Chile. Haitianos califican como “una maniobra política” el plan de retorno ideado por el Gobierno de Piñera

Publicidad

La Plataforma Nacional de Organizaciones Haitianas en Chile sostuvo que la finalidad del programa es continuar “imprimiendo en la retina de la comunidad nacional la imagen de los inmigrantes, sobre todo los inmigrantes haitianos, como una carga con el cual el fisco va a tener que lidiar”.

A fines de agosto, el Gobierno de Sebastián Piñera anunció la implementación de un Plan Humanitario de Regreso Ordenado para personas de nacionalidad haitiana que quieran volver a su país de manera voluntaria. La iniciativa se dio a conocer luego de una reunión entre el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, con integrantes de la comunidad del país centroamericano residente en Chile.

En el momento en que las autoridades dieron a conocer los detalles del programa, se indicó que durante septiembre se hará pública la metodología para efectuar el procedimiento. Eso sí, Ubilla dijo que el Gobierno pondrá a disposición un avión para el traslado de las personas a Haití.

Rodrigo Ubilla

Durante los primeros días de septiembre, el subsecretario dio una entrevista a La Tercera, espacio en el que dijo que “aún no está definido” el mecanismo de financiamiento de la iniciativa. Además, precisó que los ciudadanos que deseen retornar, deben poseer documentos de identificación o pasaporte al día y no contar con procesos penales pendientes en Chile. El programa no contempla atender las solicitudes de las personas con orden de expulsión vigente o que estén cumpliendo una pena en Chile.

Con el mes de septiembre llegando a su fin, se acerca la concreción del primer vuelo de haitianos en dirección a su país. Por lo mismo, la Plataforma Nacional de Organizaciones Haitianas en Chile (PlaNOHCh) expresó, mediante una declaración, su “desacuerdo y rechazo ante el llamado plan de retorno que no es otra cosa que la idea de poner un avión a disposición de la colonia haitiana en Chile, cuyo fin último, a nuestro parecer, sería el de facilitar la deportación, forzada y no voluntaria, de nuestros compatriotas que vieron en Chile un país de oportunidades”.

Los descargos de la Plataforma

La agrupación, que reúne a una treintena de organizaciones, califica como “un acto de crueldad” el plan del Gobierno. En este sentido, lo compara con la desafortunada difusión, el año pasado, de un rumor que indicaba que las personas haitianas padecían lepra; o con las especulaciones acerca del sobre amarillo que portaban las personas haitianas que arribaban al país.

“Lo sucedido en esta oportunidad encajaría perfectamente en la lógica de una propaganda sistematizada, cuyo sustento menos ecuánime sería: la ‘ecuación de la tetralogía de la xenofobia’, la cual dice relación con una cierta obsesión por parte de algunas autoridades por relacionar a los inmigrantes afrodescendientes con la inseguridad ciudadana, la delincuencia y la pobreza (agravada en el caso de la migración haitiana), con todos los réditos políticos que aquello pueda significar para sus promotores y/o impulsores”, plantearon desde la Plataforma.

Las organizaciones firmantes de la declaración consideran que la idea liderada por Ubilla es “una maniobra política”, cuya finalidad es continuar “imprimiendo en la retina de la comunidad nacional la imagen de los inmigrantes, sobre todo los inmigrantes haitianos, como una carga con el cual el fisco va a tener que lidiar”.

Incluso, desestimaron el “supuesto carácter humanitario” del programa, puesto que, según expusieron, existe una contradicción cuando “se niega a los inmigrantes el derecho a procurarse su subsistencia, cuando se nos prohíbe trabajar, cuando se exigen documentos innecesarios para realizar los trámites, cuando se prolonga indefinidamente y de manera absurda los trámites para mantenernos en una situación de eterna semi-regularidad migratoria, lo que nos hace carecer de una cédula de identidad que es fundamental para conseguir un trabajo formal”.

“Una auténtica preocupación por nuestras condiciones de vida e integración en el país sería permitir un proceso de regularización que en forma realista nos permita acceder a tener una residencia en el país”, agrega el documento emitido por la Plataforma.  

Igualmente, objetaron a los ciudadanos haitianos que se reunieron con los funcionarios de Gobiernos, durante la jornada en que se dio a conocer el “Plan Humanitario de Regreso Ordenado”. William Pierre fue uno de los representantes de la comunidad que dialogó con Ubilla y aseguró que algunos de sus compatriotas “no se acostumbran al idioma, al clima, otros tienen problemas para trabajar en sus profesiones”.

Al respecto, la Plataforma desechó “esa verdad a medias de un presunto ‘vocero de la comunidad haitiana en Chile’, considerando que ese tipo no goza ni siquiera de la más mínima pincelada de legitimidad y por tanto, sin autoridad alguna de parte de la diáspora haitiana asentada en Chile. En este sentido, cualquier discurso que fuera a tener, más allá de lo personal, ha de ser considerado como una simple opinión personal”.

La iniciativa del Gobierno también es resistida desde el ámbito académico. La doctora en sociología, María Emilia Tijoux, sostuvo en su cuenta de Twitter que “después de dañar usar explotar humillar y convertir a una persona en objeto de racismo es fácil ofrecerle el viaje de regreso que oculta lo que realmente es una expulsión. Cuidado con un engaño en el que se suele caer”.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More