CGT denuncia la precariedad y los despidos en DXC (antigua HP)

Publicidad

Desde hace años, ya es muy conocida en Aragón la conflictividad laboral vinculada a los despidos y precarización del empleo en el edificio que Barclays montó en PLAZA en 2011, tanto por Iberalbion, como HP.

La venta de Barclays a Caixa en Otoño de 2014, el ERE de HP en 2014 o las modificaciones sustanciales en 2013 que provocaron un terremoto en el sector de informática, son ejemplos visibles de la política de despidos, subcontratación e inestabilidad del empleo vinculadas a estas empresas.

El pasado 23/06, Caixa confirmo a DXC (antigua HP) que no se renovaba el contrato del servicio CRM Clientes y que había decidido elegir a la empresa MST como nuevo proveedor.

Esto afecta a 85 trabajadores de DXC en toda España, de los cuales 35 están en Zaragoza.

Desde el primer momento que CGT conoció que la renovación del contrato estaba en riesgo, ya se puso en contacto con Caixa solicitando que se incluyera una cláusula de subrogación en el contrato, garantizando las condiciones laborales y el 100% de los puestos de trabajo a través del art. 44 ET, tal como se ha defendido por CGT en la mesa del convenio y los tribunales europeos avalan.

Sin embargo, ninguna de las partes han mostrado interés en incluir esas cláusulas y prefieren aplicar el art. 18 del Convenio de Contact Center, lo cual lleva a una negociación individual que anula la negociación colectiva y perjudica gravemente a los trabajadores:

Desde CGT se señala a los CULPABLES de esta situación, a saber:

  • CAIXABANK

Han renovado el servicio a la baja, acogiéndose a una oferta más barata en precio de la que ofertaba DXC, lo cual deja bastante en entredicho las exigencias que luego ponen encima de la mesa para pedir calidad en el servicio. LA CALIDAD DEL SERVICIO SE PAGA, señores de la Obra Social…

Sin embargo, conocedores que la calidad del servicio se fundamenta en la experiencia y formación de la plantilla, como cualquier servicio de atención al cliente, han exigido a MST el mayor esfuerzo económico para llevarse al 100% de la plantilla.

Es decir, yo no lo quiero pagar, pero que lo pague MST.

  • MST

Han ganado un contrato con Caixa importante. Ahora tienen que cumplir con ellos, pero ni mucho menos van a asumir más costes de los necesarios. Son conscientes que para dar el servicio correctamente, al menos al principio, necesitan de la plantilla de DXC y por eso están ofreciendo conservar la antigüedad y las condiciones salariales. Pero no seamos ilusos. NO SE QUIEREN LLEVAR A TODA LA PLANTILLA.

Y por otro lado, tenemos a DXC, a la que podríamos tachar de CÓMPLICE de todo el proceso:

  • DXC ha perdido un contrato. Resulta curioso que precisamente con el cambio a DXC y después de prestar este servicio durante 10 años a Caixa, precisamente ahora se haga una oferta al alza, que ha desencadenado la pérdida del servicio y graves riesgos de pérdida de puestos de trabajo.

Hoy por hoy, sólo tienen un objetivo: Aprovechar esta circunstancia para desprenderse de una parte importante de la plantilla, mediante bajas voluntarias, lo cual no les evitará seguir su política de despidos siempre que no superen su margen legal para no entrar en una negociación colectiva. Su modus operandi de siempre, pero en este caso, mediante bajas voluntarias que no les contaran como despidos. Nosotros lo tenemos claro: en esta empresa hay margen para recolocar a todo el personal.

No hace mucho tiempo, HP perdió un contrato con ABANCA en Galicia muy importante que ganó otro proveedor, en ese caso fue Prosegur. Nadie quería aplicar una subrogación manteniendo las condiciones, ya que decían que no era de aplicación el artículo 44, ¿os suena, verdad?. El desenlace de aquello fué que finalmente sí se aplicara dicha subrogación. ¿Cómo lo consiguieron? Con movilizaciones de toda la plantilla: huelga.

Desde CGT se entiende que el perjudicado de todo este proceso individualizado es la plantilla. Desde CGT se indica que solamente la negociación colectiva garantizaría mantener todos los puestos de trabajo y las condiciones laborales.

Visto que todas las partes interesadas (MST, CAIXA y DXC) no quieren ver la negociación colectiva ni en pintura e independientemente de las acciones legales que CGT tomará como sindicato, SOLO QUEDA UNA VÍA PARA OBLIGAR A TODAS LAS PARTES  A NEGOCIAR: LA HUELGA.

CGT, además, ha iniciado una recogida de firmas en Change.org para presionar a la empresa e intentar que esta cambie sus políticas laborales.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More