Chile. Hablan LASTESIS tras ser demandadas: «Decir que por nosotras todos odian a Carabineros es minimizar el descontento»

Publicidad

El martes 16 de junio el colectivo LASTESIS, conocidas a nivel mundial por ser las creadoras de las performance Un violador en tu camino, se enteraron a través de la prensa, específicamente por la publicación de diario La Tercera, que Carabineros de Chile había presentado una denuncia contra las cuatro integrantes del colectivo por “atentado contra la autoridad» y amenazas hacia la institución.

Según publicó el medio del empresario Álvaro Saieh, la acción judicial las acusa de realizar un llamado de “Fuego a los pacos. Fuego a la yuta”, en un video publicado en youtube el 27 de mayo.

La Tercera tiene acceso a esa información y las personas demandadas en este caso, nosotras, no. Las abogadas que nos están ayudando tampoco han tenido acceso a esa denuncia a pesar que la han pedido en varias oportunidades. Habla de un manejo comunicacional de la situación y que la institución de Carabineros, respaldada por el gobierno de Chile, está mandando un mensaje de censura a través de los medios de comunicación, sin notificarnos, ni preguntarnos de ninguna manera”, indica Daffne Valdés de LASTESIS.

Para el manifiesto por el cual fueron demandadas, trabajaron en conjunto con el colectivo feminista ruso Pussy Riot; resultando un video en el que denuncian la brutalidad policial mundial. En Manifiesto Against Police Violence, las artistas chilenas hablan desde la Prefectura de Carabineros de Chile en Valparaíso sobre las prácticas autoritarias que emergen en el contexto de la pandemia. En la segunda parte muestra a la activista y vocera latinoamericana de Pussy Riot, Wendy Moira.

La demanda fue ingresada a la Fiscalía Regional de Valparaíso el 30 de mayo por la Unidad OS9 de Carabineros, es decir, la principal rama de investigación criminal de Carabineros de Chile. Ante ello, el Ministerio Público explicó que los antecedentes allegados hasta ahora resultaban insuficientes.

“Los antecedentes resultan insuficientes para adoptar alguna decisión, pues la investigación se encuentra en un estado incipiente. De esta forma, con las denuncias agrupadas, se está insistiendo ante el OS 9 de Carabineros para evacuar orden de investigar cuyo objetivo principal es que entregue todos los antecedentes con los que cuenta a propósito de la denuncia presentada”, indica el comunicado de la Fiscalía Regional de Valparaíso.

Desde el gobierno respaldaron esta denuncia. “La institución tiene todo el derecho a ejercer las acciones que estime pertinentes para defender como corresponde la dignidad e imagen de la institución”, indicó el ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

Hace aproximadamente dos años, cuatro mujeres de Valparaíso, Sibila Sotomayor, Daffne Valdés, del área de las artes escénicas, Paula Cometa, del ámbito del diseño e historia y Lea Cáceres desde el diseño de vestuario, se organizaron y dieron vida al colectivo interdisciplinario de mujeres LASTESIS.

El nombre del colectivo radica en que el objetivo de estas cuatro mujeres es tomar tesis de autoras feministas y traducirlas a un formato performático con el fin de llegar a múltiples audiencias. Con la primera tesis que trabajaron fue con el libro «El calibán y la bruja de Silvia Federicci» (2004). Mientras que para Un violador en tu camino, se inspiraron en torno a la tesis de la antropóloga argentina Rita Segato, quien ha analizado en sus obras los factores que estructuran la violencia sexual ejercida contra las mujeres y la violación como un mandato de la masculinidad fragilizada, explicaron a nuestro medio en la ocasión.

“Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía. El violador eres tú”, es parte de la performance que el lunes 25 de noviembre de 2019, en el Día Internacional de Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres y en pleno estallido social, traspasó fronteras. Desde esa fecha, mujeres de todo el mundo se han reunido en diferentes ciudades y plazas para entonar la letra que denuncia los abusos y la violencia sexual.

– ¿Cómo se enteraron de la demanda de Carabineros de Chile en contra de ustedes? 

