Chile. Hacia un Un Frente Político Anticapitalista, Antiimperialista y Antipatriarcal

A la clase trabajadora y al pueblo

A las y los compañeros de las organizaciones revolucionarias hermanas

A las y los comunistas revolucionarios

La Organización Comunista Revolucionaria, OCR, es  un destacamento de hombres y mujeres, que abrazamos las banderas del comunismo y del Marxismo-Leninismo como ideología del proletariado. Nos hemos volcado al trabajo de masas sirviendo al pueblo de todo corazón,  y nos hemos impuesto la tarea de construir junto a la clase trabajadora y al pueblo en lucha, el verdadero Partido Comunista Revolucionario que tenga como objetivo la conquista del poder para la clase trabajadora.

Asistimos a una crisis integral del capitalismo que es profunda y de duración inusual. El sistema, apurado por la pandemia, ha demostrado algunas de sus fragilidades estratégicas, así como la realidad de pobreza, marginación, opresión y explotación a la que el capitalismo monopólico condena a la humanidad y a la naturaleza.

En esta crisis se abren en el horizonte potencialidades de transformación revolucionaria. Sin embargo, sabemos que la derrota del sistema capitalista no es fruto espontáneo ni auto-determinado por las crisis que genera. Por ello la labor de las organizaciones que caminan en la vereda de la revolución, y del comunismo, son fundamentales.

El ciclo de la lucha de clases está abierto y en disputa. El pueblo en lucha ha demostrado el potencial creador y una fuerza que podría profundizar la ruptura. Para esto, el desarrollo de una correcta línea política que genere simbiosis entre partido y masas es indispensable para que la revolución sea una posibilidad real.

Sin teoría revolucionaria, sin partido comunista revolucionario, bajo el principio general de la guerra popular, con las características particulares que vaya asumiendo en la realidad concreta, las posibilidades abiertas pueden quedar en una importante, pero insuficiente, rebelión que pueda incluso derrocar gobiernos, pero no tenga la fuerza de destruir el sistema.

El alzamiento popular es un movimiento de continuidad y ruptura. Tiene antecedentes en los procesos de movilización desarrollados desde al menos el año 2006, movimientos de masas que irrumpen en octubre desafiando el modelo de dominación, rompiendo los canales de amarre de la institucionalidad respecto de las reivindicaciones democráticas y populares y recuperando formas histórica de lucha radical como la autodefensa, la protesta popular y la violencia de masas. Esta situación es la que abre la perspectiva de salto en el movimiento popular, hacia la construcción de un programa revolucionario y la fuerza material que lo sustente.

Se evidencia además que los partidos y movimientos reformistas y cuidadanistas, surgidos como pretendida alternativa al duopolio, han develado su condición de clase y acuden llanos a los llamados del gobierno a firmar acuerditos de paz, de institucionalización de las luchas y criminalización de la protesta.

Nuestro enemigo de clase no escatima en hacernos pagar la crisis capitalista. Tanto Piñera y sus secuaces, la ex nueva mayoría agonizante y el reformismo vendido han legislado en contra de las y los trabajadores. En octubre fueron leyes que buscaban frenar el avance del pueblo en lucha. Hoy son las medidas económicas que buscan salvar a las grandes empresas y golpear a la clase trabajadora.

Las tareas son inmensas.

1.- Fortalecer y desarrollar la organización territorial, en el camino de resolver los problemas inmediatos, acrecentar la autodefensa de masas frente a la represión, e impulsar la construcción del poder popular

2.- La articulación y unidad social del pueblo oprimido. Para constituirnos en alternativa popular es necesario existir como Bloque Popular Revolucionario, visible para el pueblo y la clase, creíble por las capacidades operativas y organizacionales, un referente de combate e ideas para levantar una alternativa clasista y popular

3.- Un Frente Político Anticapitalista, Antiimperialista y Antipatriarcal, que sea capaz de superar el sectarismo y la parcela política y proponga una clara dirección y horizonte programático hacia el socialismo

4.- La construcción del Partido Comunista Revolucionario es una tarea indispensable y nuestra organización se compromete a seguir poniendo los esfuerzos necesarios para que, en conjunto con otros y otras comunistas, consolidemos este objetivo

Por otro lado, para nosotros y nosotras es importante saludar a quienes han entregado su libertad en la lucha por los derechos de la clase trabajadora y el pueblo. Les enviamos toda la fuerza a sus familias, quienes han tenido que soportar esta injusticia y desde luego nos sumamos a la exigencia de su libertad inmediata. Asimismo, saludamos fraternalmente a las organizaciones populares y sociales que han incorporado en su lucha la libertad de las y los presos políticos.

La exigencia de libertad no debe ser sólo para quienes se encuentran en las mazmorras del capital desde el 18 de octubre, sino también a todas las y los revolucionarios que desde hace décadas vienen luchando por terminar con este sistema opresor, incluyendo en esto a las y los weichafes del pueblo nación Mapuche.

El escenario no es el mejor para la vida de las y los trabajadores. Estamos viviendo en carne propia la cesantía, nos hemos visto golpeados por un virus despiadado y un brutal sistema de salud. Sin embargo, la historia nos ha demostrado que hasta en los momentos más adversos el pueblo sale adelante, con la convicción de que ante la crisis podemos salir luchando.

Debemos asumir con fuerza y coraje el momento. Con orgullo de ser clase y optimismo proletario, tenemos la obligación de impulsar de forma radical la lucha del proletariado por la victoria, el poder y el socialismo.

Compañeros y compañeras, declaramos que nos colocamos al servicio de la clase trabajadora, con disciplina militante y autocrítica comunista, para asumir las tareas que el periodo requiere en las actuales condiciones de la lucha de clases. El desafío es hermoso y lo asumiremos con decisión, humildad proletaria y la convicción de servir al pueblo de todo corazón. Les demostraremos a las y los dueños del poder y la riqueza que ¡¡¡La Revolución Comunista es Imparable!!!

Que la Crisis la Paguen los Ricos

¡Nuestro Camino, la Revolución y el Comunismo!

¡A Protestar Contra el Hambre y la Cesantía!

¡Con Unidad y Solidaridad, Servimos al Pueblo!

Organización Comunista Revolucionaria, OCR

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS