Chile. Covid: Registro Civil inscribe 63 muertes más que las informadas por el Minsal y anota otras 316 como “sospechosas”

Publicidad

Hasta el lunes 25 de mayo, las autoridades daban cuenta de 806 fallecidos por Covid. Pero a esa fecha el Registro Civil había inscrito 869 decesos en los que se anotó el virus como causa. El mismo servicio también inscribió otras 316 muertes bajo “sospecha” u “observación” de Covid o con examen pendiente. El ministro Mañalich dijo a CIPER que, para incorporar un caso a la estadística oficial, siempre debe haber un examen PCR que compruebe la presencia del virus. Y explicó que la diferencia detectada por CIPER puede deberse a médicos que anotaron Covid en el certificado de defunción, pero que no hay un test PCR que lo acredite. En todo caso, indicó que hay un “desfase” de alrededor de diez casos entre las muertes inscritas y las informadas oficialmente.

Hasta el lunes 25 de mayo –según el reporte oficial que se entregó al día siguiente­– las autoridades contabilizaban 806 fallecidos por Covid-19. No obstante, las inscripciones de defunción hechas por el Registro Civil entre el 1 de marzo y ese 25 de mayo señalan que en 869 decesos los médicos que certificaron esas muertes indicaron la presencia del virus. Esto es, 63 muertes más que las informadas oficialmente (un aumento de 8%). Además, los datos que maneja el Registro Civil muestran que hay otros 316 casos en que los médicos hicieron anotaciones en los certificados de defunción que indican la sospecha de que podría tratarse de personas que murieron contagiadas.

Así lo informó el Registro Civil en respuesta a una solicitud de acceso a información pública (Ley de Transparencia) ingresada por uno de los autores de este reportaje. Lo que se pidió fue “el número total de personas fallecidas con causa de muerte en certificado de defunción por SARS-CoV-2 ‘Covid-19’”.

Las cifras entregadas por el Servicio de Registro Civil e Identificación (SRCeI) deben entenderse como preliminares. Requieren ser escrutadas por el Departamento de Estadísticas e Información de Salud del Minsal (DEIS) –que analiza el historial médico asociado a cada deceso– y procesadas por Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para convertirse en estadísticas oficiales. Ese proceso puede tomar meses y hasta años. Por lo mismo, CIPER publica estas cifras del Registro Civil porque, sin ser estadísticas definitivas, aportan información de interés público emitida por una fuente oficial.

Consultado por CIPER, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, admitió que hay una diferencia acumulada de decesos cuya causa es Covid y que no se han ingresado a la estadística oficial del Minsal, pero que solo es de alrededor de 10 casos. Esto se debe, dijo, a que en algunos fallecimientos se debe esperar el resultado del examen PCR (que detecta el virus), lo que puede tardar en promedio cuatro o cinco días. En ese período de “latencia” se produce el desfase. Una vez que el test comprueba la existencia de Covid, el caso se suma a la estadística.

El número de decesos por Covid que informa el ministerio se construye sobre la base de los reportes que recibe el sistema Epivigila –alimentado a diario en cada centro asistencial del país­– y de las inscripciones del Registro Civil donde se anotó el virus como causa de muerte. Pero en ambos casos –Epivigila y Registro Civil– se requiere un examen PCR positivo que confirme que la persona estaba contagiada al momento de su deceso.

“Al día de hoy (miércoles 27), Epivigila tiene registro solo de 395 fallecidos comprobados (con Covid). El resto tenemos que diariamente completarlo cumpliendo dos condiciones: certificado de defunción que mencione Covid en cualquier forma (causa de muerte inmediata u originaria, o sospecha), más un informe PCR positivo en la base de datos de laboratorio. Esta última condición genera un desfase de más o menos cuatro días y una falta de precisión de 10 casos”, explicó el ministro.

