CGT culpa de la precariedad, la desigualdad y la pobreza a la nueva gramática social del empresariado y la clase política

Publicidad

La Confederación General del Trabajo (CGT) considera que a pesar de las últimas cifras sobre el paro de junio de 2017, que señalan un leve aumento del empleo gracias al turismo, el crecimiento de la macroeconomía y la bajada de los precios de la energía, los puestos de trabajo que se están creando actualmente siguen siendo temporales y precarios.

CGT no puede celebrar que el paro haya descendido en casi 99.000 personas cuando se conoce que para generar un puesto de trabajo se necesitan cuatro contratos. Además, a ello hay que sumarle la desposesión de prestaciones públicas gracias a las políticas neoliberales puestas en marcha por los gobernantes de turno.

CGT explica que el concepto de trabajo se ha transformado, interesando solo la productividad y la competitividad y dando lugar a la desaparición de los Derechos Humanos más elementales.

CGT considera que la sociedad no puede aceptar la precarización de las condiciones de vida y trabajo, y recuerda que la única vía posible y digna para escapar de la “crisis-estafa” es terminar con el modelo capitalista a través de la movilización de las clases asalariadas.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More