Chávez elige al presidente de Colombia

El estamento político colombiano está indignado, desde la extrema derecha del partido de la U pasando por el partido Liberal, los Verdes, los Radicales, los Conservadores, la izquierda del Polo Democrático, denuncian la injerencia del presidente venezolano Hugo Chávez en las elecciones del próximo día de 30 de mayo.

-Cómo se atreve ese desgraciado veneco a desafiarnos, ¡qué se habrá creído! -El presidente Uribe nervioso tartamuedea- «No podemos permitir que un gobierno extranjero (innombrable) conspire contra nuestras instituciones democrática

Chávez le echa leña al fuego: «si el pueblo colombiano elige al mafioso de Santos de ninguna manera lo voy a recibir en Caracas. Él es el candidato de la guerra, el yanqui número uno de Colombia. Que se atengan a las consecuencias pues las relaciones seguirán congeladas y el comerció caerá a los mínimos»

Esta amenaza pone a temblar aún más a los empresarios, a los industriales, a los inversionistas. Las exportaciones colombianas a Venezuela han sufrido un duro revés a partir de la firma del tratado que permite a los EEUU utilizar 7 bases militares colombianas. Igualmente el gobierno ecuatoriano, tras el bombardeo del ejército colombiano al campamento de Raúl Reyes, rompió las relaciones diplomáticas y restringió los intercambios comerciales.

Muchas fábricas han tenido que cerrar y miles de trabajadores han quedado cesantes.Todo esto sumado a la crísis económica y la recesión mundial son argumentos suficientes para entender la gravedad del asunto.

Venezuela es uno de los destinos más importantes de las exportaciones colombianas entre las que se cuentan productos farmacéuticos, alimenticios, vehículos, autopartes, calzado y textiles. El comercio bilateral genera miles y miles de empleos directos e indirectos y sus perspectivas de crecimiento se afianzaban año tras año.

Históricamente han existido unos intereses económicos y lazos afectivos muy estrechos. Además, dos millones de colombianos viven Venezuela, de los que 250.000 son desplazados por el conflicto interno.

Las exportaciones, que en los buenos tiempos llegaban a los 7000 millones de dólares, hoy apenas alcanzan los 1000 millones. De lado y lado de la frontera las pérdidas son cuantiosas pues la economía venezolana y la colombiana son interdependientes. La ciudad de Cúcuta, en el Norte de Santander y San Cristobal de Táchira están a punto de ser declaradas zonas de emergencia.

El candidato de la U o sea de Uribe, don Juan Manuel Santos, que hasta hace unos meses partía como favorito, hoy ve peligrar su deseo de alcanzar la presidencia de la república. A este criminal la justicia ecuatoriana lo acusa de planificar el bombardeo al campamento de Raúl Reyes que acabó en una masacre y a la vez que Venezuela lo considera cómplice de los grupos paramilitares que se infiltran en su territorio para desestabilizar el gobierno.

Estos señalamientos lo ponen contra las cuerdas y mordiéndose la lengua se declara dispuesto a dialogar con Hugo Chávez, con Correa o con quien sea con tal de normalizar las relaciones. Utiliza el clásico «primero disparen y luego pidan disculpas». El sabe que un buen porcentaje de los electores ya sea porque habitan en las regiones fronterizas o porque hacen parte de los gremios, los empresarios, los trabajadores y transportadores están profundamente afectados por el tema.

En las próximas elecciones presidenciales se decidirá entre la continuidad del régimen uribista, o sea,la violencia, la corrupción, el paramilitarismo, la miseria institucionalizadao el proyecto mágico-pedagógico del Partido Verde liderado por el visionario filósofo y matemático Antanas Mokus que sorpresivamente -según las últimas encuestas- alcanza un 35% de la intención de voto.