A juicio de Mañalich, la diferencia de 63 casos que detectó CIPER entre las inscripciones del SRCeI y la estadística que informa el Minsal, puede deberse a que el médico anota el virus como causa en el certificado de defunción, basado en su observación clínica, pero sin que exista un examen que lo compruebe:

-Al final esto depende de la mano de un médico que sospecha o cree, a lo mejor vio un caso de neumonía y puso “neumonía por Covid”, pero eso no se comprobó en un examen de laboratorio y el doctor hace el certificado en un momento en que no tiene el examen en la mano, como ocurre cuando el paciente evoluciona rápidamente a la muerte o fallece en el domicilio (…). En este momento hay dos personas exclusivamente dedicadas a revisar los informes de registro civil y cuáles son los laboratorios que han informado el examen positivo.

El Colegio Médico (Colmed) informó a CIPER que este jueves 28 difundirá entre sus asociados un manual para estandarizar los certificados de defunción relacionados con Covid. El doctor Roberto Estay, del Departamento de Políticas de Salud y Estudios del Colmed, dijo a CIPER: “Es una falencia que tenemos (la falta de protocolo o manual para hacer la inscripción). Y explica en parte algunas imprecisiones que estamos teniendo en la manera de certificación de defunciones Covid. Y por eso, desde el Colegio Médico, estamos trabajándolo. Mañana (28 de mayo) vamos a sacar una especie de manual de orientación para el llenado del certificado de defunción”.

El doctor Estay señaló que esto es clave en el escenario actual: “Epidemiológicamente, lo que estamos viendo es que cualquier caso de insuficiencia respiratoria, aunque no tengamos el examen, debiera sospecharse como Covid-19. Y eso es lo que recomienda la OMS (…). Sabemos, y tenemos reportes de vigilancia epidemiológica, que de los virus que circulan hoy, por ejemplo, en la Región Metropolitana, hay una mínima cantidad que no son coronavirus. Por tanto, todas nuestras causas respiratorias deberíamos elevarlas, teniendo PCR o no”.

En relación a los 316 casos en los que las inscripciones del Registro Civil indican “sospecha” de Covid, el ministro Mañalich dijo que siempre debe haber un examen que lo certifique para que terminen ingresando al conteo oficial. Por lo mismo, indicó, se ha reglamentado que los centros asistenciales hagan examen a todas las personas que presenten insuficiencias respiratorias agudas, incluyendo a ya fallecidos. “Tenemos casos en que la hora de toma del examen es posterior a la del fallecimiento”, señaló.

De todas formas, el ministro admitió que habrá casos en los que nunca se sabrá si la persona tenía o no el virus porque no se aplicó el examen o la muestra que se tomó no resultó útil. Eso puede ocurrir, particularmente, en los casos de fallecimientos domiciliarios por afecciones respiratorias, aunque Mañalich dijo que en la base del Minsal son una porción muy pequeña de las defunciones registradas.

CAUSA INMEDIATA U ORIGINARIA

Las inscripciones de defunción que emite el Registro Civil pueden consignar hasta tres causales de muerte señaladas por el médico que suscribió el documento. En su respuesta a nuestra solicitud de información, el SRCeI indicó que “el Servicio transcribe literalmente lo indicado por el profesional de la salud”.

Según las definiciones aportadas por el Registro Civil las tres causas de muerte que se pueden anotar en un certificado se definen de la siguiente manera:

  • Causa inmediataenfermedad o condición que produjo directamente la muerte.
  • Causa originariaenfermedades, lesiones y tipos de accidente, suicidio u homicidio que ocasionó la causa inmediata.
  • Segunda causa originaria: (corresponde a un apartado que) se completa en el caso de que existan más causas originarias.

CIPER revisó la nómina con 1.198 registros entregada por el SRCeI y separó aquellos casos en que en alguna de las tres causales el doctor que firma el certificado anotó que había presencia de Covid-19 o SARS-CoV-2. Para el período que va entre el 1 de marzo y el 25 de mayo son 869 los decesos que cumplen con esta condición (63 más que las cifras de los reportes oficiales a esa fecha).

En este grupo se cuentan casos en los que las personas fallecieron como consecuencia directa del Covid-19. Estos se presentan, por ejemplo, como causa inmediata por “Neumonía” o “Insuficiencia respiratoria” y como causa originaria se anotó “Covid-19”. También se consideraron decesos en que las personas fallecieron por una patología o condición distinta, pero estaban contagiados por Covid-19 y el médico lo anotó como causa originaria. Ejemplo de lo anterior es un certificado que indica como causa inmediata “obstrucción intestinal” y en las causas secundarias el doctor apuntó la presencia de Covid-19.

