Chile. Estudiantes de Bibliotecología por los DDHH y contra el estado de emergencia

Publicidad

Frente a la gran movilización ciudadana que se ha generado a partir del alza de los pasajes de Metro y que ha sido el corolario de  políticas gubernamentales que han profundizado la desigualdad en nuestro país,  generando una crisis nunca antes vista.  Tomando en cuenta nuestro rol  de custodios del conocimiento, la historia y la memoria, junto con nuestro compromiso de contribuir a la formación de ciudadanos mejor informados, capaces de transformarse en agentes de cambio, que contribuyan a mejorar la sociedad, declaramos que:

Primero.  Apoyamos todas las acciones que  nuestros compatriotas desarrollen, en forma pacífica, con el  propósito de lograr justicia social en nuestro país. Que como bibliotecarios no podemos mantenernos al margen de los sucesos, teniendo el deber ético de practicar la gestión de información; y considerando además, que es urgente realizar aportes que propendan a la instauración de un nuevo pacto social,  que  nos lleve a una mejor posición, para generar libertad de conciencia y así gestar junto a la ciudadanía toda, un mejor y mayor acceso a la educación, una correcta distribución de la riqueza y con ello lograr participar en una sociedad más unida y solidaria.

Segundo.   Rechazamos enérgicamente todos los actos  ejercidos contra manifestantes pacíficos,  cometidos por agentes del Estado y adherimos al dolor de las víctimas y sus familias. Los procesos sociales no se detienen imponiendo un estado de emergencia, esto sólo contribuye a enrarecer el clima social, limitar las libertades individuales y exacerbar la violencia. Tales acciones, atentatorias a los DD.HH. por parte de las instituciones llamadas a proteger y resguardar a la ciudadanía, quebrantan gravemente la democracia y nos hacen rememorar épocas aciagas donde se perdió todo el respeto a la vida.

Tercero.  Queremos señalar que es imperativo  se levante el estado de  emergencia, ya que esta situación lejos de morigerar la crisis, incrementa el malestar de los ciudadanos. La verdadera democracia se construye con el concurso y participación de todos y todas.

Por lo expresado. Hacemos un llamado a  promover el respeto por los derechos humanos y el diálogo, con  la participación plena de todos los estamentos  de la ciudadanía,  para  buscar soluciones al problema de fondo: la desigualdad social, producto de un modelo neoliberal del todo ineficaz, que impide se provoque el cambio social que necesitamos, para construir una nueva identidad y elaborar un constructo cultural cuyo norte sea la integración y la equidad.

LOS ABAJO FIRMANTES, ESTUDIANTES DE BIBLIOTECOLOGÍA.

Araceli Aedo Herrera, César Aguilar Videla, Patricia Andrade Soto, Valeska Araya Nail, Mauricio Burgueño Negrete, Francia Cervando Pizarro, Margarita Cifuentes Achiardi, Ianka Ferrada Lucero, Fernando Sánchez Prieto, Claudia Gálvez Bertero, Marcela González Palma, Angélica Guzmán Martínez, Makarena Jara Peñaloza, María José Ogaz López, Carolina Peñaloza Delgado, Karen Pereira Cayún, Susana Pineda Salazar, Natalie Ramírez Colombino, Verónica Riveros Álvarez, Náyade Rubilar Vásquez, Hernán Torres Sobarzo, Rosa Turbes Asenjo, Sandra Valenzuela Cisternas, Débora Valenzuela Soto, Stefany Uribe Solís, Carolina Zárate Infante, Daniel Zapata Cofré.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More