CCOO, UGT y CSIF dispuestos a aceptar la congelación salarial de los trabajadores públicos

5

El Gobierno ofrece subir un 0,3% el sueldo de los funcionarios

Si los responsables de los sindicatos UGT, CCOO y CSI-CSIF aceptan la nueva oferta del Gobierno, en 2010 el sueldo de los funcionarios aumentará un 0,3%. El martes por la mañana, el Ejecutivo y los sindicatos cerraron los aspectos técnicos de la Función Pública relacionados con el empleo y el Estatuto del Empleado Público, y por la tarde tuvo lugar otra reunión, en la que la Administración trasladó a los dirigentes de los servicios públicos de los tres sindicatos su nueva oferta salarial, que se traduce en un incremento del 0,3% para 2010 y la garantía «total y absoluta» de que los funcionarios mantendrán su poder adquisitivo, porque el 1 de enero de 2012 recuperarían todo lo que hubieran podido perder hasta entonces.

Según informaron fuentes de la negociación, el Gobierno también flexibilizó su propuesta de cláusula de revisión salarial, tras el rechazo que recibió el lunes su apuesta por una compleja fórmula ligada al IPC, el PIB, el déficit y la evolución del empleo privado. Los sindicatos analizarán el miércoles todas las propuestas, que son inferiores a sus peticiones, pero «razonables» teniendo en cuenta la coyuntura actual.

Convenios colectivos

Por otro lado, UGT y CCOO y las patronales CEOE y Cepyme mantuvieron ayer su primer encuentro después del verano para desbloquear los convenios colectivos pendientes de negociación para el presente ejercicio.

La reunión fue sobre todo una declaración de intenciones, pues tras la ruptura del Diálogo Social en julio (que se mantiene de forma tripartita con el Gobierno) las posturas se había alejado radicalmente. Los representantes sindicales, Ramón Górriz por CCOO y Toni Ferrer por UGT, valoraron positivamente el intercambio de ideas con José María Lacasa, por CEOE y Elías Aparicio, por Cepyme.

Se han emplazado para una reunión el 6 de octubre en la que se intentará limar asperezas para renovar los 1.500 convenios que están pendientes de cerrarse, que afectan a cuatro millones de trabajadores. Por ahora, se estudiará el grado de incumplimiento de los acuerdos. Una vez superada esta fase se podrían estudiar los criterios para la negociación colectiva del año que viene.