Un segundo grupo, mucho más amplio que el anterior, lo constituyen los casos en que el médico anotó la “sospecha” de Covid-19 o escribió “en observación: Covid-19” o consignó que estaba pendiente el resultado de un examen PCR (para detectar el virus). De acuerdo a la revisión que hizo CIPER, entre el 1 de marzo y el 25 de mayo se registraron 316 decesos que fueron inscritos con este tipo de anotaciones.

En el análisis de los antecedentes aportados por el SRCeI, CIPER descartó las defunciones en que se anotó que el examen de detección del virus dio negativo: 13 casos.

Médicos que fueron consultados para este reportaje –pero que pidieron la reserva de sus nombres- aseguraron que, aunque tras la revisión del DEIS y del INE estas cifras pueden variar, si un profesional de la salud certificó la presencia del virus, las probabilidades de un cambio son bajas. Diferencias significativas, señalaron, pueden darse en aquellos decesos en que se anotó “sospecha”, “observación” o que estaban a la espera del resultado del test.

En total, de los 1.198 registros revisados, se encontraron 869 certificados de defunción en que el médico confirma la presencia del virus, 316 en observación o sospecha y 13 cuyo detalle muestra que fue negativo.

REGIÓN METROPOLITANA: LA GRAN DIFERENCIA

Si bien a nivel nacional los datos del SRCeI superan en 63 decesos a los difundidos por el Minsal, en la mayoría de las regiones el número que informa el ministerio es más alto que los que maneja el Registro Civil (vea el gráfico con los cifras comparadas por región). Eso es así, salvo en las regiones de Coquimbo y Metropolitana. Y en esta última es donde se produce la gran diferencia que explica porque el número nacional que surge de las inscripciones hechas por el SRCeI es más alto.

Según la información publicada por el Ministerio de Salud, hasta el lunes 25 de mayo la Región Metropolitana mostraba 567 fallecidos por el virus, mientras los datos del Registro Civil indican  675 decesos para esta zona. Una diferencia de 108 personas (aumento del 19%). La diferencia en la Región de Coquimbo es mucho menor: mientras el Minsal ha informado dos personas fallecidas, las inscripciones del SRCeI suman cinco.

LA CALIDAD DE LOS DATOS

Los antecedentes aportados por el Registro Civil y revisados por CIPER indican que la principal causa inmediata de muerte por Covid-19 es “insuficiencia respiratoria” –en distintos niveles de gravedad­– seguida por “paros cardiacos”. Mientras que en las causales originarias las más reiteradas son “Neumonía por Covid-19”, solo “Covid-19” y, nuevamente, “insuficiencia respiratoria aguda”.

La calidad de los datos entregados por el SRCeI no es la mejor para hacer un trabajo con distinciones más finas. Las distintas nomenclaturas y errores de tipeo lo impiden. A modo de ejemplo, existen causas muy similares –como “Neumonía por Covid-19”, “Neumonía por Covid”, “Neumonía por Sars-cov2” y “Neumonía por Covid19”, entre otras–, pero que no pueden agruparse para hacer un trabajo estadístico más prolijo. Los médicos llenan los certificados normalmente a mano y lo hacen sin la posibilidad de elegir en un sistema estandarizado de clasificación de enfermedades. O sea, cada uno escribe de la forma que le parece mejor.

Esta falta de homogeneidad en los datos no sólo limita su uso, también puede provocar un grave daño al momento de trabajarlos o querer establecer patrones que permitan tener certeza sobre las causales de muertes. Por esa razón, el escrutinio y depuración que hace el DEIS del Ministerio de Salud y que se refleja en las estadísticas oficiales que luego difunde el INE, son procesos necesarios para tener mayor certeza en esta materia.

ciperchile.cl/2020/05/27/covid-registro-civil-inscribe-63-muertes-mas-que-las-informadas-por-el-minsal-y-anota-otras-316-como-sospechosas/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More