y más ganancias mediante un verdadero sistema de guerra cotidiana encubierta y silenciosa en contra de nosotros, los trabajadores.

Llamamos a denunciar esta brutal explotación, llamamos a la unidad, lucha y organización de todos los trabajadores pues, nuestros problemas son recurrentes, el origen de nuestra situación es idéntica y las máscaras de opereta con la que nos trata el empresariado es acompañado siempre por el mismo guion.

Con esperanza, convicción y tesón les saluda
Sindicato Nacional Interempresas de los Trabajadores del Gas Ex Número 2

ANEXO:
SÍNTESIS DE LA PROPUESTA DE LOS TRABAJADORES DEL Sindicato Nacional Interempresas de los Trabajadores del Gas Ex Número 2

1. Incremento real por única vez 5% del sueldo base. Metrogas se rige por un sistema de compensaciones que es un sistema dedocratico y siniestro para los Trabajadores. En la negociación colectiva es la única instancia para aumentar el sueldo base a todos los Trabajadores.

2. Incorporación al contrato colectivo el beneficio tácito de no descontar el aporte del empleador del seguro de cesantía por artículo 161. Al ser una costumbre en la empresa por 12 años.

3. Generar cupos de IAS para los Trabajadores tipo B de Metrogas.
Existen trabajadores tipo A que fueron traspasados de Gasco a formar Metrogas y se traspasó el beneficio colectivo del pago IAS. Es justo obtener el beneficio todos los Trabajadores de Metrogas y no hacer diferencias discriminatorias entre Trabajadores de la misma Empresa.

4. Aumento de beneficios anuales: Actualmente Metrogas entrega beneficios a los Trabajadores tipo B inferiores a los de mercado y se solicita un incremento en estos, un monto fijo en los tres años y Metrogas ofrece una cifra escalonada. Lo solicitado: Bono de fiestas patrias 6 UF
Bono de Navidad 8 UF Bono de vacaciones 10 UF.

5. Incremento de movilización mensual por $52.000 más ipc semestral. Metrogas tiene un valor fijo hace 6 años equivalente a $39.900 que no ha sido reajustado. Debido a la situación país con el sistema de Transantiago los Trabajadores realizan un costo superior para cumplir con los horarios establecidos.

6. Entregar a un grupo de Trabajadores un bono de responsabilidad por conducción de un vehículo de la empresa, el bono solicitado equivalente al 8% del sueldo base. Esto se argumenta por la doble responsabilidad de tener a cargo un vehículo de la empresa y realizar su función principal. Además existe una responsabilidad civil endosada a todos los Trabajadores.

7. Reducción de jornada los días viernes. Se solicita extender la reducción de jornada a todos los Trabajadores ya que hoy la empresa coarta el beneficio a quienes operacionalmente pueden hacerlo.

8. Incremento del bono de término de conflicto equivalente a $3.000.000 bruto por trabajador, la empresa otorgo un bono bruto en el año 2013 de $1.850.000 explicando que contempla la gratificación de las utilidades lo cual hoy el ofrecimiento no incluye debido a que la propuesta es de $2.100.000 bruto que sólo contempla el IPC de los tres años y no incluye la gratificación de las utilidades. Cabe destacar que la gratificación legal que se paga a los trabajadores es la mínima equivalente a 4.75 del ingreso mínimo legal. Actualmente el promedio del EBITDA de Metrogas ha sido triplicado de 40.000 millones a 137.000 millones promedio.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More