Paula Cometa: Nos enteramos a través del medio La Tercera cuando ya estaba publicado, así como todo el mundo se enteró, así mismo nos enteramos nosotras. Todo lo que sabemos respecto a la denuncia es la información que La Tercera maneja al respecto.

Sibila Sotomayor: Tampoco se contactaron después. Desde que nosotras aparecimos en la opinión pública el año pasado, algunos medios nos han seguido a los conversatorios que hemos ido. Nosotras hicimos la crítica hacia cómo abordan las noticias que tienen que ver con femicidios, sobre el uso de imágenes de mujeres, es parte de nuestro trabajo hacer esa crítica.

Respecto a esta noticia puntual, como La Tercera no se ha comunicado tampoco, no nos genera ningún problema, sabemos que es parte de la prensa que tiene privilegios, que responde a grupos empresariales, a distintos interesados que no son del pueblo; no de nadie común y corriente.

Daffne Valdés: La Tercera tiene acceso a esa información y las personas demandadas en este caso, nosotras, no. Las abogadas que nos están ayudando tampoco han tenido acceso a esa denuncia a pesar que la han pedido en varias oportunidades. Habla de un manejo comunicacional de la situación y que la institución de Carabineros, respaldada por el gobierno de Chile, está mandando un mensaje de censura a través de los medios de comunicación, sin notificarnos, ni preguntarnos de ninguna manera.

– “Carabineros presentó una denuncia contra LASTESIS por incitación a la violencia”, ¿qué les produce esta afirmación? 

Sibila Sotomayor: Hacer esta denuncia y filtrar a la prensa para que se entere todo el mundo, incluida nosotras, es una idea absolutamente irrisoria y absurda. Es una falta de respeto tanto como para nosotras, como para nuestro trabajo y también para todas las personas que se han estado manifestando sobre todo después del 18 de octubre en nuestro país. El vernos las caras de imbéciles, “la gente ha cometido estos actos de violencia contra Carabineros de Chile por culpa de estas cuatro mujeres artistas de Valparaíso que trabajan a través de la performances y por culpa de eso a nosotros nos han atacado”, realmente es patético y carece de todo sentido.

Nosotras somos artistas, podemos decir lo que queremos en ese sentido, porque la literalidad aquí no tiene sentido, estamos en un terreno de la metáfora, de la poesía. Tomarse de eso para hacer una denuncia legal, en un intento de intimidación, de amendantramiento en nuestra contra, es un ataque directo y violento contra nosotras, pero también en contra de las personas que se han manifestado durante el levantamiento popular. Porque finalmente lo que están tratando de hacer, es casi decir que por nosotras Chile despertó más o menos, cuando nadie nos conocía en ese entonces. Es realmente sacado de una novela de fantasía, no tiene mayor sentido.

Una vez más castigan a quienes salen de su lugar de subordinación, que en este caso seríamos nosotras, por atrevernos a habitar el espacio público.

Daffne Valdés: Y es minimizar a la vez, las demandas sociales y el descontento generalizado en torno a esa situación y reducirlo a nuestro actuar.

Paula Cometa: Ellos pretenden desconocer todo el historial de violencia, de coimas y robos, que han llevado adelante por años, victimizándose por esta performance. Ahí hay un problema grave.

Lea Cáceres: Hay cosas mucho más relevantes que ellos deberían estar investigando, no a cuatro hueonas que hacen arte, por favor.

Sibila Sotomayor: Estamos en una situación crítica en la cual hay personas manifestándose porque tiene hambre, porque no tienen qué comer y esta gente sale con esta campaña mediática de censura en contra nuestra, en contra de la prensa independiente. Es realmente ofensivo. Una vez más nos pegan la bofetada en la cara como pueblo, como sociedad completa. Además que el gobierno salga públicamente a respaldar a Carabineros de Chile, es la guinda de la torta.

Desde el 18 de octubre se está luchando por dignidad, por derechos fundamentales, esta palabra como bandera de lucha contenía todas las demandas sociales. Sin embargo, vemos que, sobre todo en este contexto tan precarizado, que nuevamente se atenta contra la dignidad.

