¿CEAR se suma a la campaña contra Venezuela?

Publicidad

La ONG dice que la que la mayoría de sus solicitantes de asilo político proceden del país latinoamericano

En el marco de la campaña S.O.S. Refugiado, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado en Canarias informaba, en días pasados, se que «la mayoría de sus solicitantes de asilo político en las Islas proceden de Venezuela» (…).

    La campaña mediática orquestada para tratar de derrotar definitivamente el proceso bolivariano de Venezuela no deja de intensificarse. En el Estado español, las cadenas de televisión se prodigan con presuntos reportajes periodísticos, en los que se falsifica descaradamente la naturaleza y las características del conflicto social y político que se vive en el país latinoamericano.

La derecha tradicional redobla sus ataques, mientras los representantes de una supuesta «izquierda» procapitalista que aspira a lavar la cara al Régimen del 78 asienten, de manera cómplice, cuando se les cuestiona sobre la  «persecución política» que – según este relato construido por los mass media– estaría sufriendo la oposición golpista venezolana.

«La declaración sobre el «crecimiento exponencial» de presuntos perseguidos  de Venezuela coincide, ¿casualmente?, con el recrudecimiento de la campaña mediática contra el país latinoamericano»

De esta forma, todos estos actores sociales contribuyen a crear las condiciones para asestar un golpe definitivo al proceso iniciado por Hugo Chávez y, preparan a la opinión pública para que, llegado el caso, acepte con naturalidad cualquier tipo de injerencia externa en la nación sudamericana. Incluida una eventual intervención militar extranjera.

Lo cierto es, no obstante, que en lo que respecta al «tratamiento» que el gobierno bolivariano concede a la oposición derechista de sus país la realidad no puede estar más alejada de esta representación virtual. Como apuntaba recientemente el empresario vasco afincado en Venezuela Agustín Otxotorena, «los opositores violan las leyes o llaman a los militares a dar un golpe de Estado sin que nadie los meta presos».

Esta terrible  impunidad con la que actúan y delinquen los «perseguidos», que obviamente contribuye a darle alas en sus propósitos subversivos, es un hecho fácilmente constatable por quiénes realmente quieran conocer la verdad. Cabe preguntarse, por esta razón, por qué la Comisión Española de Ayuda al Refugiado en Canarias no ha realizado este pequeño esfuerzo de verificación antes de informar sin la más leve acotación crítica -según reportaba hace unos días la agencia EFE – «que la mayoría de los solicitantes de asilo político en Canarias procede de Venezuela, país desde el que se han incrementado de manera exponencial las peticiones en los dos últimos años».

La declaración sobre este «crecimiento exponencial» de presuntos perseguidos de Venezuela, coincidente con la citada campaña mediática, la realizó el coordinador de CEAR en las Islas, Juan Carlos Lorenzo, durante una rueda de prensa celebrada con motivo de la celebración del Día Mundial del Refugiado el próximo 20 de junio.

      «En 2015- apuntó Lorenzo contribuyendo a reforzar la matriz de opinión creada por los grandes medios – se registraron en las islas 116 peticiones de protección, de venezolanos en su mayor parte, seguido de ucranianos y de ciudadanos de Guinea Conakry, Congo y Costa de Marfil».

Sus manifestaciones se producían además, en el marco de una campaña , denominada «SOS Refugiados»  que, significativamente, está apoyada, entre otros colectivos,  por partidos políticos como  Podemos e Izquierda Unida de Canarias. Dos organizaciones que conocen a la perfección cuál es la realidad de Venezuela, aunque prefieran ocultarla de forma oportunista por sus propios intereses electorales.

Conviene recordar que para poder acceder a la condición de asilado o refugiado en España se debe cumplir el requisito de ser una persona «perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual y de no poder regresar a su país de origen por estos motivos». 

«¿Es realmente esta la percepción que, contra toda evidencia, tienen los responsables de CEAR en Canarias sobre Venezuela?»

Resulta lógico suponer  que la  admisión a trámite de la petición implica, por parte de quienes la aceptan, la asunción de que el solicitante proviene de una nación donde se producen este tipo de agresiones, que pondrían en riesgo su integridad física e incluso su propia vida.

¿Es realmente esta la percepción que, contra toda evidencia, tienen los responsables de CEAR en Canarias sobre el país latinoamericano que hoy  es diana de los ataques de las poderes económicos y políticos responsables de las guerras que sí provocan cientos de miles de refugiados?

Sería  oportuno  que los responsables de CEAR en las Islas aclaren qué criterios han utilizado para aceptar, sin fundamentos contrastables, que el Gobierno venezolano empuja a sus ciudadanos a pedir «refugio» en el exterior o que expliquen quiénes persiguen, exactamente, a estos solicitantes de asilo político. En caso contrario, ofrecerían motivos para dudar de la imparcialidad y la honradez con la que esta ONG está desempeñando su labor.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More