Chile. Empresa reconoce fuga de 26 mil salmones en Chiloé

Por Politika

Sernapesca presentó una denuncia contra Productos del Mar Ventisqueros S.A. ante la Superintendencia del Medio Ambiente. La empresa salmonera Productos del Mar Ventisqueros S.A. reconoció que la fuga de peces desde el centro de cultivo “Tubildad”, ubicado en la comuna de Quemchi (provincia de Chiloé), alcanzó a un total de 26.830 ejemplares. La cifra representa […]

Sernapesca presentó una denuncia contra Productos del Mar Ventisqueros S.A. ante la Superintendencia del Medio Ambiente.

La empresa salmonera Productos del Mar Ventisqueros S.A. reconoció que la fuga de peces desde el centro de cultivo “Tubildad”, ubicado en la comuna de Quemchi (provincia de Chiloé), alcanzó a un total de 26.830 ejemplares. La cifra representa un 2,7% de la siembra total en esas instalaciones de la empresa.

Según explicó la firma por medio de una declaración pública, en Tubildad “ocurrió un evento de marea y corrientes completamente excepcional e imposible de prever”, contingencia que habría generado “daños en las estructuras y jaulas”. La compañía aseguró que aquel centro tenía peces solo en cinco de las 20 jaulas, que “no se constataron daños o roturas en las redes, pero sí en la estructura”.

Esta no fue la única amenaza ambiental reportada por Ventisqueros. En las últimas semanas, también se registró una situación delicada en el centro de acopio de bahía Chincui, en la ciudad de Puerto Montt.

Pese a que la empresa reconoce que “la alerta fue dada por la presencia inusual de peces en la bahía Chincui”, asegura que “no se observaron daños en redes o estructuras” y que “tampoco se detectaron diferencias entre el stock de peces previo al momento del aviso y el número final de unidades procesadas. Así, descartamos que se haya producido escape de peces en dicho centro”.

Ventisqueros S.A. afirmó que activaron “planes de contingencia, incluyendo la recuperación de peces”. “En ambos casos se dispuso de inmediato la realización de acciones de buceo e inspecciones a través de robots submarinos que, al revisar el estado de las estructuras, jaulas y redes, nos permitiera determinar o descartar una posible fuga de peces de ambos centros”, señaló la compañía en su declaración.

De todas formas, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), ya presentó una denuncia contra la empresa ante la Superintendencia del Medio Ambiente por no notificar en los plazos establecidos en el Reglamento Ambiental (RAMA) el evento de escape de peces desde el centro Tubildad.

El organismo también verificó la existencia de peces escapados en los alrededores del punto de acopio Bahía Chincui y la presencia de salmónidos entre redes peceras y loberas del acopio. Por este motivo y no habiéndose recibido ninguna notificación formal, Sernapesca informó a Ventisqueros de una segunda denuncia, esta vez ante los tribunales ordinarios.

COLABORA CON KAOS