Más ahora, que se está jugando con la vida y la muerte. Han priorizado el mercado, en vez de la vida de las personas. Están aprovechando esta instancia de desmovilización, pero creemos que no estamos desmovilizados, sino en pausa, para realizar todas estas medidas intimidatorias ante quienes han encontrado la forma de seguir luchando desde el confinamiento.

Además, el gobierno para defenderlos usó la palabra dignidad, me parece horroroso, no tengo más adjetivos para describirlo. Cuando escuchamos al ministro del interior defender a la institución de Carabineros respecto a la denuncia en nuestra contra, pero no se refiere a ninguna denuncia de violación de derechos humanos y que hayan usado la palabra dignidad, es extremandamente ofensivo.

Colectivo feminista LASTESIS

Colectivo feminista LASTESIS

– ¿Cómo creen que queda la imagen de Carabineros internacionalmente?

Sibila Sotomayor: Como chaleco de mono, qué quieres que te diga [risas].

Lea Cáceres: Esto creo que termina por sepultar su pésimas labores.

Daffne Valdés: Ellos mismos se han encargado de difamar su institución, no nosotras, ni todas las personas que se manifiestan en la calle, ni los colectivos artísticos que tratan el tema. Ellos mismos son responsables de sus actos, lo que pasa es que no se quieren hacer cargo. Ojalá que internacionalmente ayude a evidenciar esto una vez más.

– ¿Cómo surgió esta colaboración con el colectivo feminista ruso Pussy Riot para lanzar el manifiesto contra la brutalidad policial? 

Sibila Sotomayor: Pussy Riot tiene distintas representantes en el mundo. A nosotros nos ubicó una de sus fundadoras, Nadya Tolokonnikova, artista y una de las figuras mundiales del activismo feminista. Ella nos contactó vía Instagram para invitarnos a colaborar realizando un manifiesto en conjunto en contra de la violencia policial, sobre todo tomando en consideración el panorama latinoamericano.

Trabajamos nosotras y en la contraparte, la representante de Pussy Riot en Latinoamérica, una directora de teatro mexicana, Wendy Moira. Ella primero hizo un paneo de toda la situación en Latinoamérica a la cual nosotras agregamos el caso chileno.

Fue curioso porque lo conversamos cerca de abril, pensando lanzar el video la última semana de mayo y luego que se lanzó el video, sucedieron todos los incidentes en Estados Unidos en contra de la policía, entonces fue muy contingente. Estábamos hablando de lo latinoamericano y finalmente nos dimos cuenta que el problema del abuso de poder y la violencia policial, sin querer generalizar,  pareciera ser un problema global.

– En ese manifiesto apelan a la rabia, ¿creen que el Covid-19 la ha hecho aumentar en Chile?

Lea Cáceres: Lo que pasa es que la gente no sabe muy bien cómo canalizar las emociones y es algo super normal porque estamos un contexto de pandemia, que jamás pensamos. Además, Chile tiene una pésima o nula preocupación por la salud mental. Hay mucha presión psicológica, sales y hay un virus por ahí que no se ve, y el gobierno generan más ira de la que hay, provoca más conflicto en la propiedad privada e interna.

Paula Cometa: Es la visibilización de todo lo que se estaba denunciado anteriormente, pero intensificado, porque la salud y educación pública colapsaron, porque todo colapsó nuevamente y este gobierno maneja pésimo la situación, día a día humillan a la gente a través de malas decisiones. Por lo tanto, es evidente la molestia, el cansancio y la rabia que pueden generar, sobre todo en este contexto que no podemos salir a la calle. Más la presencia de Fuerzas Armadas y policiales en la calles.

Daffne Valdés: En esta crisis se ha evidenciado todo, no queda espacio para ocultar o suavizar todas las desigualdades. Ya nadie puede decir que no existe la desigualdad, no pueden seguir disfrazando la realidad y que es cruda. En este contexto, donde las personas se están encontrando directamente con el hambre y la muerte, todas las acciones de parte de las autoridades llegan al punto de ser una burla.

– ¿Cómo creen que la pandemia ha afectado a los movimientos sociales y en concreto a las demandas feministas? 

