Chile. Funcionarios públicos rechazan economicismo de Piñera y no asistirán a puestos de trabajo

Publicidad

La ANEF tiene la posibilidad de convertirse en un eje aglutinador del descontento social, anterior incluso que la pandemia, para enfrentar de manera más coordinada las luchas populares que iniciaron en Chile el 18 de octubre de 2019.

Esta mañana, en la sede de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF, y resguardando las medidas sanitarias, se desarrolló una conferencia de prensa. La Agrupación rechazó el oficio circular N°18 del régimen de Piñera, el que instruye a los funcionarios públicos a volver a sus puestos de trabajo de modo presencial, en plena expansión de la pandemia Covid-19.

El presidente de la Confederación, José Pérez Debelli, aclaró que los trabajadores del Estado están laborando con la modalidad de trabajo remoto, y que las funciones críticas se están cumpliendo. No obstante, calificó de “irresponsable” la orden del gobierno de volver a trabajar de manera física en las oficinas de la administración estatal, debido a que no están las garantías para cuidar la salud de los trabajadores del Estado y de la población. Hay temor de que los servicios públicos se transformen en focos de contagios masivos del coronavirus.

“No puede ser que la economía esté por sobre las vidas humanas. Es por eso, que reiteramos nuestro llamado a que los funcionarios públicos no asistan este lunes 20 de abril a sus puestos de trabajo, a que sigan trabajando de manera remota, no es un capricho es por autocuidado. También queremos anunciar que vamos a interponer recursos de protección en todo el país para poder revertir esta nefasta medida”, señaló el presidente de la ANEF.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, respaldó a la Agrupación y a los trabajadores del Estado, y anunció que la Central, en conjunto con la Mesa del Sector Público, efectuarán una presentación en la Contraloría General de la Contraloría, para que el organismo de control se pronuncie con respecto a la circular N°18.

Por vía remota, entregó un saludo el presidente de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE), Julio Fuentes, y adelantó que se realizarán acciones jurídicas en contra de los gobiernos que pongan en riesgo la salud de la clase trabajadora en esta situación de pandemia.

La ANEF tiene la posibilidad de convertirse en un eje aglutinador del descontento social, anterior incluso que la pandemia, para enfrentar de manera más coordinada las luchas populares que iniciaron en Chile el 18 de octubre de 2019. Tal cual como lo hicieron en su momento los líderes legendarios de esa entidad, Clotario Blest y Tucapel Jiménez (uno fundador de la Central Única de Trabajadores y el otro, asesinado por la dictadura de Pinochet), si la ANEF es capaz encumbrarse más allá de sus intereses gremiales inmediatos, cuenta con la oportunidad de vertebrar, de manera amplia y radicalmente democrática, a los movimientos sociales que sufren, tanto los efectos de la pandemia, como la crisis económica en curso.

La intensificación de la crisis capitalista en el mundo y en Chile, que se traduce en millares de despidos, prohibición de negociar colectivamente, limitación de libertades públicas e individuales; demanda de la autoridad política e independiente de la clase y el pueblo trabajador. La apuesta no es una abstracción: es la manera histórica reciente que las clases populares han empleado para liberar unitariamente sus fuerzas democráticas y diversas frente a la tiranía y a los malos gobiernos en Chile.

Con información de anef.cl

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More