CGT considera el acuerdo alcanzado en Nissan como el inicio de una nueva etapa de lucha

Para este sindicato dicho acuerdo, pese a no conseguir la continuidad de la multinacional japonesa en Catalunya, asegura el futuro de toda su plantilla y abre un nuevo camino de lucha hacia la reindustrialización y el mantenimiento del empleo en subcontratas y proveedoras.

Desde la Federación Metalúrgica de CGT (FESIM), han señalado en un comunicado público, que la firma del acuerdo al que se llegó el pasado miércoles en Nissan, y que fue ratificado ayer en la asamblea de trabajadoras y trabajadores, no supone el final de un camino, sino que supone el inicio de una nueva etapa de lucha para asegurar la reindustrialización de las factorías y el futuro laboral y social de las plantillas de las subcontratas y proveedoras.

En este sentido, el sindicato anarcosindicalista ha señalado que pese a que el acuerdo de Nissan no plantea en ningún momento una socialización de las factorías como se proponía desde esta organización, sí que cierra las puertas a los despidos que la dirección de la multinacional quería ejecutar en un primer momento, dando una salida social a la plantilla de más de 51 años, y teniendo casi un año y medio por delante para instaurar un nuevo proyecto industrial que ocupe a la totalidad de la plantilla con una edad inferior.

Desde la CGT entienden que la batalla principal se va a dar ahora en las subcontratas y proveedoras, para las que este sindicato se pone a disposición en su lucha por el mantenimiento del empleo y de un futuro digno.

Desde esta organización consideran que, tal como que ha pasado en Nissan, en las plantillas de estas empresas se tiene que llegar a acuerdos que engloben y den un futuro estable, a sus miles de trabajadoras y trabajadores.

Por último, CGT señala el ejemplo de unidad que se ha dado durante toda esta primera fase del conflicto y considera que tiene que servir de ejemplo para futuras luchas que se van a dar tanto en el entorno de Nissan, como en todo el sector.

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS