Chile. Aumentan paros y huelgas

Publicidad

A la emblemática paralización de los profesores, se ha sumado esta semana la que es considerada “la más grande de la historia” en el sector privado de la manos del sindicato de Walmart y aquellas iniciadas al interior de la Congregación Salesiana y del Hogar Israelita.

Durante seis semanas han logrado sostener los profesores de Chile su histórica paralización en defensa de la educación pública, período en el cual a través de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, el gobierno del Presidente Sebastián Piñera se ha negado a responder satisfactoriamente a un petitorio que exige mejoras en las condiciones en las que los docentes realizan sus labores.

En el marco de las negociaciones que los educadores han sostenido con el Ejecutivo, hasta ahora una de las piedras de tope para el fin del paro sigue siendo el no reconocimiento del derecho al pago de la mención para las educadoras diferenciales. Ante esta demanda el Gobierno ofreció solo una asignación de $15.000 mensuales condicionada a una capacitación, la que ha sido rechazada por el gremio y particularmente por las principales involucradas.

Walmart, la Congregación Salesiana y el Hogar Israelita

A la emblemática movilización de los docentes se sumó este miércoles el inicio de la anunciada huelga legal de 17 mil trabajadores de la compañía transnacional Walmart, la que ha sido destacada como la “más grande de la historia del sector privado en Chile”.

Agrupados en el Sindicato Interempresa Líder de Trabajadores en Walmart Chile (SIL), los empleados están exigiendo un 4% de reajuste por multifuncionalidad, ante lo que la empresa ha respondido proponiendo solo un 3% más un bono fijo de $50.000, y la eventualidad de 3 mil cesantes frente a la automatización de labores.

Cabe destacar que esta movilización está directamente relacionada con el proceso de automatización que está desarrollando el retail en general y que, según advierten los trabajadores, terminará inevitablemente afectándolos. “Nosotros sabemos que es algo que viene y es inevitable, pero queremos garantías para los trabajadores que van a sufrirla”, ha declarado al respecto Juan Moreno, presidente del SIL. La multifuncionalidad en que se terminaría traduciendo dicha automatización, agregó, “empobrece al trabajador, porque por más funciones gana lo mismo”.

Durante la misma jornada, los 38 socios del Sindicato Hogar Israelita, ubicado en la comuna de Lo Barnechea, paralizaron igualmente sus funciones ante la negativa de la empresa a acceder a las demandas de los trabajadores que desarrollan las labores de cuidado y aseo de personas de la tercera edad, todos de la comunidad judía en Chile.

De acuerdo a lo que informaron, la empresa en más de dos años no habría actualizado las remuneraciones por lo menos al IPC. Junto con ello ha sido acusada por los trabajadores de no estar presente en la mesa de negociación, delegando dicha participación al abogado que la representa.

Un día antes, el Sindicato de Trabajadores del Establecimiento Salesianos Alameda inició también una huelga legal luego de no llegar a un acuerdo en el proceso de negociación colectiva con la Congregación Salesiana. Los funcionarios han rechazado las ofertas de aumento salarial realizadas por los religiosos. Están exigiendo un bono marzo de $100.000; un aumento en el bono de locomoción y colación de $10.000, respectivamente, y un reajuste en el sueldo base en razón del IPC anual que se encuentra entre un 2 y un 2,5%.

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More