Desde el Palacio de Miraflores en Caracas, Chávez se erige en el arbitro de la contienda. Igual que Cesar en el coliseo romano con el pulgar en alto decide a quien hay que condenar y a quien hay que perdonarle la vida. Estudia minuciosamente el curriculum de los candidatos y emite su veredicto: “cuidado con votar por el representante de la oligarquía, ese peón del imperio norteamericano que si llega al poder es capaz de provocar una catástrofe regional&nbsp »

De inmediato los cachacos ponen el grito en el cielo: –pero cómo se atreve ese miserable a tirarnos de las orejas como si fuéramos unos mocosos. Los medios de comunicación colombianos inician el contraataque y lanzan un bombardeo virtual sin precedentes: Chávez por aquí, Chávez por allá, el disco rayado se repite una y otra vez: truhan , asesino, guerrillero, bocazas. Necesitan un muro de las lamentaciones sobre el cual desahogar su ira contenida. Los cachacos encopetados utilizando el castellano más puro y correcto arremeten contra el comandante y no se cansan de vociferar: Chávez el demonio, perro ladrador, gorila, King Kong comunista, el Atila del Orinoco, Chávez hijo de tal , Chávez hijo de cual

No saben que inventar para ofenderlo y denigrarlo, levantan vallas publicitarias donde se le caricaturiza, venden rollos de papel higiénico con su imagen, practican al tiro blanco con su silueta en los cuarteles, el fusilamiento continúa en las páginas de Internet, Facebook,Tuenti,Twitter o SMS de celular. No hay argumentos sino consignas apasionadas en un intento por exacerbar el nacionalismo barato y provocar la indignación de la masa. –Con las banderas en alto y al grito de ¡viva Colombia! cerremos filas con nuestro presidente.

Se ha alborotado el gallinero –Esto es el colmo. No podemos permitir que un loco nos insulte. Nosotros somos una de las democracias más prestigiosas del continente La opinión pública se tira de los pelos, los burguesitos, los aristócratas, los terratenientes, las fuerzas vivas enseñan los colmillos, se afilan las uñas. Pero tienen miedo y prefieren ser cautos y no caer en las provocaciones. En Venezuela hay un gallito de pelea que no deja títere con cabeza. –Protestaremos ante las más altas instancias, la OEA, la o­nU y hasta al Santo Padre que vive en Roma. Los colombianos votarán a conciencia sin ninguna imposición extranjera-

La cosa está que arde y el gobierno nacional convoca la célula de crisis, el comité de sabios se devana los sesos por encontrar una salida. Se hace un llamado a los mediadores, a los países amigos la situación es muy tensa y hay que tomar medidas urgentes. En el oficialismo la preocupación es mayúscula pues un bufón de circo, un plebeyo sin pedigre los tiene contra las cuerdas. Los analistas afirman que si la tendencia al alza del Partido Verde se mantiene, tal vez no sería necesaria una segunda vuelta. ¡Por Dios bendito!el uribismo se encuentra en peligro, la seguridad democrática, la mano firme y corazón grande.

La histeria se desata y su alteza don Juan Manuel lanza una sentencia demoledora «A palabras necias oídos sordos» Claro, él es todo un caballero, un hombre educado y sensible perteneciente a una familia de rancio abolengo. Un hijito de papá que estudió en el exclusivo colegio Anglo Colombiano, que se graduó en las universidades de Kansas y Harvard y que a lo largo de su vida ha ocupado cargos públicos de relevancia. Aunque para consagrarse le falta alcanzar la más alta investidura del estado y moverá cielo y tierra para ocupar el trono del Palacio de Nariño. Pero no todo lo que brilla es oro pues detrás de ese macho arrogante y prepotente se esconde una reinona a la que le gusta travestirse y maquillar sus ojitos picarones. Es bien sabido que durante su paso por el Ministerio de Defensa se rodeó de efebos musculosos de los comandos especiales que tenían la sagrada misión de velar por su integridad “física”.

Chávez se reserva el derecho a veto. Desde Venezuela con amor se pone la mano en el pecho y canta el himno nacional colombiano, -dice que se siente colombiano- y seguramente mucho más que esos traidores que nos gobiernan. El presidente de Venezuela, junto a la senadora Piedad Córdoba han sido las figuras claves en los procesos de liberación de varios políticos y militares retenidos por la guerrilla de las Farc. Su máxima ilusión era promover un acuerdo de paz que finiquitara con la guerra fratricida que desangra nuestro país.Y cuando todo iba por buen camino los godos colombianos celosos de su inesperado éxito de la forma más despreciable lo apartaron de su papel de mediador.

