CGT del Pius Hospital de Valls denuncian la falta de medios de protección

Publicidad

El 14 de marzo de 2020, el consejo de ministro aprueba  el RD 463/2020  por el que se declara el estado de Alarma con motivo de la crisis sanitaria originada por la pandemia del Covid-19. El Servei  catala de salud aprueba a su vez  el 13 de marzo la instrucción sobre medidas especiales en materia de salud pública. El  día 16 de marzo la GESTIO  PIUS HOSPITAL   realiza su propia instrucción previo informe a los representantes de los  trabajadores (informar no está obligada a mas)  activando todos los protocolos de situación de emergencia sanitaria  de fuerza mayor. Aplicando el Estatuto Marco Sanitario no solo a los grupos  afectados por este marco que son I, II, III   y lo  desarrollan con más precisión que los propios hospitales  sujetos  al mismo.

Con todas estas normativas, decretos y leyes el personal sanitario (como el resto de la sociedad en estado de shock  y por la idiosincrasia de un colectivo que vive del cuidado de la salud y la enfermedad de la población) no es consciente de la gravedad en la que se desenvuelve, pues su seguridad, su propia vida va estar en juego. Da la impresión que el Estado ha activado todos los protocolos para controlar y no tanto para proteger la seguridad de los sanitarios.

Nos han cambiado horarios, pasando a hacer turnos de 12 horas, nos han impuesto la movilidad funcional interna, quedan derogadas vacaciones y permisos, mantienen las reducciones  de jornadas por conciliación de la vida laboral y familiar,  pero no se aceptan las solicitudes que piden las trabajadoras motivadas por los inconvenientes familiares que genera el confinamiento.  Un colectivo compuesto mayoritariamente por mujeres han tenido que elegir entre su profesión o familia

Dentro de la jerga militar que acompaño en los primeros días  el seguimiento del Covid-19 donde se nos nombró soldados. ¿A alguien se le ocurre mandar a soldados a  la guerra sin municiones y desnudos?

El ministerio de sanidad ha cambiado los procedimientos o protocolos de actuación en materia de  protección del personal sanitario frente la pandemia del COVID-19  más de 10 veces, cambios que secundaba CATSALUT  y  a su vez  Pius hospital de VALLS  cambiaba a través de su guía de “Actuacio en cas de sospita de Covid-19”cambios que producían una mayor indefensión y desnudez de los sanitarios

Entre estos cambios se  modifica el protocolo a seguir en el caso  de profesionales en contacto con pacientes con coronavirus, el protocolo estándar  se cambia específicamente para personal sanitario; toda la protección que da a personas sensibles no sirve para los sanitarios, la ley de Prevención de Riesgos laborales  queda sin vigencia en los centros hospitalarios, Área de atención primarias o residencias; la seguridad de los Equipos de protección individual (EPIS) es relegada a la disponibilidad, de cada centro que ha dispuesto de la seguridad de los trabajadores según su criterio; bolsas de basura de bata, batas de plásticos diseñadas y confeccionadas por los propios profesionales, batas reutilizadas ,mascarillas no homologadas o utilizadas durante una semana, un control sobre el uso de mascarillas Quirúrgicas donde había que justificar su uso. (No  es de extrañar que los profesionales sanitarios  Españoles ocupen la portada de The New Yort   y se les llame Kamikazes). En eso nos han convertido los protocolos, guías y las direcciones de los Hospitales, avalados por inspecciones de trabajo y Sentencias. El  resultado de todo esto son los 31.053 profesionales sanitarios contaminados y 40 muertos. El ministerio de sanidad en su Plan para la  Transición hacia la nueva Normalidad de 28 de Abril nos  agradece y reconoce nuestra aportación, al mismo tiempo que nos sitúa junto a la población de mayores,  el colectivo que más preocupa en la contención del virus. Todo palabras porque, los mas que necesarios test  para hacer pruebas a trabajadores sanitarios, desconocemos donde se están realizando, en Pius Hospital de Valls, desde luego que no.

Nadie desconoce la situación laboral  de la Sanidad, que viene sufriendo recortes desde 2008, tanto en personal, salarios, privatización y desmantelamiento del sistema público. Hemos denunciado hasta la sociedad la precariedad existente, no habiendo una esperanza de que los gobernantes lo vayan a cambiar.

Sabemos que en  Madrid se despide a los trabajadores sanitarios que fueron llamados con urgencia para enfrentarse al virus. Pues bien, en algunos Centros de Tarragona también se está rescindiendo contratos a personal  eventual en situación de ILT (Incapacidad laboral) por el Coronavirus.

En Pius hospital de Valls  no han tenido la sensibilidad de ampliar las jornadas a personal  en contratación parcial, mientras por otro lado se han pagado horas extras.

El  Govern de la Generalitat  plantea una paga extra para personal Sanitario, bomberos y Mossos, de 1000 euros brutos; para Sanitarios funcionarios, dejando fuera a los profesionales del SISCAT  que suponen el mayor número de trabajadores Sanitarios de Catalunya. Trabajadores que llevan sin cobrar la paga de DPOS desde 2010, que sufrieron a pesar de no ser funcionarios un recorte del 5%.

En octubre de 2019 es votada a favor  en el Parlament una propuesta de la CUP  de incluir en los  presupuestos  una partida destinada a la recuperación de este 5%. Los presupuestos aprobados  esta semana por ERC y  JXC con la abstención de Podem-Comuns dejan fuera esta partida. Algo que no nos extraña, el comité directivo de Gestio Pius hospital de Valls está presidido por el equipo de Gobierno del  Ajuntament de Valls (ERC/JXC) ya conocemos la sensibilidad  y empatía que tienen hacia los trabajadores y sus justas reivindicaciones.

Los héroes  en realidad son mano de obra barata, que ha venido siendo menos despreciados  por nuestros gobernantes y que en adelante si no somos capaces de tomar conciencia y de hacernos de valer, seguiremos desnudos  además  de heridos, las secuelas de la crisis del coronavirus  no está pasando y pasara facturas       . Agradecemos la solidaridad, nos emociona el reconociendo de la gente del pueblo pero mas allá de los aplausos necesitamos su implicación en la defensa de la sanidad pública.

 

Secció Sindical CGT PIUS HOSPITAL DE VALLS.

 

Valls, 1 de mayo de 2020

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More