Chile. La incertidumbre geopolítica del covid-19

Publicidad

La pandemia de covid-19, al parecer, es una nueva categoría para el análisis geopolítico, que en el contexto actual, se debe tener en cuenta a la hora de observar los cambios significativos que se han ido produciendo en las relaciones internacionales y locales, en el plano político, económico y militar.

La injerencia que esta situación de crisis sanitaria ha generado en el escenario geopolítico, pone a América latina ante futuros retos, en lo referente a las formas de administrar los Estados de la región.

En este escenario de coronavirus, quizás, veremos distintas acciones tendientes a ir configurando un nuevo orden mundial, que probablemente irá desde medidas de acoso militar, como el que se observa contra Venezuela por parte de EEUU, hasta la posibilidad de optar entre nacionalismos autoritarios y un orden global abierto, basado en la cooperación entre los Estados.

Lo cierto, es que esta crisis ha desnudado la fragilidad económica, política y social de un sistema basado en el Mercado, donde el predominio de su administración estaban en manos de Estados que accionaban desde las llamadas democracias liberales,  surgidas en el último medio siglo, de dictaduras promovidas e impulsadas en la región por EEUU, el mismo que hoy se ve débil e inconsistente ante la pandemia de Covid-19 y que en un gesto necio y obtuso, amenaza la soberanía de Venezuela, con argumentos que caen en lo falaz.

Lo concreto, es que nuestra generación está experimentando la desintegración del orden establecido, nacido de una serie de hechos históricos ocurridos en el siglo 20, y lo que hoy nos está generando un corona virus pandémico, en las relaciones sociales, políticas, económica y militares.

En el caso de Chile, hemos visto como un Sebastián Piñera, que amenaza a su pueblo desde Plaza Dignidad,  gobierna desde la demanda de gestos a sus empresarios y no desde acciones concretas, que se esperan de un mandatario de Estado en situación de catástrofe nacional, por él mismo decretado. Vemos más bien a un mandatario-empresario, fiel  a su esencia, que aún se cuadra con el sistema de mercado, desconociendo la fragilidad en la que se encuentran  la mayoría de los chilenos, como consecuencia de la coyuntura que ha provocado el covid-19, que si bien no es derivación del capitalismo ni de la globalización, nos ha permitido ver las limitaciones del mercado, las que quedan liberadas a su antojo, con medidas que velan más por la economía que por la vida humana.

Entonces, ¿Qué nos depara este nuevo orden mundial del covid-19? Lo real es que tendremos un antes y un después de la pandemia, donde quedará demostrado que la confrontación entre doctrinas, y sistemas políticos, deberán ser reevaluados, pues se tiene enfrente  un nuevo periodo histórico y ordenamiento social, que deberá encarar factores ambientales, climatológicos, como virales, los que no tiene ideologías y deberán ser enfrentados desde visiones mas cooperantes y multilaterales, donde un virus como el covid-19, ya nos está dictando  dinámicas geopolíticas para los años venideros.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More