Hasta el virrey del imperio, el embajador de Estados Unidos en Bogotá y el secretario de Estado Adjunto para Asuntos de Latinoamérica criticaron la actitud de Chávez –Es una clara injerencia en los asuntos internos colombianos. Lo condenamos ¡Qué cínicos! miren quien habla de intervención extranjera, la potencia imperial culpable de innumerables golpes de estado e invasiones en Latinoamérica, aquellos que quitan y ponen presidentes a su antojo violado la soberanía de nuestros pueblos. Pero como habló en voz alta un venezolano esto es imperdonable. Si, por el contrario, se pronunciara Obama, Clinton s Bush todos serían elogios y felicitaciones.

Hay que reconocer que el único que ha tenido el coraje de bajarle los sumos a Uribe Vélez es el presidente de Venezuela. Hugo Chávez se ha encargado de escupirle todas las verdades en la cara; lo ha tratado de narco, gánster, asesino, matarife, mentiroso,vendepatria, le ha dado palo a diestra y siniestra recordándole todas las atrocidades que ha cometido: los desaparecidos, los desplazados, las fosas comunes, los falsos positivos, sus nexos con el narcotráfico, las escuchas del DAS, la corrupción o el paramilitarismo.

Ni siquiera la izquierda se libra de su arremetida pues el candidato del Polo Democrático, Gustavo Petro, en un claro intento de desmarcarse del chavismo, ha negado cualquier relación con el proyecto bolivariano. Quizás convencido que con este proceder obtendrá mejores resultados en las urnas. A la izquierda Colombiana le han puesto un bozal, es una secta que ha renunciado a las reivindicaciones básicas del socialismo adoptando las doctrinas privatizadoras del libre mercado. No son sino unos burdos imitadores de la clase política tradicional que utiliza los cargos burocráticos como el negocio más lucrativo. El Polo Democrático es un proyecto condenado al fracaso pues apenas cuentan con el 7% de la intención de voto.

En este río revuelto el gran beneficiado es el filósofo, matemático y mimo Antanas Mokus. Hace su aparición el genio de la lámpara maravillosa. Este hipócrita, que antes se manifestaba como uno de los críticos más acérrimos de la revolución bolivariana y del presidente Chávez, ahora afirma que lo admira y lo respeta, se desvive en elogios hacia su persona y ha prometido hacer las paces en cuanto tome posesión de la presidencia. Mokus a pesar de sus indecisiones y torpezas representa la única alternativa viable para derrocar al uribismo. El partido Verde como tal es una creación virtual de las redes sociales Facebook, Tuenti, MySpace,Twitter, un producto de las nuevas tecnologías que cuenta con miles de seguidores pertenecientes a la intelectualidad, los artístas, el mundo estudiantil, y a una clase media inconforme y desilusionada.

A mi no me extrañaría en lo más mínimo que la oligarquía colombiana organice un complot para eliminar a Hugo Chávez. De estos sicarios puede esperarse cualquier cosa; un golpe de estado, contratar un francotirador o colocarle un carro bomba. Las fieras malheridas no saben como saciar su sed de venganza y medios no les faltan para llevar a cabo sus maquiavélicos planes.

Chávez elige al presidente de Colombia. Parece mentira que se dé una situación tan insólita pero el gobierno uribista se lo ha buscado y que asuma las consecuencias. Rendirse en los brazos de Washington y beber de la manita de su emperador no les iba a salir gratis. No hay mayor infamía que aliarse al imperialismo y complotar contra los países hermanos, una traición inaceptable que merece un ejemplar castigo.

El gobierno venezolano ha optado por la táctica más inteligente, es decir, boicotear la economía colombiana y presionar al gobierno para que entre en razón cambie su política. Hay que agradecer al presidente Chávez su invaluable labor pedagógica que viene desarrollado explicándole al pueblo colombiano cuáles son los riesgos que implica votar en la urnas el próximo 30 de mayo a favor de esos monstruos que se alimentan de la muerte y el dolor.

Carlos de Urabá 2010
Investigador de Colombia.


NOTICIAS ANTICAPITALISTAS