Censura y Resistencia: la noche de los digitales rotos…

El Domingo 21 de Noviembre hemos sido testigos de una acción execrable. Diversas cuentas y perfiles en la popular red social Facebook han sido eliminadas al mismo tiempo y sin previo aviso.

Las mismas tienen un denominador común: su solidaridad, militancia y activismo por la digna y justa causa palestina.

Los compañeros eliminados son:

Manuel Tapial (activista y cooperante, integrante del Mavi Mármara y miembro fundamental de la iniciativa Rumbo a Gaza)&nbsp

Abdo Tounsi (militante por la causa palestina y creador de los vídeos de difusión Tunsisol)

Palestina Libre (publicación digital chilena especializada en el conflicto árabe-israelí)

La Estrella Palestina (colectivo especializado en el conflicto árabe-israelí y radio digital Al Hurría)

Marivel Béliz (creadora de la página Todos somos Palestina)&nbsp

Amo a Palestina y usted? (publicación creada por Estela Capovilla)&nbsp

Sabemos perfectamente que el sionismo actúa de esta manera ofensiva en varios frentes, uno de los cuales es el de la red de redes. Sabemos también que existe un grupo de unos 5000 activistas sionistas&nbsp que trabajan en este frente digital: la JIDF (Fuerza de Defensa Judía en Internet, la Jewish Internet Defense Force, en inglés).

Su función es muy simple: denuncian a los administradores, o cualquier contenido que pueda considerarse como antisemita (el mantra cínico y chantajista de siempre), en redes sociales, blogs o servidores que alojan sitios web, etc. También se dedican al hacking y borrado de cuentas en Facebook. Actualmente declaran operar como una red de censura sobre Youtube, Twitter, Facebook, Wikipedia y My Space. Además publican manuales que instruyen a cualquier internauta sobre cómo denunciar cualqueir información contra el Sionismo.

No nos extrañaría nada que este colectivo de insensatos esté detrás de todo esto.

Pero al mismo tiempo es preciso exigir a las autoridades de Facebook que revisen sus criterios técnicos automáticos. Resulta intolerable que denuncias masivas y organizadas provoquen esta censura y despropósito en pleno siglo XXI sin que haya una persona de carne y hueso que filtre estos mecanismos técnicos antes de ninguna decisión drástica.

Por la rehabilitación de las cuentas de los compañeros.

Por la libertad de expresión.&nbsp

No nos callarán.&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS