CGT: “La libertad de poder decir lo que pensamos es un derecho fundamental y nunca será delito expresar nuestros sentimientos y pensamientos”

Publicidad

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha mostrado a través de un comunicado su solidaridad con el activista canario, Roberto Mesa Flores, acusado de supuestos “delitos de odio” por verter opiniones y críticas sobre la Monarquía en las redes sociales.

CGT manifiesta su total rechazo a un nuevo caso de persecución por parte del Estado español a la libertad de expresión de las personas, un derecho fundamental que está en serio peligro con la Ley Mordaza.

En este sentido, la organización anarcosindicalista señala que la Ley Mordaza es una normativa que se estudió y se puso en marcha con el único objetivo de perseguir la disidencia de cualquier tipo. Gracias a ella, miles de personas están en el punto de mira de las autoridades, decenas de han sentado ante jueces y fiscales por opiniones y otras muchas están en cárceles o a punto de entrar en ellas.

CGT considera que esta situación no es propia de un Estado que dice ser “de derecho” y “democrático”, y exige el inmediato cierre del procedimiento contra Roberto Mesa Flores y el fin de la persecución contra sindicalistas, tuiteros, periodistas, artistas, cantantes y todo tipo de activistas que usan la palabra para combatir las injusticias de este sistema.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More