Chile. Ambientalistas en resistencia bloquearon obras de la central Hidroñuble en San Fabián

Esta semana, vecinos y activistas contra los megaproyectos hidroeléctricos en la cuenca del río Ñuble se manifestaron bloqueando las faenas de construcción de la bocatoma de la central Hidroñuble de Eléctrica Puntilla S.A. Exigen la paralización total de las obras y la revocación de la Resolución de Calificación Ambiental debido a la larga seguidilla de impactos socioambientales e incumplimientos que ha presentado el proyecto durante su desarrollo desde 2015 a la fecha.

Durante la tarde del pasado lunes 22 de enero, vecinos de San Fabián realizaron una toma de las faenas de la bocatoma de la central Hidroñuble que la empresa Agrosonda construye en el sector El Caracol. En lo que calificaron como “una acción desesperada” los manifestantes que ingresaron por tierra y río, buscan que la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) cierre las obras del proyecto mientras se realice un nuevo proceso de evaluación ambiental.

Según señalaron desde la agrupación Ñuble Libre a través de un comunicado la central realiza sus faenas fuera de los plazos establecidos en la resolución que calificó favorablemente al proyecto en 2007. Señalan que debido a que los plazos de construcción contemplaron una duración de 3 años, “Los 3 años de ejecución los contabilizamos desde el 1 de abril del año 2014 fecha en que la empresa Hidroñuble o Hidroeléctrica Ñuble Spa titular del proyecto, informó inicio de ejecución de las obras a la Superintendencia de Medio Ambiente”.

Hasta ahora la empresa declara llevar únicamente un 10% de avance del proyecto y durante la construcción ya se han denunciado múltiples impactos en la zona tales como acopios ilegales de material, tránsito de maquinaria por puentes no habilitados para ello, tala de bosque nativo y vertimiento de material terrígeno y residuos de construcción al río.

En su comunicado público, la Agrupación Ñuble Libre señala que la continuación de estas obras fuera del plazo establecido implican la continuación de los impactos ambientales y sociales en la comuna refiriéndose específicamente a la tensión y polarización social, afectación psicológica y de calidad de vida de la población local, el aumento de tránsito de vehículos por las rutas y caminos comunales, la afectación del turismo como medio de subsistencia de la comunidad, la utilización de infraestructura social y servicios básicos por trabajadores de la empresa (CESFAM, Recintos de Salud de Educación) y la prolongación del daño al ecosistema.

Cabe recordar que los principales impactos ambientales de la generación hidroeléctrica y sus obras asociadas incluyen la inundación de tierras, migración forzada, pérdida de conectividad en el río, cambio en las características físicas del río, descomposición de materia orgánica en sitios inundados, fragmentación del hábitat, pérdida de biodiversidad y facilitación en la introducción de especies exóticas y potencialmente invasoras, entre otros.

Hace algunas semanas, vecinos de San Fabián habían denunciado a la empresa por vertimiento de material terrígeno desde las tronaduras con explosivos que realiza la contratista de Agrosonda en el sector El Caracol.

En junio de 2016, habitantes de la comuna de San Fabián también habían denunciado el vertimiento de desechos al río “principalmente derivados del hormigonado, mediante una manguera de color azul escondida, que atraviesa un muro de la bocatoma por una abertura artificial”.

La central Hidroñuble o “Central Ñuble de Pasada”, declaró una inversión inicial de 140 millones de dólares, una potencia instalada de 136 MW y pretende aprovechar el potencial hidroeléctrico del río entre su confluencia con el estero Damas y un punto ubicado unos 3 km aguas arriba del pueblo de San Fabián de Alico. El proyecto considera el desvío del 92% del cauce en un tramo de 20 kilómetros del río mediante un canal de aducción en la ladera norte del valle.

La dueña actual del 100% de las acciones del proyecto es Hidroeléctrica Ñuble SpA, filial de la empresa Eléctrica Puntilla S.A. de la Asociación de Canalistas del Maipo. Anteriormente, el proyecto fue desarrollado por Enerplus S.A. y Transnet S.A., ambas filiales de Compañía General de Electricidad (CGE).

Las obras civiles de la central hidroeléctrica Ñuble son llevadas a cabo por la empresa Vial y Vives – DSD S.A. El equipamiento y montaje se encuentra a cargo del grupo Andritz (consorcio compuesto por Andritz Hydro GmbH; Andritz Hydro S.r.l. unipersonale y Andritz Chile Ltda.)

También puedes ver: [VIDEO] Desastre en el río Ñuble: megaproyectos hidroeléctricos en una reserva de la Biósfera

resumen.cl/articulos/manifestantes-bloquearon-obras-la-central-hidronuble-san-fabian

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS