Chile: El gobierno tambalea, pierde el equilibrio: los poderes amenazan y muestran los dientes

Publicidad

El gobierno, en medio de su crisis e incapacidad para hacer respetar la justicia e imponer probidad de funcionarios, políticos y grandes empresarios, tambalea y opta por atacar a quienes defienden los derechos humanos. Ministro del Interior y jefes de la derecha optan por el camino represivo.

Al estilo de lo que practicaba la dictadura 

para defender su sistema.


Tanto la carta al director de Radio U de Chile de la Directora Ejecutiva de Aministía Internacional en Chile, Ana Piquer ( http://radio.uchile.cl/2015/04/07/carabineros-y-derechos-humanos ) y la sólida respuesta por la Defensa de los Derechos Humanos en Chile de la Directora del INDH, Lorena Piquer(http://radio.uchile.cl/2015/04/07/indh-directora-reafirma-autonomia-del-organismo-ante-cuestionamientos ) ante la embestida de Carabineros y los dirigentes de RN y UDI deben ser evaluados en profundidad: ellos presentan una seria advertencia al momento político.

Esto deja muy clara la posición ante los Derechos Humanos por parte de Carabineros. Pero el problema es incluso más grave: El gobierno, mediante su Ministro del Interior y el Vice Ministros de la misma cartera han indicado que sería adecuado usar el estado de sitio en forma preventiva para ciertas ocasiones. La Directora del INDH fue también muy clara en considerar que esas medidas eran absolutamente inaceptables.

Los ataques ultra represivos del diputado Espina, que pide la salida de la Directora del INDH, Lorena Fries, buscan justificar eliminar todo tipo de críticas cuando la ultra derecha y el gobierno («en su laberinto… como bien lo dice el artículo en el mismo Diario de Radio U de Chile) tratan de protegerse de que se haga justicia ante la corrupción. Mas bien esta protección para los corruptos de la crisis recién abierta (aunque en práctica por décadas) se beneficia si se aumenta la represión. Obviamente.  Las posiciones del líder de UDI, Jovino Novoa, que está con el agua hasta el cuello, por sus propias prácticas, no son muy distintas de las que tratan de acabar con la defensa de los derechos humanos en el país. Él siempre las ha practicado. Quienes luchan contra la corrupción en forma consecuente, defienden los derechos humanos de personajes, especialmente cuando desenmascara a corruptos y cómplices de la represión como Julio Ponce Lerou que heredara de su suegro, el Dictador mismo, las riquezas que eran bienes nacionales como es la SOQUIMICH. La recuperación de esta para Chile como el cobre deben ser nuevamente puestas en primera línea de las luchas por un país justo y de respeto a la equidad.

Mientras tanto, el ex- Gobernador de Arauco quien defendía el uso de la Ley Anti-Terrorista contra el Mapuche y a favor de las forestales, hoy, como Ministro Peñailillo, no tiene empacho alguno en promover el uso del Estado de Sitio… Dice que en forma preventiva. No hace su trabajo y es uno de los peor evaluados, como todo el gobierno lo es, por su pésimo y sesgado desempeño. Hoy busca el «perdonazo» para los políticos corruptos pero nada ha hecho por cumplir las promesas ni aplicar los veredictos vinculantes para Chile de la Corte Interamericana de Derechos Humanas en relación a que los juicios ilegales e ilegítimos hechos contra el pueblo Mapuche por más de una década deberían ser revisados, revocados y los agredidos por esa práctica inaceptable de (in) Justicia. Los juicios-linchamientos y las huelgas de hambre se oponen, justamente contra estas prácticas de violaciones en justicia.

Ante la muerte reciente de un carabinero es bueno recordar que el Ministerio del interior se dio el lujo (ilegal) de arrestar en forma preventiva a unas doscientas personas en los llamados sectores donde la denuncia por los crímenes no investigados ni juzgados de los hermanos Vergara ocurre. La muerte del carabinero ocurrió en otro sector pero, obviamente, el gobierno en su permanente rutina de acusar sin evidencia, se lo atribuye a terroristas. Muy parecido a las prácticas ocurridas durante los tiempos de dictadura abierta.

También es bueno mencionar que las denuncias de la violencia policial contra los jóvenes estudiantes -sin dejar de nombrar al joven estudiante, Manuel Gutiérrez, asesinado por Carabineros con fusil UZI que menciona la Directora de AI- fueron repetidamente mencionadas a la Presidenta Bachelet en su primer período y luego durante su desempeño como Directora de UN Mujeres. Ninguna respuesta, comentario o exigencia de su parte fue hecha para que esos hechos dejaran de ocurrir. Como sabemos, «sus silencios culposos»… nunca favorecen los derechos ni la justicia. Yo fui uno de los firmante en dos ocasiones a su oficina en la NU.

Es de esperar que en la inmovilidad social que se mantiene en el país en este momento de escándalo parece ser usada para buscar un perdonazo a las inmensas estafas y actos de corrupción. Es importante impedir que esta «farándula alternativa» sea para salvar el pellejo de tanto especulador y ladrones que han dirigido el sistema. Chile y la ultra derecha, así como quienes se han coludido en el poder y la corrupción, buscan confundir y establecer mayor represión «a la Pinochet» para salvar a sus políticos y a su sistema. La demanda por una Asamblea Constituyente y una Nueva, democrática y necesaria Constitución debe ser apoyada. Pese lo que pese al gobierno y a la minoría en la que se apoya.

La única defensa aceptable de carabineros es exigirles que cumplan con la defensa de los derechos y no transformarse en los perpetradores de sus violencias, como bien lo dicen Lorena Fries y Ana Piquer. Carabineros y la Derecha atacan el hecho de que el INDH haga precisamente lo que todos debemos hacer: proteger los derechos fundamentales. El registro de las violaciones de derechos humanos en Chile por el Estado (es decir, principalmente, Carabineros y PDI), por los cuatro rincones del país, es vergonzoso. Los sectores de trabajadores, de comunidades, de estudiantes, pescadores, profesores, pobladores sin agua y pueblos indígenas aumentan sus demandas y exigen sus derechos. El aumento de la represión por parte del gobierno y por la derecha y otros que se favorecen para cubrir sus propios fraudes, deben ser identificados como amenazas reales a la lucha por la democracia que hacen los pueblos y sectores populares del país.

El gobierno se tambalea, su Ministro del Interior y asociados en la derecha quieren apoyarse en la represión y en el ataque a quienes exigen la defensa de los Derechos Humanos. Y la Presidenta Presidenta Bachelet sigue en su mutismo complaciente del statu quo. Su «dejar hacer» e ineficiencia está poniendo en primera línea a los halcones y pirañas de la historia… Nada bueno pueden ofrecer. Hoy por hoy, sólo las luchas de los pueblos de este país y los sectores laborales y de las comunidades son la base para buscar una democracia estable y respetable.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More