CGT-LKN ante la Huelga General del día 30 de enero

Publicidad

Ante los numerosos  escritos, dimes y diretes e interpretaciones intencionadamente tergiversadoras desde diferentes ambitos, del posicionamiento de CGT-LKN Euskal Herria ante la H.General convocada por los sindicatos nacionalistas y apoyada por parte del Movimiento de Pensionistas (M.P.),   CGT-LKN quiere manifestar para dejar meridianamente claro ante la opinión pública que:

CGT-LKN ha apoyado y apoya las movilizaciones del movimiento de pensionistas, pero NO convoca H.G. del 30 de Enero. El Movimiento de Pensionistas (M.P.) No ha convocado la huelga General del 30 de Enero en Euskal herria, sino los sindicatos nacionalistas de la denominada Carta Social de E.H. (encabezados por ELA y LAB), con unas reivindicaciones cuya centralidad no la ocupan las reivindicaciones del M.P., sino las soberanistas en materia laboral y social, en contradicción con el M.P. que ha sido inclusivo, plural, autónomo e independiente y donde los acuerdos importantes se han tomado por consenso mayoritario, como soporte unitario del mismo.

El apoyo a esta H.G. tomado por mayoría en las coordinadoras del Movimiento de Pensionistas, ha supuesto una quiebra de la unidad del movimiento de pensionistas en E.H., que desde hace 2 años ha demostrado una gran capacidad de movilización y de fuerza popular en la defensa de un sistema público que garantice unas pensiones dignas.

Reivindicar el Marco propio de Relaciones Laborales y Protección Social así como el derecho a decidir como la manera de garantizar el sistema público de pensiones, son reivindicaciones propias de los sindicatos nacionalistas, ajenas a las reivindicaciones unitarias y consensuadas del Movimiento de Pensionistas.

Los convocantes de la Huelga General del 30 de Enero, se olvidan de la reivindicación del Movimiento de Pensionistas contra las bonificaciones fiscales a los planes privados de pensiones (EPSVs), en consonancia con los puestos que ocupan ELA y LAB (junto a CC.OO. y UGT) en las Juntas de Gobierno de las EPSVs (Geroa, Itzarri, Elkarkidetza, etc). Esto supone una pérdida de credibilidad en su discurso de lo «público» ( ya que abre la vía de entrada a la banca, mutuas y fondos de inversión en este apetitoso campo), inaccesibles para las personas trabajadoras pobres y precarias.

Lo anterior constituye una flagrante contradicción con la reivindicación de una sistema público que garantice unas pensiones dignas, a no ser que lo que estén reivindicando ELA y LAB sea un sistema propio vasco de pensiones mixto. Cuestión nada aclarada en la convocatoria de la huelga general.

Para CGT-LKN una huelga general tiene sentido si va contra una medida política, legislativa ya tomada por un Gobierno, o para reivindicar la adopción de una medida concreta. Toda Huelga General, debe ser utilizada de forma excepcional, para que las personas trabajadoras o vinculadas al mundo laboral, entiendan la lucha como natural, asumible y sostenible tras esa jornada.

La H.G. en Euskal herria no va contra ninguna medida, porque lo que reivindica no está, en su mayoría, en manos de los Gobiernos de la CAV y Navarra; es más, se está a la espera de lo que el nuevo Gobierno haga con sus compromisos inmediatos en torno a las pensiones y demás reivindicaciones laborales y sociales. Esta HG es la típica huelga partidaria, política, de unos «agentes» como son ELA y LAB, componentes del movimiento nacionalista.

CGT-LKN para el día 30 de Enero había decidido participar en las manifestaciones, ya que la coordinadora de pensionistas de Euskal Herria acordó en su día que la convocatoria sería: «integradora, plural, amplia, abierta a las aportaciones de cada sector», y el formato de las manifestaciones sería el del Movimiento de pensionistas hasta la fecha: «sin símbolos de partidos y/o sindicatos y se podrán incorporar pancartas con reivindicaciones adecuadas al espíritu de la movilización». Pero, para nada se va a respetar este acuerdo, ya que según el sector de pensionistas que apoya esta convocatoria, en las manifestaciones se exhibirán los símbolos de los sindicatos convocantes y en el acto final intervendrán ELA y LAB.

CGT-LKN no puede apoyar esta movilización como hasta el día de hoy había mantenido. El hábito instaurado en el sindicalismo nacionalista de patrimonializar los movimientos sociales e imponer sus propias reivindicaciones, utilizándolos para sus propios fines, lo debilita y lo instrumentaliza, ya que impide el acuerdo y la participación. CGT-LKN como organización soberana, transversal, libertaria e internacionalista nunca ha permitido ni permitirá que entes ajenos marquen nuestra actividad sindical.

CGT ante la Huelga General del día 30 de Enero

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More