Chile. Estudiantes Secundarixs: La PSU sólo reproduce la desigualdad de clase

Publicidad

El 18 de octubre marcó un antes y un después en nuestra historia: Ninguna ley, política, partido o institución está por sobre la dignidad de nuestro pueblo.

Cuando saltamos el torniquete, cuando la Plaza Italia comenzó a llamarse Plaza de la Dignidad y cuando millones de personas repletamos las calles; se quebró esa ilusión que tenían de que el pueblo chileno se quedaba callado frente a las injusticias. Así como no queremos más AFP que se roben el esfuerzo y trabajo de nuestras familias, tampoco queremos una prueba que se robe nuestros sueños y nuestro futuro. Porque ya no se trataba solamente de 30 pesos más, sino de todos los pilares de un modelo que ricos y poderosos construyeron.

Es por esto que el conjunto de estudiantes secundarias y secundarios autoconvocados en asambleas regionales, territoriales y coordinadoras, hemos decidido ponerle fin a una prueba estandarizada, que lleva años condicionando la vida de los hijos e hijas de los trabajadores, segregando y siendo un pilar fundamental de la educación de mercado que rige desde la dictadura en nuestro país.

¿Cómo íbamos a rendir la PSU mientras tenemos compañeras/os presas/os, mutiladas/os, asesinadas/os y familias enteras estremecidas por el dolor de perder a una/o de las/os suyas/os por luchar por una vida digna?

Le advertimos a la institucionalidad que no volveríamos a la normalidad. Les dijimos que si no aplazaban la Prueba de Selección Universitaria se iban a levantar movilizaciones en cada sede donde se intentara rendir la prueba. Este era solo el primer paso para acabar con un mecanismo que reproduce la desigualdad de clase, permitiendo avanzar hacia un ingreso abierto y sin barreras a la educación superior para todos y todas las estudiantes de Chile.

Como siempre decidieron hacer oídos sordos a las demandas del movimiento estudiantil. Es más, la única respuesta que obtuvimos fue la misma de siempre: Represión. Hubo compañeras/os detenidas/os, golpeadas/os, gaseadas/os y atropelladas/os por quienes históricamente han asesinado al pueblo con el objetivo de defender los intereses de los poderosos de este país.

A pesar de todas las situaciones de violencia que vivimos por parte de las fuerzas represivas, logramos una gran cantidad de sedes donde se canceló la prueba, y finalizamos la jornada del 7 de enero con la suspensión de la prueba de Historia a nivel nacional.

La respuesta del gobierno y sus instituciones hacia nuestra lucha fue criminalizarnos nuevamente, anunciando una querella hacia 34 dirigentes secundarias/os que fueron parte de esta movilización. Pero tal como no pudieron detener el estallido popular, ni 14 años de movilización social; no podrán frenar a las/os secundarias/os, porque somos miles y una querella no podrá contra todas/os.

El llamado es a fortalecer y multiplicar las asambleas autoconvocadas, a seguir avanzando lejos de las instituciones que históricamente nos han dado la espalda y a continuar con más fuerza que nunca en las calles. Seremos estudiantes, trabajadores/as y el pueblo en su conjunto quienes recuperemos el control total de nuestras vidas.

Que se fortalezca y multiplique la solidaridad en la lucha, la cual se hace más necesaria que nunca. Que se mantengan los dos pies en la calle; vamos todas/os juntas/os contra el mismo enemigo.

LO QUE EMPEZAMOS LXS SECUNDARIXS LO TERMINA EL PUEBLO ORGANIZADO A LA CALLE Y SIN MIEDO.

Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarixs

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More