Chiclana rinde tributo a las víctimas del genocidio franquista en el cementerio municipal de San Juan Bautista

Publicidad

Con el título «Nuestra memoria: Homenaje a los anarquistas, anarcosindicalistas y represaliados en Chiclana», la Confederación Nacional del Trabajo, adherida a la International Working People’s Association (IWPA) –Asociación Internacional de los Trabajadores– (C.N.T. – A.I.T.) de dicho municipio de la Bahía de Cádiz, ha organizado para el próximo domingo 07 de octubre de 2018  un «acto de homenaje y recuerdo a los anarquistas, anarcosindicalistas y represaliados en Chiclana», que fueron asesinados tras el golpe de estado fascista de 1936.
Según la organización del evento, la cita tendrá lugar en el cementerio de San Juan Bautista de Chiclana donde «se les rendirá tributo a las 11.00 horas a estos hombres y mujeres que se atrevieron a pensar que una Sociedad más justa, era posible, y pagaron por ello con sus vidas».
Hemos de recordar que las actividades relacionadas con la «recuperación de la memoria histórica» en Chiclana de la Frontera se remonta con la aparición pública de la otrora activa «Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica Política y Social de Chiclana» en mayo de 2008, cuyo primer acto público de envergadura fue precisamente un evento muy parecido al que hoy anunciamos, teniendo lugar en julio de dicho año y coincidiendo con el 72 aniversario del golpe de estado de julio de 1936.

20 de julio de 2008. Ofrenda floral en el Cementerio de San Juan Bautista en Chiclana.

A pesar del tiempo transcurrido, las palabras que fueron difundidas entonces están registradas en nuestra hemeroteca particular, y no podemos dejar de recordarlas, precisamente por su vigencia y por las circunstancias históricas actuales, y muy especialmente cuando se afirmó que la «recuperación de la memoria histórica» era un proceso colectivo que «afecta a toda la sociedad española en su conjunto», y que debía de ser un ejercicio de higiene social que «permita conocer y reconocer los horrores y las aberraciones de la sublevación franquista, de la guerra civil y la dictadura por ella generada, y su sistema de eliminación institucionalizado del adversario realizado durante décadas».

De igual modo, también se indicó que la «Memoria Histórica» debía de ser un elemento común «para la tolerancia y la convivencia democrática de todos los españoles, para ir avanzando por el sendero de la fraternidad y el respeto mutuo, para que sobre nuestra tierra ondee siempre victoriosa la hermosa bandera de la libertad y de la justicia…».
Palabras dichas y escritas que fueron ampliadas en diferentes eventos posteriores, como el acto de homenaje realizado un año más tarde en el mismo lugar, donde se planteó que para ciertas personas, este tipo de actividades «les puede parecer revanchismo, o querer remover el pasado», argumentando que fueron los golpistas quienes «sí tuvieron cuarenta años de revanchismo, ensalzando a los suyos, a los verdugos, a los héroes de la ‘Cruzada Nacional’…».
Durante aquel 26 de julio de 2009 también se recordó algo que padecemos hoy en día, y que permanece sin solución en muchos municipios de Andalucía, como es el caso de Jerez de la Frontera. Nos referimos a la cuestión del nomenclátor relacionado con la guerra civil y el golpismo en nuestras ciudades -así como el de la «educación» (o reeducación represora)- impuesta por la dictadura, y a las nefastas consecuencias que supuso para la población .

Tal y como se dijo en aquella ocasión:

«Pusieron sus nombres y sus signos en las calles, en los edificios, en todas partes, para recordarnos constantemente a todos los españoles que habían vencido, algunos incluso fueron canonizados, elevados a los altares. A los niños en las escuelas se les inculcaba la moral fascista y se les obligaba a cantar sus himnos, y se les sometía constantemente a todo tipo de castigos físicos y psicológicos; a muchas mujeres de los ‘rojos’ -como ellos las llamaban-, se les cortaba el pelo, se les daba aceite de ricino y se las exhibía en público para que se mofaran de ellas; aquí en Chiclana se las llevaban a la puerta de la plaza… Eso sí que era revanchismo…».

Después de una década, vemos con especial interés el renovado plan memorialista en el municipio de Chiclana de la Frontera, especialmente cuando Europa está siendo testigo de que el siglo XXI se está empezando a convertir en una burda trasposición accidentada de sus propios números romanos para parecerse peligrosamente a aquel siglo XIX de la vieja Europa de los nacionalismos que dieron lugar posteriormente a la etapa más oscura de la historia de la humanidad del siglo XX.


Fuentes: 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More