Chile. El conflicto inmobiliario en el río Trapen y Panitao Alto en Puerto Montt

Publicidad

El movimiento autónomo para defensa del río Trapen de Puerto Montt ha señalado que enfrentan un grave problema medio ambiental y comunitario en la zona Río Trapen y Panitao Alto.

“El año 2015 se instala la inmobiliaria Pocuro en el sector aledaño a Puerto Montt, Panitao Alto. Presentando factibilidad con la empresa de aguas concesionadas Essal de capitales españoles, posteriormente le adjudicaron a la empresa Sanitaria San Isidro (con conexiones con el partido PPD) encargada de ejecutar la instalación de tuberías que corresponden al desagüe de las 735 casas del proyecto habitacional, esto con destino al Río Trapen. Cabe destacar que según las autoridades fiscalizadoras de la Seremia de medio ambiente, el río no tiene la capacidad de DILUCIÓN. Que en muchos tramos posee poca caudal y movimiento de aguas. En definitiva, el río no posee las características correspondientes para soportar el descargue de las aguas servidas del proyecto inmobiliario”, indica el movimiento.

En Enero del presente año, la inmobiliaria en conjunto con la sanitaria presentaron una declaración de impacto ambiental, lo que fue rechazado por Los Seremias de Ambiente, Transporte, entre otras, absteniéndose de la aprobación, salvo el Seremi de Vivienda. “Una vez rechazado el proyecto, las empresas involucradas presentaron una pertinencia la cual fue aprobada en dos días por el director regional de SEA, lo que evidencia el manejo político y la corrupción en el Estado capitalista chileno”, señala la organización que denuncia.

“Como respuesta a la inminente amenaza a la comunidad, el ecosistema y la identidad de los habitantes del sector Panitao Alto y personas que viven cerca del Río, los habitantes del sector comienzan a organizarse y manifestarse desde el año 2016. Campesinos y lugareños mediante marchas y protestas en la ciudad de Puerto Montt funan a las empresas involucradas, realizándose cortes pacíficos de ruta entre otras actividades, incluyendo el levantamiento de un campamento y control territorial a las orillas del río para presionar a la empresa y autoridades políticas, existiendo un choque y enfrentamiento de los lugareños contra la fuerzas represivas del orden quienes en todo momento han defendido los intereses de los ricos y las empresas que no respetan a las comunidades y la madre tierra”, publica Futa Willi Mapu.

El movimiento autónomo para defensa del río Trapen agrega: “En lo que respecta a la lucha y protección legal del territorio, se han mantenido reuniones con las autoridades, pero estas están a favor de la destrucción del ecosistema, los ríos, la flora y la fauna local, además de no respetar la voluntad de las personas que sienten un profundo amor y conexión con el río y el territorio que sería gravemente perjudicado”.

Reafirman que como movimiento autónomo por la defensa del Río Trapen, exigen paralizar las obras de construcción del viaducto que contaminaría el río. Asimismo, buscan que el río no sea punto de descarga, ni que tampoco sea intervenido. A su vez que la empresa y el Estado se encarguen de una solución ecológica y sustentable para la descarga de las aguas, poniéndose fin a la represión de los habitantes del territorio quienes se oponen legítimamente a la destrucción de los ríos.

www.mapuexpress.org/?p=19581

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More