Chile. «El origen fue violento»: la instalación que recuerda a los hermanos Vergara Toledo en Argentina

Publicidad

El artista audiovisual Pablo Manuel Vergara reflexiona mediante videos e imágenes sobre la memoria histórica, específicamente sobre la muerte de sus tres primos a manos del terrorismo de Estado. «Yo no los conocí, pero toda mi vida fui parte de profundas conmemoraciones que transcendían por las mismas palabras que ellos dejaron plasmadas», comenta el artista sobre la historia que inspira la obra.

Ese hombre no sabe que va a morir. Que se irá de este mundo con apenas 25 años. O tal vez sí. En una carta de 1988, escrita a sus padres Luisa y Manuel, dice:

«Estamos hechos de contradicciones. La vida es una gran contradicción. Existe ésta sólo porque existe la muerte». Y luego: «Conocer tantas caras de mi pueblo, tantas cabezas gachas, tantos puños en alto, y sentir esa soledad».

Este texto, de Pablo Vergara Toledo (1963-1988), ex estudiante del Liceo Don Bosco y la Universidad de Santiago, forma parte de la instalación «El origen fue violento», más precisamente del video con el cual el artista Pablo Manuel Vergara (Santiago, 1989) reflexiona sobre la muerte de sus tres primos.

«No me arrepiento de nada, lo digo con sinceridad, de adentro. Soy feliz, inmensamente feliz, aunque en mi corazón los santos, Eduardo y Rafael, no me dejan de golpear, me hieren, me aplastan, lloro, maldigo este régimen, esta historia, maldigo a los claudicantes, a los cobardes (precisamente porque lo soy), maldigo a los cómodos, a los felices en su mundo de mierda, su falso amor, su vida de pájaro», dice en otra parte la misiva.

Reflexión

«Yo no los conocí, pero toda mi vida fui parte de profundas conmemoraciones que transcendían por las mismas palabras que ellos dejaron plasmadas», comenta el artista sobre la historia que inspira la obra.

El caso es tristemente célebre: en 1985, los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, dos miristas de apenas 18 y 20 años, son asesinados por una patrulla de Carabineros en la Villa Francia de Estación Central. Un asesinato que daría origen al Día del Joven Combatiente. En 2010, luego de que el caso pasara de la justicia militar a la civil, tres ex policías serían condenados finalmente por la Corte Suprema a un máximo de 10 años por este caso.

En 1988, un tercer hermano, Pablo, también mirista, de 25 años, fallece junto a la joven Araceli Romo al explotar una bomba en el cerro Las Mariposas, en Temuco. Ambas muertes permanecen impunes. Él había regresado tras tres años en el exilio en España y Argentina junto a su hermana Anita, a la postre la única sobreviviente de los cuatro hermanos.

«El origen fue violento» es una instalación que contiene archivo de prensa y familiar, más producciones propias de vídeos y objetos, en relación a la historia de los hermanos.

«Desde una realidad familiar y la misma colectividad que esta memoria engloba, es que me propuse a rearmar una narración distinta en su forma, pero que siguiera interpelando a nuestras propias realidades y contradicciones como personas», explica Vergara.

«Produje videos que fueran tensionando las temporalidades y contextos. Tomé cierto riesgo de guardar lo que está públicamente a la vista para dejar hablar el mensaje de vida y convicción de lucha que mis primos trasmitían, en cada carta o manifiesto o incluso poner el cuerpo como ejercicio de identidad con respecto a esta historia».

Muestra colectiva

Vergara es artista visual titulado de la Universidad ARCIS y miembro del colectivo de arte PIÑEN. En Buenos Aires inició un posgrado en Lenguajes Artísticos Combinados en la Universidad Nacional de las Artes.

La obra forma fue parte de la muestra «Experiencias ´17 – La premonición», que se desarrolla entre el 4 y 26 de febrero de 2017 en el Centro Cultural Haroldo Conti de Buenos Aires, situado en la ex Escuela Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los principales centros de tortura y exterminio de la dictadura de Jorge Rafael Videla (1976-1983).

La exhibición es una propuesta estética atravesada por la temática de los derechos humanos y la memoria y surgió de unos talleres que se realizaron en la ex ESMA durante el mes de octubre, cruza lenguajes y exploraciones muy distintas entre sí que reconstruyen el pasado para interpelar el presente, según reseñó el diario trasandino Página 12.

La exhibición incluye los proyectos desarrollados durante tres meses durante la residencia de los ocho artistas o colectivos seleccionados. Vergara es el único chileno.

La obra apunta a «reconstituir la memoria biográfica y subversiva del origen del Día del Joven Combatiente, hito social de la historia reciente en Chile», explica Vergara.

De esta forma reescribe «la memoria desde ejercicios que conforman una transacción simbólica entre la calle y la conmemoración, las pretensiones de proyectar un pasado y futuro con la construcción del archivo y la visibilización de un entramado interno en un proceso político y popular».

En cuanto al título, Vergara señala: «soy testigo del dolor de la familia de mis primos, de la impunidad ante la justicia chilena, de la estigmatización de hacer las cosas distintas, con esto me refiero, a la categorización de la lucha subversiva como un ejercicio anacrónico y violento».

«Por esto llamé a este trabajo El origen fue violento, ya que esta memoria está viva por el mismo hecho de no descansar en la pasividad, sino de responder con organización y rebeldía, no aceptar la impunidad y no olvidar».

.

www.elmostrador.cl/cultura/2017/02/08/el-origen-fue-violento-la-instalacion-que-recuerd-a-los-hermanos-vergara-toledo-en-argentina/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More