Lea Cáceres: Primero que todo, no tenemos ministra y segundo, que la institución de Carabineros esté demandando a cuatro mujeres que han dedicado más de dos años a pensar en la cagá que ellos tienen, que repercutió a nivel internacional y que nos estén demandando por eso, es porque nos siguen considerando a las mujeres de muy baja categoría.

Lo que ellos están haciendo es seguir perpetuando este patriarcado asqueroso que nos ha mantenido en silencio y acobardadas en la casa.

Esto simplemente es la demostración concreta que no nos quieren hablando ni pensando. La posición de la mujer en esta sociedad sigue siendo horrenda, no ha cambiado mucho.

Sibila Sotomayor: Nosotras consideramos que las demandas feministas son transversales a todas las demandas sociales, no lo vemos como algo aparte. También creemos que la solución debe ser desde una perspectiva feminista, a este amplio abanico de demandas sociales que tenemos.

Estas últimas semanas hemos estado trabajando en torno a la violencia doméstica. Publicamos hace tres días un video colaborativo acerca de esto, que nos preocupa mucho. Si bien, es un tema constante que tiene distintas formas de expresarse, desde los psicológico a lo simbólico o físico y el punto cúlmine que es el femicidio, se ha visto que tanto en Chile como globalmente. Los índices de violencia doméstica aumentaron de una manera muy alarmante, eso nos demuestra que esta violencia sistemática es intrínseca en nuestras sociedades patriarcales.

Lamentablemente una vez más las solución de parte del gobierno son darte un número que te deriva  a Carabineros que ¡perdón! si fuera yo, no sé si los llamaría, no me sentiría más segura.

Como sociedad, así como se combate el hambre a través de las ollas comunes, por ahora no nos queda más que combatir la violencia doméstica desde las bases, y es complejo porque eso habla de una precariedad abismante.

Lea Cáceres: Que las mujeres que están sufriendo violencia doméstica recuerden que ahora hay redes de mujeres en internet que están dispuestas a colaborar y a ayudar, Claramente no confiamos en la policía, pero si confiamos en las amigas.

– ¿Han sentido miedo tras la demanda de carabineros?

Lea Cáceres: Que te demanden ya es un hostigamiento.

Sibila Sotomayor: En Valparaíso hace casi dos semanas que estamos en cuarentena obligatoria, tenemos que pedir permiso temporal a Carabineros de Chile y evidentemente estamos ahora en un estado de mayor vulnerabilidad ante esa institución.

Daffne Valdés: No hemos pedido permisos por ahora y esperamos no hacerlo, porque si nos sentimos más vulnerables que antes, por ejemplo, a encontrarnos con ellos de frente, a que vean nuestros carnés de identidad y sepan quienes somos.

Ahora inevitablemente igual están presentes de alguna manera en nuestros trabajos, nos preguntamos «qué van a decir de esto» o “nos demandarán por aquello”. De alguna manera están presentes censurando, aunque luchemos contra eso.

Lea Cáceres: Además que son una institución conocida por su abuso de poder. En este momento por más que queramos decir, “vamos para adelante” y obviamente que así será, igualmente tengo miedo y es súper incómodo tener que cambiar mi estilo de vida por una institución que me está asustando y no solo a mí, sino a todos los demás. No es justo.

Sibila Sotomayor: Ellos tendrán al gobierno de su parte, nosotros tenemos el resto del mundo [risas].

Paula Cometa: Esta demanda también vulnera a nuestras familias. La parte buena de toda esta cuestión es que desde distintas instituciones, personas, organismos nacionales e internacionales, desde las artes, la academia, la base social, nos han mandado su apoyo.

Eso es de un agradecimiento indescriptible porque es finalmente una forma de dar cuenta que no estamos solas, y que nuestro trabajo trasciende más allá de un solo rubro, que podría ser el arte, sino que problematiza en el activismo, en el conocimiento. Es histórico. Finalmente es una conjunción histórica de personas que estamos luchando por lo mismo. Eso demuestra que la lucha aunque estemos encerradas, continúa y sigue activa.

.

interferencia.cl/articulos/hablan-lastesis-tras-ser-demandadas-decir-que-por-nosotras-todos-odian-carabineros-es

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More