Chile. Gobierno anuncia cambios a la Ley de Inclusión: “El trasfondo ideológico es beneficiar a unos pocos”

Por Felipe Menares Velásquez, Politika

POLITIKA conversó con el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien criticó los anuncios de la ministra de Educación, Marcela Cubillos. El Gobierno pretende introducir cambios en la Ley de Inclusión, normativa aprobada en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, que terminó con la selección arbitraria de los establecimientos educacionales con financiamiento estatal y […]

POLITIKA conversó con el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien criticó los anuncios de la ministra de Educación, Marcela Cubillos.

El Gobierno pretende introducir cambios en la Ley de Inclusión, normativa aprobada en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, que terminó con la selección arbitraria de los establecimientos educacionales con financiamiento estatal y generó un sistema de admisión aleatorio, a través de una plataforma web.

En los próximos días, la administración piñerista ingresaría el proyecto de ley al Congreso. Sin embargo, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, ya ha dado a conocer los ejes de la iniciativa, uno de los cuales busca reponer la selección para el sistema de ingreso a los denominados “Liceos de Excelencia”.

De acuerdo a lo señalado por Cubillos en entrevista con CNN Chile, el proyecto apunta a que los establecimientos “de excelencia”, a partir de séptimo básico, “puedan seleccionar conforme al mérito académico, pero siempre considerando un 30% de alumnos prioritarios. Dentro de esos alumnos prioritarios igual se selecciona por mérito y esfuerzo académico”. De esta manera, estos liceos podrían terminar seleccionando al 100% de su estudiantado, con criterios como pruebas, rankings y notas.

Para Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, es necesario ver el proyecto antes de dar una “opinión más definitiva”. De todas formas, criticó los anuncios entregados por la titular del Mineduc, los que calificó como “efectistas” y que “no abordan el problema de fondo”, puesto que “siempre quedará gente fuera y no en el colegio al que postuló”.

“Se cambió un sistema de selección, que quedaba bastante al arbitrio de los colegios, por un sistema aleatorio, llamado periodísticamente ‘la tómbola’. En ambos casos, queda gente afuera, porque el problema es que hay pocos colegios que tengan prestigio y condiciones adecuadas. A esos colegios postula mucha gente y un número importante queda afuera. Ese problema no se aborda por parte del Mineduc. La forma de abordarlo sería fortaleciendo el conjunto de la educación pública, de manera tal que todos tengan un cierto nivel, que haga que se distribuyan más o menos parejas las postulaciones de los estudiantes”, expone en diálogo con POLITIKA.

En este sentido, acota que “cuando teníamos un sistema de selección arbitrario, por criterio de los propios colegios, al Instituto Nacional, por ejemplo, postulaban 4 mil estudiantes para 700 cupos. 3.300 quedaban fuera”.

“Beneficiar a unos pocos”

La Ley de Inclusión define cuatro criterios de priorización en el proceso de admisión a los colegios con financiamiento estatal: existencia de hermanas/os que postulen o se encuentren matriculados en el mismo establecimiento, incorporación del 15% de estudiantes prioritarios, la condición de hijo/a de cualquier trabajador/a que preste servicios permanentes en el establecimiento educacional y el haber estado matriculado anteriormente en el colegio al que se postula, salvo que el postulante hubiere sido expulsado con anterioridad del mismo.

Según detalló Cubillos, el Gobierno pretende introducir un quinto criterio, permitiendo a los liceos “reservar un porcentaje, si aún quedan vacantes, hasta un 30% por proyecto educativo”. De esta forma, los establecimientos podrían implementar pruebas de selección o entrevistas a padres (selección de familias), entre otras medidas.

La ministra argumentó al respecto que “el sistema es completamente ciego con respecto a aquellos que se han esforzado”, posición con la que disiente el presidente del Colegio de Profesores. “El trasfondo ideológico del Gobierno es beneficiar a unos pocos, a la élite, a los más talentosos, a los más dotados y el resto, que se joda. Esa es la filosofía que está implícita en los Liceos Bicentenario, en la selección por rendimiento académico, el premio que se otorga a los puntajes nacionales y toda la parafernalia de la reunión con el Presidente”, plantea Mario Aguilar.

Mario Aguilar

“Creo que es una política errada, que en definitiva no otorga a todos las mismas oportunidades y tiene una concepción elitista, una suerte de ley de la selva, donde el más dotado se impone al menos dotado, y que claramente no es la mejor forma de convivencia social. Finalmente, se van creando grupos resentidos, marginados, por ahí uno puede empezar a explicarse la delincuencia, la drogadicción, la violencia, la no adaptación social y numerosos otros problemas; cuando uno debiera apoyar a los menos dotados de mejor forma”, agrega el presidente del Magisterio.

En defensa de los anuncios, Cubillos afirmó que “cuando hay más demanda que oferta, por qué un niño de séptimo u octavo básico no le va valer para nada su esfuerzo atrás. Hay quienes piensan que ese esfuerzo o esas notas es producto casi de la buena suerte que tuvo ese niño”. También sostuvo que “hay que dejar de ver como que el esfuerzo o el mérito sea un tema asociado a un nivel socioeconómico”.

Nuevamente, Mario Aguilar se situó en la vereda contraria y comentó que las investigaciones “señalan exactamente lo contrario a lo que dice la ministra”. Al respecto, explicó que “salvo excepciones, que justamente confirman la regla, la variable socioeconómica es la más determinante y tiene una correlación casi perfecta con el rendimiento académico. Los mejores rendimientos están en los niveles socioeconómicos más altos. Es lamentable que ella, siendo la máxima autoridad en educación, desconozca una información tan básica”.

“Ausencia de una política clara”

Para el dirigente del Colegio de Profesores, que los anuncios de la ministra Cubillos dejen intactos los procesos de selección de los colegios privados es una muestra más de los lineamientos ideológicos que guían al Gobierno. “Para ellos la élite tiene que tener los mayores beneficios, las mejores condiciones y eso va totalmente en concordancia con el no anuncio al control de los colegios particulares”, postula.

En esta línea, también manifestó críticas a la agenda que ha llevado adelante la secretaria de Estado, cuyo primer mediático proyecto fue Aula Segura, normativa aprobada en noviembre y que permite a los directores de establecimientos el inicio de procesos de expulsión contra estudiantes involucrados en hechos de violencia, agresiones sexuales, que porten armas o que dañen la infraestructura de los recintos.

Para el presidente del Magisterio ese tipo de proyectos es una muestra de la “falta de una política educacional clara, con un plan o una carta de navegación”. En este sentido agrega que “hasta ahora, lo que uno aprecia es efectismo con medidas que son llamativas, en términos comunicacionales, como Aula Segura, que no va a solucionar absolutamente nada respecto de la convivencia. Son medidas efectistas para mantener una cierta presencia comunicacional del Ministerio, ante la ausencia de una política clara”.

COLABORA CON KAOS