CGT lleva a la Inspección de Trabajo la retirada del amianto del CEIP Reggio, que califica de «chapucera»

Publicidad

En una nota, ha añadido en este sentido que «no solo no se ha retirado toda la cubierta que presenta un malísimo estado de conservación y graves riesgos para la salud, si no que la pequeña parte que se ha retirado se ha hecho sin mantener las medidas de seguridad necesarias, aumentando aún más los riesgos para la salud».
Así, ha explicado que el comienzo de esta retirada «no ha sido comunicada» al Ayuntamiento de Puerto Real «a fin de que pudiera realizar un operativo de información a los vecinos de la zona para que actuaran con prevención y manteniendo o cortando el acceso a la zona para que no transitasen viandantes, lo que ha puesto en riesgo la salud de los vecinos y viandantes».
Asimismo, CGT ha señalado que «tampoco han sido avisados los propios trabajadores del Centro educativo, lo que es especialmente grave en el caso del conserje del centro, que tiene su vivienda dentro del centro, colindante a la zona en que se retiró la uralita y que se enteró de tales obras al oir el ruido de las mismas desde su casa». Según el sindicato, «tampoco se ha garantizado la seguridad de los propios trabajadores de la empresa encargada de la retirada al no cumplir las mínimas normas de seguridad e higiene en este tipo de trabajos».
Asimismo, CGT ha señalado que «la mayor parte de la cubierta del centro sigue presentando la presencia de amianto con gran peligrosidad, al estar igualmente cubierta de uralita que presenta las mismas características de mal estado de conservación que las retiradas» Por ello, al igual que el AMPA del colegio, ha exigido la retirada total de la cubierta de uralita del centro, ya que «está sobradamente demostrado técnicamente el mal estado y peligrosodad de toda la cubierta».

enlace

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More